46.1 F
Denver
lunes, diciembre 5, 2022
InicioLocalesEventosCientos de fieles se unieron a la procesión eucarística por el fin...

Cientos de fieles se unieron a la procesión eucarística por el fin del aborto en Denver

El pasado 1 de octubre, cientos de personas se dieron cita en las afueras de la clínica de aborto Planned Parenthood del vecindario de Park Hill en Denver, para participar en la procesión eucarística liderada por el obispo Mons. Jorge Rodriguez para orar por el fin del aborto.

La procesión comenzó en el jardín de las estaciones de la cruz de la clínica Marisol Health, un ministerio de Caridades Católicas de Denver que proporciona atención médica y apoya la vida del no nacido a través de cuidados médicos, asesoría y servicios sociales a aquellas mujeres que están enfrentando una crisis en su embarazo.

Foto de María Elisa Olivas.

Si bien los grupos provida están en oración constantemente en las afueras de distintas clínicas de aborto, la clínica Planned Parenthood de Park Hill fue la elegida para esta procesión eucarística, ya que es una de las clínicas donde más abortos se realizan no solo en Colorado, sino en todo el país.

“Los católicos se reúnen en Planned Parenthood Park Hill porque este es el tercer centro de aborto más grande del país y realiza más de 10000 abortos cada año. Colorado se ha convertido en un destino de aborto, siendo uno de los pocos estados que permite el aborto hasta el nacimiento”, dijeron el diácono John y Therese Ton del grupo Respect Life de la parroquia de Nuestra Señora de Loreto a El Pueblo Católico.

Foto de María Elisa Olivas.

Laura Acosta, miembro del grupo provida de la parroquia de la Santa Cruz en Thornton, asistió a la procesión acompañada de sus sobrinos, quienes desde pequeños han seguido el ejemplo de sus padres y tía de dar un testimonio de amor defendiendo lo más sagrado que es la vida.

“Los involucro para que sepan lo que es verdaderamente dar testimonio de que amamos a Dios. Cuando amamos a Dios damos testimonio de la fe que le tenemos a nuestro Señor Jesucristo, el cual nos manda amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos”, dijo Laura.

Como líder del grupo provida, Laura busca que más personas de la comunidad hispana se informen y se involucren sobre el aborto y los grupos provida, para abogar por los más indefensos y dar testimonio del amor de Dios. “En años anteriores no había tanta comunidad hispana. Ahora hay más comunidad hispana en estas actividades provida. He visto el crecimiento, y es algo que me alegra mucho. Me movió la ignorancia que hay dentro de nuestra Iglesia”, añadió. “Como cristianos somos responsables de dar testimonio de lo que nosotros creemos. Para mí es muy importante levantar la voz especialmente por los no nacidos”.

Foto de María Elisa Olivas.

Patty Cardieri, quien también asistió a la procesión, es un miembro activo del grupo Respect Life en la parroquia de la Asunción de Denver y ora todos los días por los no nacidos y por una cultura que respete la dignidad de la vida desde su nacimiento hasta la muerte natural.

“Soy una guerrera de oración regular en Planned Parenthood. He estado yendo a orar a las afueras (de la clínica de abortos) durante seis años, desde que me mudé a Denver. Es muy importante porque esperamos que nuestra presencia allí disminuya el aborto. Tuvimos a [una mujer] que decidió ir la clínica Marisol en lugar de ir a Planned Parenthood”, dijo Patti Cardieri.

Cabe mencionar que la Iglesia católica se esfuerza por ayudar a las personas en necesidad durante cada etapa de la vida, sea cual sea su situación, defendiendo su valor y dignidad. En Colorado, son varias las opciones que las mujeres con embarazos inesperados tienen.

“Las personas deben estar conscientes de la generosidad de la Iglesia católica en Colorado. Para ayudar a las mujeres, contamos con Marisol Health, Marisol Family, Bella y Little Flower Maternity Home. Podemos hacer una diferencia», recalcó el diácono John.

Foto de María Elisa Olivas.

La procesión eucarística se realizó en medio de la campaña 40 Días por la Vida, que comenzó el 28 de septiembre y continuará hasta el 6 de noviembre. La campaña busca ponerle fin al aborto a través de oración a las afueras de clínicas de aborto en todo el país. En Denver, tanto grupos provida como voluntarios se han unido a esta causa haciendo vigilia a las afueras de la clínica abortista de Park Hill diariamente durante los 40 días de la campaña.

Entre los asistentes participaron fieles procedentes de más de dos docenas de parroquias de la arquidiócesis de Denver, grupos de oración, ministerios, seminaristas y las hermanas de la vida (Sisters of Life).

“La procesión eucarística nos recuerda que somos peregrinos siguiendo a Jesús”, añadió el diácono John. «Podemos hacer una diferencia. Cuando las personas rezan fuera de las instalaciones de aborto, hasta el 75 por ciento de las citas de aborto no se presentan”.

Foto de María Elisa Olivas.
Rocio Madera
Rocio Madera es especialista en comunicaciones y publicidad para la arquidiócesis de Denver.
Artículos relacionados

Lo último