41.4 F
Denver
lunes, diciembre 5, 2022
InicioLocalesCatedral Basílica de Denver es vandalizada con letreros anticatólicos

Catedral Basílica de Denver es vandalizada con letreros anticatólicos

El pasado domingo por la mañana, la Catedral Basílica de la Inmaculada Concepción en el centro de Denver fue blanco de vándalos quienes pintaron las puertas con frases anticatólicas y de odio, el último de una serie de incidentes de vandalismo contra edificios católicos en Colorado.

Las fotos compartidas por los medios locales muestran frases como «Satanás vive aquí», «Supremacistas blancos» y «Violadores de niños, LOL» escritos con pintura de aerosol rojo brillante en el exterior del edificio de la catedral, las aceras y en la base de un estatua de San Juan Pablo II, quien visitó y se hospedó en la catedral en 1993.

El padre Samuel Morehead, párroco de la catedral, dijo que los feligreses lo alertaron sobre el incidente cuando llegaban para prepararse para la misa dominical.

El párroco también le dijo a CNA que un testigo vio a una persona pintando con aerosol la iglesia a eso de las 7:45 am, en plena luz del día, la mañana del 10 de octubre. Aunque la policía no ha compartido ninguna información sobre personas de interés, los primeros indicios indican que se trata de una mujer, quien llevo a cabo el vandalismo sola.

El padre Morehead, añadió que las cámaras de la policía en la calle captaron imágenes de la persona en el acto, aunque no sabe si las imágenes son lo suficientemente claras como para identificar a la persona.

Hasta el lunes por la tarde, el grafiti ya había sido limpiado con la ayuda de feligreses y otros voluntarios. La pintura fue lavada a presión en las puertas principales, y una persona especializada en este tipo de limpieza, se encargó de remover la pintura de la cantera de la catedral.

De acuerdo al padre Morehead, el agresor parece tener algunas «profundas heridas y agravios personales» contra Dios y la Iglesia, pero «queda por ver» cuál fue el verdadero motivo del crimen.

Un portavoz de la Policía de Denver confirmó a canal CBS4 que las autoridades están investigando el incidente.

El portavoz de la Arquidiócesis de Denver, Mark Haas, dijo que desde febrero de 2020 se han reportado incidentes de vandalismo, destrucción de propiedad o robo, en  al menos 25 parroquias o lugares de ministerio en el norte de Colorado.

«Sigue siendo preocupante ver el aumento de informes de vandalismo en las iglesias católicas, tanto en todo el país como en nuestra arquidiócesis, y es verdaderamente lamentable que nuestras parroquias sean atacadas simplemente por nuestras creencias», dijo Haas en un comunicado a CNA. .

«Seguimos orando por la conversión de aquellos que llevan a cabo actos de profanación contra nuestras iglesias, estatuas y símbolos religiosos».

A mediados de 2020, la catedral sufrió graves daños en medio de las protestas en contra del racismo, en el centro de Denver. El edificio de la iglesia y la rectoría fueron pintados con espray con los lemas como “Pedófilos”, “Dios ha muerto”, “No hay Dios”, junto con frases y símbolos antipolicíacos, anarquistas y antirreligiosos.

Las puertas que rodean la catedral resultaron dañadas en esas protestas, el gas lacrimógeno que se disparó para dispersar las protestas se filtró a la rectoría y las puertas exteriores de la catedral sufrieron daños permanentes. Se recogieron tres bolsas de piedras del estacionamiento, pero las ventanas más valiosas de la catedral resultaron ilesas. Otras ventanas del campus de la catedral se rompieron.

En junio de este año, la Iglesia Católica Holy Ghost, también ubicada en el centro de Denver, fue blanco de vandalismo con grafiti rojo en una posible referencia a la controversia en curso sobre las antiguas escuelas católicas para indígenas en Canadá, aunque el motivo exacto sigue sin estar claro.

A finales de agosto, la parroquia de Curé d’Ars, ubicada en el norte de Denver y predominantemente afroamericana, fue asaltada y robada. Todos los recipientes de la iglesia utilizados para la misa fueron robados de la sacristía, a la que los ladrones ingresaron pateando una puerta de madera. Los ladrones también cortaron toda la tubería de cobre de los hornos del edificio en la planta baja y de una escalera en el exterior del edificio, inundando el sótano de la iglesia con agua.

El tabernáculo de la iglesia, que contiene la Eucaristía, fue robado del santuario. Algunos de los artículos robados se han recuperado desde entonces, pero la Eucaristía sigue desaparecida.

El mes pasado, la parroquia del Sagrado Corazón de María, cerca de Boulder, Colorado, que también es parte de la arquidiócesis de Denver, fue marcada con numerosos letreros pintados con aerosol que incluían «Jesús [ama] el aborto», «prohíbe nuestros cuerpos»,  y un símbolo de una combinación de una “A” que significa “anarquía” y el tradicional símbolo de la “mujer”.

La parroquia tenía una exhibición de 4,000 pequeñas cruces blancas en su jardín delantero, cada una representando un bebé abortado cada día en los Estados Unidos. Los vándalos pisotearon y profanaron al menos la mitad de las cruces.

La parroquia de St. Louis en las cercanías de Louisville, Colorado, recientemente fue objeto de vandalismo con letreros similares a favor del aborto.

De acuerdo a un informe del Comité de Libertad Religiosa de la Conferencia de Obispos Católicos de EE. UU., se han reportado al menos 95 incidentes de vandalismo de iglesias católicas en los Estados Unidos desde mayo de 2020

Los incidentes incluyen incendios provocados, la destrucción de estatuas y la destrucción de edificios de iglesias y lápidas con signos y lenguaje anticatólico.

 

Por Jonah McKeown, publicado orginalmente en CNA.

Artículos relacionados

Lo último