Dar las gracias es bueno ¡y sano!

La gratitud, una rara cualidad que embellece la vida

Escritor Invitado

Por: Javier Fiz Pérez. Aleteia.org

“Tal vez la gratitud no sea la virtud más importante, pero sí es la madre de todas las demás” ( Marco Tulio Cicerón)

Cualquier persona puede sentirse agradecida varias veces durante del día por lo bueno que le sucede y de esta forma la gratitud se convierte en unpermanente estado de ánimo.

Agradecer diariamente es reconocer y acoger todo lo bueno que nos llega y valorarlo.

Cuando se expresa gratitud se dejan de lado las quejas y los lamentos y al centrarse cada uno en mantener un estado expectante de que todo lo mejor acontecerá en la vida, se fortalece la salud.

En las últimas dos décadas, el número de estudios científicos publicados de gratitud ha aumentado sustancialmente.

“Decir gracias aumenta la felicidad, mejora las relaciones, e incluso reduce la presión sanguínea y fortalece el corazón”. (Robert Emmons. Universidad de California)

Beneficios de ser agradecido 

  • Te hace más feliz. Cuando eres una persona agradecida tu mente se enfoca en lo que tienes y no en lo que te falta. Ese simple hecho te hace una persona mucho más feliz.
  • Beneficia a la persona que lo recibe. Una persona agradecida no sólo es más feliz sino que también esparce positividad a su alrededor en cada momento que sabe agradecer a los demas.
  • Fortalece relaciones. La consecuencia de beneficiar a otras personas fortalece las relaciones, hace que las personas quieran estar contigo. La gratitud te hace una persona atractiva.
  • Desarrolla una actitud Positiva. Cuando somos agradecidos desarrollamos una tendencia a ver el lado positivo de las cosas desarrollando una capacidad de actividad y eficacia gracias a actitudes positivas.
  • Te hace consciente del mundo a tu alrededor. Ser agradecido te muestra un mundo escondido que la mayoría de las personas no ven. La vida es un milagro que sólo puedes ver cuando la observas con ojos agradecidos.

En síntesis…

  • Nos conecta con la vida.
  • Contribuye a la felicidad y al optimismo.
  • Reduce la insatisfacción.
  • Nos ayuda a adaptarnos a las circunstancias.
  • Mejora la salud mental y física.
  • Eleva la autoestima, la confianza y la seguridad.
  • Nos hace más conscientes y nos permite vivir en el presente.
  • Mejora nuestras relaciones haciéndolas más sanas.
  • Nos enfoca en lo positivo y en sus valores.

Cuanto más te centres en la gratitud más apreciarás tu vida y más feliz serás. Una actitud apreciativa también te hará más consciente de tus bendiciones y te impedirá tomarlas por sentado. Recuerda, las personas más felices no son las que tienen lo mejor de todo, son las que están agradecidas por todo lo que tienen.

Foto de: Nicole Honeywill

Próximamente: Obispos de Estados Unidos: Cierre del programa de refugiados es “preocupante”

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

Por: ACI Prensa

El presidente del Comité de Migración de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB), Mons. Joe S. Vásquez, calificó de “preocupante” si son ciertos los recientes informes sobre grandes recortes a los programas de reubicación y asilo de refugiados en el país.

El medio Politico.com informó que el Gobierno de turno estaba considerando recortar el límite anual de refugiados para el 2020 a “cero” o a números muy reducidos, es decir, entre 10 mil y 3 mil personas. Esto representa el número total de refugiados que podrían ingresar a los Estados Unidos en el próximo año fiscal.

“Este informe reciente, si es cierto, es preocupante y está en contra de los principios que tenemos como nación y como pueblo, y tiene el potencial de terminar por completo el programa de reubicación de refugiados”, dijo el 19 de julio Mons. Vásquez.

Los informes fueron filtrados a Politico.com por tres individuos cercanos a las recientes reuniones de los funcionarios de seguridad.

Estas cifras representarían una disminución dramática con respecto al límite del 2019: de 30 mil refugiados. En 2018, el límite fue de 45 mil y en 2017 fue de 50, mil. De acuerdo con los datos del Instituto de Políticas de Migración, reportados por el Washington Post, antes de la presidencia de Donald Trump, el límite de inmigración generalmente se estableció, desde la década de 1990, entre 70, mil y 80 mil.

Mons. Vásquez dijo que estaba preocupado por los informes de recortes cuando “el mundo está en medio de la mayor crisis de desplazamiento humanitario en casi un siglo”.

“Me opongo firmemente a cualquier otra reducción del programa de reubicación de refugiados. Ofrecer refugio a aquellos que huyen de la persecución religiosa y de otro tipo ha sido la piedra angular de lo que hizo a este país un lugar fantástico y de bienvenida. La eliminación del programa de reubicación de refugiados los deja en peligro y mantiene a sus familias separadas en los continentes”, sostuvo el Prelado.

El también Arzobispo de Austin señaló que los refugiados ya se someten a un intenso proceso de investigación que a menudo dura entre un año y medio a dos años, e incluye entrevistas extensas y verificación de antecedentes.

“Muchos de estos refugiados tienen vínculos familiares aquí y rápidamente comienzan a trabajar para reconstruir sus vidas y enriquecer sus comunidades”, agregó.

“Como dijo el Papa Francisco, debemos trabajar por la ‘globalización de la solidaridad’ con los refugiados, no por una globalización de la indiferencia. En lugar de cerrar el programa, deberíamos trabajar para restaurar el programa a sus normas históricas de una meta anual de reubicación de 95 mil”, concluyó Vásquez.

A principios de este mes, el Gobierno publicó un nuevo reglamento para los solicitantes de asilo, que establece estos deben probar que también buscaron protección en al menos otro país antes de llegar a Estados Unidos.

La medida, filtrada a Politico.com, parece estar dirigida a la ola de migrantes de los países de América Central, que pasan por México para llegar a la frontera de Estados Unidos.

Trump ha convertido el aumento de las restricciones y regulaciones de inmigración en la piedra angular de su campaña de reelección presidencial de 2020.

El tope final para el número refugiados del año fiscal 2020 se anunciará en septiembre.

Traducido y adaptado por Diego López Marina. Publicado originalmente en CNA

Foto de David Ramos | CNA