Arquidiócesis tiene un nuevo centro para campamentos

Annunciation Heights localizado en Estes Park

Aaron Lambert

Annunciation Heights es el nuevo campamento católico para jóvenes y familias localizado en Estes Park y fue adquirido por la Arquidiócesis de Denver el año pasado. Consta de cuatro cabañas y 188 camas y servirá como hogar para campamentos de verano para jóvenes y familias, programas al aire libre para la primavera y el verano, y retiros para jóvenes, universidades, movimientos y ministerios parroquiales durante todo el año. Se espera que Annunciation Heights proporcione un lugar para que los visitantes se retiren del ajetreo y bullicio de la vida, para reunirse en un bello entorno y para que sean atendidos por un excelente personal y así se acerquen a Cristo.

Ofrece atractivos como una tirolina, (o zip line), pesca en el lago, canoas para remar; un curso de cuerdas bajas y altas y un muro de escalada entre otros.

Kyle Mills, director ejecutivo de Annunciation Heights, explica la razón del nombre de este lugar: “El misterio [de la Anunciación] ayuda a introducir lo que significa ser discípulos de Jesús, ejemplificado por la Santa Madre quien demostró por su fe y docilidad cómo responder al Espíritu Santo en nuestras vidas diciendo: ‘Hágase en mí según tu palabra” (Lc 1, 38).

Mismo legado, nuevas tradiciones

Annunciation Heights está localizado a dos millas del camino a St. Malo, el antiguo campamento juvenil arquidiocesano fundado por Monseñor Joseph Bosetti en 1916 y visitado por San Juan Pablo II en 1993. Este fue devastado por un incendio en el 2011, y aunque había planes para reconstruirlo, un deslave de tierra en el 2013 los arruinó.

Sin embargo, la icónica capilla en las rocas aún sigue de pie. Annunciation Heights utilizará este espacio para sus operaciones. “No necesitaremos reinventar la rueda, más bien podemos aprovechar el legado de dos grandes hombres que caminaron aquí antes que nosotros y nos sentaron una base sólida sobre la cual construir”, indicó Mills

Annunciation Heights se esforzará por construir no solo un programa dinámico de campamento juvenil de verano, sino también campamentos familiares. Abrirá sus primeros dos campamentos familiares en julio y continuará en verano con nuevos campamentos juveniles e infantiles.

Auténtica hospitalidad cristiana

El campamento ha estado operando desde mediados de marzo, y ya ha hospedado varios grupos. En agosto, comenzará un programa de misiones para que jóvenes adultos puedan dirigir y servir, en una misión que dura un año que incluirá formación, oración y servicio. El programa de misioneros será “el corazón y alma” del campamento, dijo Mills. Actualmente se están aceptando solicitudes para el programa.

Un campamento con los brazos abiertos

Si bien Annunciation Heights es principalmente un campamento católico, serán bienvenidos otros grupos de diferentes iglesias y denominaciones cristianas dijo Mills. De hecho, su pintoresca ubicación a las afueras de Estes Park lo convierten en un lugar ideal para cualquier grupo que tenga un retiro.  Así buscará combinar el ecumenismo con la identidad católica.

Annunciation Heights también será la nueva ubicación del siempre popular programa de sensibilización con la creación JPII Outdoor Lab, el cual continuará sirviendo a todas las escuelas católicas de la Arquidiócesis, e incluso prestará servicios en algunas escuelas públicas para sus clases de educación al aire libre.

Este centro servirá para campamentos programados y retiros durante todo el año. No importa quién se quede en el campamento y experimente la belleza de las maravillas naturales que lo rodean, la misión sigue siendo la misma.

“Los jóvenes y las familias están particularmente ávidos de un lugar para encontrarse con Jesús, y de una manera tangible”, dijo Mills. “En el corazón de todo, queremos dar a conocer a Jesús”.

 

Capellán hispano

Para propiciar la fe y el recogimiento en Annunciation Heights, la Arquidiócesis ha nombrado como capellán al Padre Salvador Sánchez.

“No me esperaba este nombramiento, pero el Obispo me consideró por ser bilingüe”, dijo el sacerdote a Denver Catholic en Español. “Creo que hay una pequeña comunidad hispana en las montañas y han estado olvidados por mucho tiempo. Quiero trabajar con ellos, trabajar en el campus de la nueva casa de retiros, organizar muchos retiros en español. Es algo muy emocionante. Los hispanos siempre buscan identificarse con los hispanos, buscan los líderes”, concluyó el padre Salvador.

 

Annunciation Heights: Para reservas vaya a: annunciationheights.org

(970) 586-5689

 

 

 

 

 

Próximamente: Torneo arquidiocesano de futbol crea comunidad a través del deporte

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

El buen ambiente y el olor a carne a la parrilla no faltaron el sábado pasado, cuando con pasión y entrega, jóvenes de diferentes parroquias de la Arquidiócesis de Denver disputaron la final del torneo de futbol para hombres y mujeres, organizado por la Pastoral Juvenil.

(Fotos provistas)

“Aunque fue un torneo muy competitivo, puedo decir que los jóvenes demostraron valores cristianos dentro y fuera del campo”, dijo Alejandra Bravo, coordinadora de la Pastoral Juvenil Hispana de la Arquidiócesis de Denver, señalando cómo el deporte y la fe pueden unirse sanamente y crear comunidad.

El torneo, que contó con la participación de seis equipos de jóvenes adolescentes y jóvenes adultos, acompañados también por dos seminaristas y un sacerdote -el padre José Anibal Chicas de Sacred Heart of Jesus en Boulder-, comenzó el 15 de junio y culminó con la gran final el pasado 13 de julio en Casey Middle School en Boulder.

La final se disputó entre el equipo de jóvenes adultos de Queen of Peace y el equipo “APS”, compuesto por jóvenes adolescentes y adultos de las parroquias Annunciation, Ascension, Presentation of Our Lady, St. Helena, St. Therese y dos seminaristas.

Tras un partido intenso que duró en empate a cero hasta casi el último minuto, el equipo “APS” se coronó campeón por la mínima diferencia.

El grupo de jóvenes adultos de Queen of Peace quedó en segundo lugar y los jóvenes adolescentes de la parroquia Sacred Heart of Jesus en Boulder se llevaron el tercero, seguidos por los jóvenes adolescentes de Ascension y los jóvenes adultos de Our Lady Mother of the Church y de Ascension.

También las porras formaron parte de la competencia y, gracias a su entusiasmo y apoyo, la porra de Our Lady Mother of the Church fue nombrada la mejor.

“Demostraron valores cristianos: apoyaron a jugadores de otros equipos cuando se lastimaban, les echaban porra a todos, fueron comprometidos y nunca faltaron a ningún partido”, aseguró Alejandra.

El premio a la porra más atrevida se otorgó a la porra de Queen of Peace, y la porra más universal fue la de los jóvenes adolescentes de Ascension.

El reconocimiento al mejor portero de la competencia se lo llevó Emily del equipo de jóvenes adolescentes de Ascension, siendo la única mujer que jugó en dicha posición.

“Puedo decir que me siento muy orgullosa de este evento pues fue un evento que fomentó la comunidad y amistad entre los jóvenes”, Alejandra concluyó.

“Las familias de los jóvenes y los párrocos de Sacred Heart se hicieron presentes y brindaron apoyo y ánimo a los jóvenes. Este torneo unió a las familias y aunque veníamos de diferentes parroquias, fuimos una sola Iglesia”.