Arquidiócesis tiene un nuevo centro para campamentos

Annunciation Heights localizado en Estes Park

Aaron Lambert

Annunciation Heights es el nuevo campamento católico para jóvenes y familias localizado en Estes Park y fue adquirido por la Arquidiócesis de Denver el año pasado. Consta de cuatro cabañas y 188 camas y servirá como hogar para campamentos de verano para jóvenes y familias, programas al aire libre para la primavera y el verano, y retiros para jóvenes, universidades, movimientos y ministerios parroquiales durante todo el año. Se espera que Annunciation Heights proporcione un lugar para que los visitantes se retiren del ajetreo y bullicio de la vida, para reunirse en un bello entorno y para que sean atendidos por un excelente personal y así se acerquen a Cristo.

Ofrece atractivos como una tirolina, (o zip line), pesca en el lago, canoas para remar; un curso de cuerdas bajas y altas y un muro de escalada entre otros.

Kyle Mills, director ejecutivo de Annunciation Heights, explica la razón del nombre de este lugar: “El misterio [de la Anunciación] ayuda a introducir lo que significa ser discípulos de Jesús, ejemplificado por la Santa Madre quien demostró por su fe y docilidad cómo responder al Espíritu Santo en nuestras vidas diciendo: ‘Hágase en mí según tu palabra” (Lc 1, 38).

Mismo legado, nuevas tradiciones

Annunciation Heights está localizado a dos millas del camino a St. Malo, el antiguo campamento juvenil arquidiocesano fundado por Monseñor Joseph Bosetti en 1916 y visitado por San Juan Pablo II en 1993. Este fue devastado por un incendio en el 2011, y aunque había planes para reconstruirlo, un deslave de tierra en el 2013 los arruinó.

Sin embargo, la icónica capilla en las rocas aún sigue de pie. Annunciation Heights utilizará este espacio para sus operaciones. “No necesitaremos reinventar la rueda, más bien podemos aprovechar el legado de dos grandes hombres que caminaron aquí antes que nosotros y nos sentaron una base sólida sobre la cual construir”, indicó Mills

Annunciation Heights se esforzará por construir no solo un programa dinámico de campamento juvenil de verano, sino también campamentos familiares. Abrirá sus primeros dos campamentos familiares en julio y continuará en verano con nuevos campamentos juveniles e infantiles.

Auténtica hospitalidad cristiana

El campamento ha estado operando desde mediados de marzo, y ya ha hospedado varios grupos. En agosto, comenzará un programa de misiones para que jóvenes adultos puedan dirigir y servir, en una misión que dura un año que incluirá formación, oración y servicio. El programa de misioneros será “el corazón y alma” del campamento, dijo Mills. Actualmente se están aceptando solicitudes para el programa.

Un campamento con los brazos abiertos

Si bien Annunciation Heights es principalmente un campamento católico, serán bienvenidos otros grupos de diferentes iglesias y denominaciones cristianas dijo Mills. De hecho, su pintoresca ubicación a las afueras de Estes Park lo convierten en un lugar ideal para cualquier grupo que tenga un retiro.  Así buscará combinar el ecumenismo con la identidad católica.

Annunciation Heights también será la nueva ubicación del siempre popular programa de sensibilización con la creación JPII Outdoor Lab, el cual continuará sirviendo a todas las escuelas católicas de la Arquidiócesis, e incluso prestará servicios en algunas escuelas públicas para sus clases de educación al aire libre.

Este centro servirá para campamentos programados y retiros durante todo el año. No importa quién se quede en el campamento y experimente la belleza de las maravillas naturales que lo rodean, la misión sigue siendo la misma.

“Los jóvenes y las familias están particularmente ávidos de un lugar para encontrarse con Jesús, y de una manera tangible”, dijo Mills. “En el corazón de todo, queremos dar a conocer a Jesús”.

 

Capellán hispano

Para propiciar la fe y el recogimiento en Annunciation Heights, la Arquidiócesis ha nombrado como capellán al Padre Salvador Sánchez.

“No me esperaba este nombramiento, pero el Obispo me consideró por ser bilingüe”, dijo el sacerdote a Denver Catholic en Español. “Creo que hay una pequeña comunidad hispana en las montañas y han estado olvidados por mucho tiempo. Quiero trabajar con ellos, trabajar en el campus de la nueva casa de retiros, organizar muchos retiros en español. Es algo muy emocionante. Los hispanos siempre buscan identificarse con los hispanos, buscan los líderes”, concluyó el padre Salvador.

 

Annunciation Heights: Para reservas vaya a: annunciationheights.org

(970) 586-5689

 

 

 

 

 

Próximamente: La fe católica de Kendrick Castillo descrita por su padre

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

La fe católica de Kendrick Castillo descrita por su padre

El joven fue asesinado el pasado 7 de mayo

Aaron Lambert

Amaba el aire libre. Amaba la tecnología. Amaba a sus amigos. Simplemente, amaba.

Kendrick Castillo era un joven fiel, amable y bondadoso, cuya vida fue acortada trágicamente el 7 de mayo, cuando se lanzó contra el atacante que abrió fuego en STEM School Highlands Ranch, dando su vida para proteger a sus amigos. Tenía 18 años y estaba a tres días de graduarse de high school.

El joven estudió en Notre Dame Catholic School, donde su padre, John, asegura que su hijo se había integrado muy bien. Unos días después de su funeral, John contó al El Pueblo Católico que mientras él y su esposa reflexionaban sobre la vida de su hijo y repasaban sus tareas escolares, encontraron una tarea de varios años atrás que les pedía a los estudiantes elegir a un santo. Kendrick eligió a san Juan Bosco.

“Empecé a leer más y a familiarizarme con san Juan Bosco, y me pareció muy significativo que Kendrick lo hubiera elegido porque esa fue la manera en que él vivió su vida”, dijo John. “Modeló su vida según la vida de los santos”.

Tras graduarse de Notre Dame, Kendrick ingresó a STEM School Highlands Ranch. John recuerda estar un poco preocupado por la transición de su hijo de una escuela católica a una no católica. Sin embargo, Kendrick permaneció fiel a quién era y a lo que aprendió en Notre Dame.

“Se esforzó por buscar a personas en su escuela que compartían su fe”, aseguró John sobre el tiempo que su hijo pasó en STEM. “Pero incluso era amigo de aquellos que no practicaban ninguna religión y se juntaba con ellos”.

“Creo que vivía su fe y estoy muy orgulloso de eso”.

Además de siempre bendecir sus alimentos y ser el primero en ofrecerse para ser monaguillo en misas de funerales, Kendrick servía con alegría con los Caballeros de Colón de Notre Dame junto con su padre. Le gustaba, sobre todo, ayudar con los desayunos de pancakes que servían.

Era hijo único y muy cercano a sus padres. “Era más una amistad que una típica relación entre padre e hijo. Teníamos una relación especial”, dijo el padre de Kendrick.

John cree que esa relación de Kendrick con él y con su madre, María, es la razón por la que el joven amaba a otros como lo hacía – y la razón por la cual no dudó en dar su vida por salvar a sus compañeros durante el tiroteo.

“Cuando uno es tan afortunado de tener una relación como la que nosotros tres teníamos, no se da cuenta de que está haciendo las cosas bien”, continuó el padre. “No es que uno haya planeado criar a un hijo de una cierta manera. Si hay amor en la familia, esto es lo que uno hace (…) Él nunca vacilaba a la hora de hacer el bien”.

Cuando se publicó la noticia sobre el acto de Kendrick, muchos noticieros usaron la palabra “héroe” para describirlo. Y aunque John se siente muy orgulloso del acto heroico de su hijo, dijo que su orgullo más grande era la manera en la que su hijo había vivido su vida.

“Creo que Dios lo usó para lo que lo necesitaba. Fue un instrumento, un seguidor fiel… salvó a sus amigos. El hecho de que hizo lo que estaba en su corazón por sus amigos es para mí más poderoso que la palabra ‘héroe’. Esto representa quién era verdaderamente”.

El dolor que John y María tienen que soportar nunca desaparecerá. “Es algo muy difícil”, confesó John con lágrimas. “Kendrick es la persona más devota y santa que he conocido en mi vida. Tenía un bello espíritu. Era mi fortaleza”.

A pesar del dolor, John y María encuentran descanso en la confianza de que Kendrick está disfrutando de la vida eterna en el cielo y de que ahí se reunirán de nuevo con él.

“En verdad creo que Kendrick nos fue prestado a mí y a mi esposa”, concluyó John. “Creo que ahora está con su verdadero Padre”.

Traducido del inglés y adaptado por Vladimir Maurcio-Pérez.