Así viven los católicos en Pakistán

Entrevistamos al arzobispo Sebastian Francis Shaw OFM

Carmen Elena Villa

En la foto aparecen el arzobispo Sebastian Francis Shaw OFM junto con el obispo Jorge Rodríguez, Jahangir Piara, presidente de la organización Peace and Development de Denver, y su familia.

Como una “iglesia muy vibrante”. Así describió a la comunidad católica de Pakistán el arzobispo de Lahor monseñor Sebastian Francis Shaw OFM, quien estuvo recientemente de visita en Denver. El Pueblo Católico lo entrevistó.

Lahor es la segunda ciudad más grande de Pakistán.  Tiene 11 millones de habitantes. También es la diócesis más grande de este país con 570 mil católicos. En el año 2016 fue escenario de uno de los peores ataques yihadistas. Fue el domingo de Pascua con un atentado suicida ocurrido en el en el parque de Gulsan Iqbal que dejó 78 muertos y más de 300 heridos.

En Pakistán (un país de más de 190 millones de habitantes) el 96 por ciento de la población es musulmana y los católicos representan menos del uno por ciento. Ellos pertenecen por lo general a las clases más bajas, tienen pocas oportunidades de superarse y son blancos de persecuciones y amenazas. En Denver existe una pequeña comunidad católica pakistaní. Ellos recibieron con alegría a su arzobispo con quien tuvieron la oportunidad de tener una misa en urdu, (idioma oficial de este país) en la parroquia Saint Therese de Aurora y también un rosario bilingüe en el que estuvo presente el obispo auxiliar de Denver monseñor Jorge Rodríguez.

“Los cristianos son un poco más de 2 millones de personas en todo el país”, indicó el arzobispo. “Durante siglos han vivido juntos los cristianos, hinduistas, musulmanes y sijes”. Sin embargo, después del 11 de septiembre de 2001, “vinieron algunos problemas” debido a que “los cristianos en Pakistán son considerados aliados del gobierno de los Estados Unidos”.

Víctimas 

El Arzobispo destacó el caso de la ciudadana cristiana Asia Bibi quien fue condenada a pena de muerte por blasfemia en el 2009 por el hecho de haber bebido de una fuente de agua de una familia musulmana y, supuestamente, blasfemar contra Mahoma. Bibi fue absuelta recientemente. Ella tuvo que huir del país y radicarse en Canadá. “Asia Bibi es solo uno de esos casos, pero hay muchos más”, indicó el Prelado.

También se lamentó de la presencia de grupos talibanes y de Al-Qaeda que han llegado desde Afganistán y que “han atacado a las fuerzas militares, el ejército, la policía, las iglesias, incluso las escuelas y supermercado. (El pasado 8 de mayo) hubo un ataque en el Santuario Sufí en Lahore”. Este atentado dejó un saldo de diez muertos.

Monseñor Shaw destacó la historia de Akash Bashir, un joven de 20 años que murió en el año 2015 buscando evitar un ataque suicida con un chaleco bomba en la parroquia de San Juan, ubicada en el distrito de Youhannabad en Lahore. “El joven agarró a este hombre, lo abrazó, el atacante presionó el botón y muchas personas murieron (20). El dio su vida para evitar el ataque y salvó a todos los que estaban dentro de la iglesia que eran entre 1200 y 1300 personas”, comparte el Arzobispo.

Iglesia joven

Lo que más caracteriza a los cristianos en Pakistán es que ellos “se aman los unos a los otros” y que “oran por sus enemigos”, algo que sorprende mucho a los ciudadanos de otros credos, según cuenta el Prelado.

Dentro de la población cristiana los jóvenes representan un 65 por ciento. También hay muchos matrimonios jóvenes con 4 ó 5 hijos. “Es hermoso para la Iglesia tener siempre niños”, dice el Arzobispo.

En la arquidiócesis de Lahor hay 29 parroquias, algunas con misiones en poblaciones más alejadas. Actualmente hay 32 seminaristas diocesanos y 27 comunidades religiosas. Debido a la escasez de sacerdotes existen muchos laicos catequistas muy comprometidos con su fe.

Los católicos son pues una minoría vibrante, y aunque son considerados por los pakistaníes como ciudadanos de segunda categoría, ellos están convencidos de su fe y muchos incluso están dispuestos a dar la vida por ella.

Próximamente: “Todo es posible”: Tres madres hispanas obtienen licenciatura a través de Centro San Juan Diego

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

“¡Gracias por atreverse a soñar y a buscar un mundo mejor!” Con estas palabras Alfonso Lara, director de Centro San Juan Diego, dio la bienvenida a las tres graduadas de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), cuya graduación se llevó a cabo el viernes, 14 de junio, en CSJD en Denver.

Las tres licenciadas – Jovana López González, Leticia Morales Gonzáles y María Guadalupe Sánchez Casarrubias – obtuvieron sus respectivos títulos gracias a la alianza establecida entre CSJD y UPAEP en el 2012, la cual le ha permitido a CSJD ofrecer licenciaturas y maestrías en línea, en español, válidas en los Estados Unidos y a un precio asequible.

La graduación de estudiantes de la Universidad Popular del Estado de Puebla (UPAEP) que obtuvieron su licenciatura a través de Centro San Juan Diego, se llevó a cabo el 14 de junio en Denver. (Fotos de Nissa LaPoint | Centro San Juan Diego)

La ceremonia fue dirigida por el distinguido periodista Rodolfo Cárdenas, como maestro de ceremonias, y contó con la presencia de los cónsules de Guatemala, El Salvador y Perú en Denver; así como de tres representantes de UPAEP, quienes viajaron desde Puebla para la ocasión; el Vicario General de la Arquidiócesis, padre Randy Dollins; la hermana Alicia Cuarón, y otros estudiantes, amigos y familiares.

Aquí presentamos a las nuevas licenciadas.

(Foto de Nissa LaPoint | Centro San Juan Diego)

Jovana López González

Lic. en Administración de Empresas

Originaria de la Ciudad de México, Jovana fue impulsada por su deseo de ser un buen ejemplo para su hijo y para la comunidad hispana a la hora de comenzar su carrera en Administración de Empresas en UPAEP Online por medio de CSJD.

“Me siento contenta, muy satisfecha y con un logro cumplido, más que nada, para mí y para mi familia”, dijo a El Pueblo Católico Jovana, quien llegó hace 19 años a este país. “Nunca pensé que esto se fuera a hacer realidad. Fueron más de 4 años y decía yo ya al final: ‘a lo mejor no puedo’, porque tomé más materias para poderla terminar más rápido, pero aquí estoy”.

Jovana López González obtuvo su licenciatura en Administración de Empresas. (Foto de Nissa LaPoint | Centro San Juan Diego)

Aseguró que su camino no fue fácil, ya que uno de sus retos más grandes fue el comenzar con un nivel de computación muy básico, lo que la obligó a aprender computación y llevar sus materias a la vez.

Sin embargo, dirigiéndose a las personas que están indecisas sobre si deberían o no emprender el camino de una carrera universitaria, asegura “que nunca es tarde. No importa la nacionalidad, no importa la edad – que siempre hay oportunidad. El tiempo se lo da uno, y cuando uno quiere, se puede. Y que no dejen su sueño atrás, que lo hagan realidad, que todos los días se levanten con el sueño de seguir adelante”.

 

(Foto de Nissa LaPoint | Centro San Juan Diego)

Leticia Morales Domínguez

Lic. en Gestión de Tecnologías de Información

Debido a diversos problemas, Leticia tuvo que dejar sus estudios universitarios en México, pero, tras mudarse a los Estados Unidos con su esposo, nunca olvidó su sueño: “Me prometí a mí misma que iba a estudiar algo, aunque fuera algo sencillo”.

La oriunda de Chalchihuites, Zacatecas, estuvo “tocando puertas” por más 20 años. Estudió inglés, obtuvo su GED, pero su sueño de estudiar una carrera parecía lejano – hasta que escuchó la oportunidad que CSJD ofrecía a través de UPAEP Online, “y no lo pensé dos veces”, aseguró.

Siendo madre de tres hijos, el más pequeño de 2 años, las dificultades no fueron pocas. “Fue difícil coordinar las actividades como alumna, madre y además como empleada… Tuve que estar estudiando en el turno de la noche para poder culminar mis estudios”, dijo Leticia a El Pueblo Católico.

Leticia Morales Domínguez obtuvo su licenciatura en Gestión de Tecnologías de la Información (Foto de Nissa LaPoint | Centro San Juan Diego)

Pero ahora, para la catequista y feligrés de St. Michael the Archangel en Aurora, este logro la hace sentir como si estuviera sentada en la cima de una montaña “divisando el paisaje hermoso”.

“No hay obstáculos que no podemos vencer. Todos tenemos las capacidades, los dones que Dios nos dio para poder lograr nuestros sueños.

“Me gustaría (decirles a) todas las personas que tengan este sueño, que se acerquen a UPAEP, al CSJD, porque es posible, y hay un gran equipo detrás de nosotros para apoyarnos. No vamos solos en esta carrera”.

 

(Foto de Nissa LaPoint | Centro San Juan Diego)

María Guadalupe Sánchez Casarrubias

Lic. en Innovación y Asesoramiento Educativo

“El amor: el amor a mí, el amor a los demás y el amor a mi familia” es lo que llevó a María, madre inmigrante de la Ciudad de México, a obtener su licenciatura en Innovación y Asesoramiento Educativo en CSJD. “No sabía identificar qué era lo que me había motivado, hasta que, empezando este proceso, me di cuenta de que era por amor, amor de entrega hacia los demás”.

María ve este hito en su vida como el comienzo de algo nuevo: “Esto es apenas el principio de lo que me gustaría hacer, que es apoyar a la comunidad hispana”, dijo la graduada en diálogo con El Pueblo Católico, expresando los muchos sueños que tiene por cumplir.

María Guadalupe Sánchez Cassarrubias obtuvo su licenciatura en Innovación y Asesoramiento Educativo. (Foto de Nissa LaPoint | Centro San Juan Diego)

No obstante, su camino no ha sido todo color de rosa. “Lo más difícil fue empezar una licenciatura a ya más de los 40 años y las barreras de la tecnología: yo no sabía usar una computadora”. Aun así, no se rindió, y anima a otros a seguir luchando por sus sueños.

“Les diría a las personas indecisas que se animen. La educación es algo que nos va a permitir ser más grandes, y nos va a permitir ver el mundo de diferente manera y entregarnos de diferente manera al mundo… No hay límites si uno no los tiene en la mente”, aseguró María.

(Foto de Nissa LaPoint | Centro San Juan Diego)

Para más información sobre cómo obtener una licenciatura a través de CSJD, visite:

centrosanjuandiego.org/upaep/ o llame al (303) 295-9470.