Demandan hospital católico por no facilitar suicidio asistido a paciente con cáncer

Un enfermo de cáncer de Colorado y su médico personal, presentaron una demanda en contra del sistema de salud administrado por la Iglesia Católica, por no facilitarle el suicidio asistido ni permitir que ninguno de sus médicos lo haga.

Según la demanda, la política del hospital que prohíbe a los médicos participar en suicidios asistidos viola la ley estatal.

Amor y misericordia: una respuesta cristiana al suicidio

El pasado 16 de julio, Cornelius “Neil” Mahoney de 64 años, recibió la noticia de que su cáncer era incurable y que le quedaban de 4 a 14 meses de vida dependiendo del tratamiento que recibiera, esto según la demanda presentada el 21 de agosto en el Tribunal del Distrito del condado Arapahoe.

Al recibir la noticia, Mahoney de inmediato preguntó sobre el suicidio asistido, temeroso por enfrentar la muerte y buscando la manera de tener bajo su control el lugar y la hora de su muerte, ya que no tiene hijos y no quiere que sus hermanos lo tengan que cuidar, según la Prensa Asociada.

Su médico de los Centros de Cáncer Rocky Mountain (RMCC por sus siglas en inglés), donde recibió la noticia, le dijo que ni él ni nadie de allí le proporcionarían suicidio asistido.

Si opto por el suicidio asistido, ¿puedo acudir a los sacramentos?

El mismo día, Mahoney contactó a Centura Health Physician Group (CHPG por sus siglas en inglés) sobre su deseo del suicidio asistido, donde fue dirigido a su médico de cabecera la Doctora Barbara Morris. Morris trabajaba para CHPG, una organización dirigida por la Iglesia Católica en conjunto con los Adventistas del Séptimo Dia a través de Centura Health Corporation.

Centura Health no permite que sus empleados participen en el suicidio asistido, una política que es respaldada por las Directivas Éticas y Religiosas de los Obispos de EE. UU.

El 22 de julio, Morris le notificó a Mahoney sobre la política de Centura de suicidio asistido, y le sugirió que transfiriera su atención medica a un proveedor que le permitiera dicho procedimiento.

Mahoney luego se dirigió al hospital Anschutz de la Universidad de Colorado, donde le informaron que para obtener suicidio asistido tendría que transferir su atención médica y volver a evaluar su condición. La demanda dice que “Neil no quiere transferir su atención a una instalación diferente y soportar exámenes adicionales” y le gusta la conveniencia de tener a CHPG cerca de su casa.  Mahoney comenzó un tratamiento de quimioterapia en junio con la esperanza de tener una respuesta favorable y poder manejar los efectos secundarios, pero dijo no estar seguro de querer recibir quimioterapia adicional.

Iglesia en Colorado se pronuncia tras aprobación del suicidio asistido

Los votantes de Colorado legalizaron el suicidio asistido en una medida electoral del 2016. La ley permite que un adulto con una enfermedad terminal solicite una receta letal a su médico. La persona debe considerarse mentalmente competente, y dos médicos deben diagnosticar que tiene seis meses o menos de vida. La ley exige que la causa oficial de muerte se enumere como la condición subyacente del paciente, no como un suicidio asistido.

De acuerdo con la legislación, una instalación no puede someter a sus médicos, enfermeras y farmacéuticos a medidas disciplinarias, suspensión, o la revocación de privilegios o licencias relacionadas con conductas tomadas de buena fe, fiándose en la ley de suicidio asistido. Sin embargo, la ley también permite que los centros de salud prohíban a sus médicos recetar suicidio asistido cuando el paciente tiene la intención de usar el medicamento en las instalaciones del centro. Las instalaciones deben notificar a sus médicos y pacientes con anticipación de su política.

Centura emitió una política en febrero de 2017 donde prohíbe a sus empleados recetar o dispensar medicamentos para suicidios asistidos, o participar en la calificación de un paciente para suicidio asistido.

La política sí permite a los médicos o proveedores de Centura ayudar a los pacientes que solicitan suicidio asistido a transferir su atención médica a una instalación que no sea de CHPG.

La demanda pide una declaración de que Centura, diciendo que no puede prohibirle a Morris proporcionar suicidio asistido, ni penalizarla si lo hace.

El suicidio es prevenible, pongamos manos a la obra

Kaise Health News, informó que Centura despidió a Morris el 26 de agosto y que ella “había planeado ayudar a su paciente… a terminar su vida en su casa”. El 30 de agosto, Centura Health presentó una solicitud para transferir la demanda del Tribunal del Distrito de Arapahoe, al Tribunal del Distrito de los Estados Unidos para el Distrito de Colorado.

La transferencia a una corte federal fue solicitada porque la demanda planeta preguntas federales relacionadas con la Primera Enmienda y estatutos federales. Centura también señaló que es una organización religiosa, y que las doctrinas de sus patrocinadores, los ministerios de salud católicos y adventistas del séptimo día, “gobiernan, dirigen e informan” sus actividades.

El grupo agregó que cuando Morris firmó un acuerdo de empleo con Centura Health—St. Anthony Hospital en el 2017, “acordó claramente que no proporcionaría ningún servicio ‘que viole las directivas éticas y religiosas para los servicios de atención medica católicos’”.

Por otro lado, Morris expresó a Kaiser Health News que estaba “conmocionada” por su despido, alegando que “parecía tan obvio que no podían hacerlo”, y agregó que “no pensó que iba afectar su práctica familiar general. Hasta que se dio el tema sobre la asistencia medica para morir, no había sentido ningún inconveniente con la organización”.  Centura dijo que “espera que todos sus cuidadores actúen de una manera consiente con la Misión y Valores Fundamentales (del grupo)”.

“Creemos que la doctrina de la libertad de religión en el corazón de la Primera Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos respalda nuestras políticas como un ministerio cristiano de atención médica. Defenderemos enérgicamente nuestros derechos constitucionales”, dijo Wendy Forbes, portavoz de Centura a Kaiser Health News.

¿Por qué oponerse al suicidio asistido?

En cuanto a la Iglesia Católica, Mark Hass, portavoz de la Arquidiócesis de Denver expresó lo siguiente,

“Pedirle a un hospital cristiano que desempeñe un papel en la violación de la dignidad de la vida humana es pedirle al hospital cristiano que comprometa sus valores y su misión principal. No es el hospital que está forzando sus creencias sobre los demás, sino que tiene puntos de vista externos forzados”.

Publicada originalmente por Catholic News Agency.  Traducido y adaptado del original en inglés por Rocio Madera.

Próximamente: Hoy la Iglesia celebra la memoria de “María, Madre de la Iglesia”

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

Este 1 de junio la Iglesia celebra la memoria de la Santísima Virgen María Madre de la Iglesia, cuya fecha fue establecida el lunes siguiente a Pentecostés.

El Vaticano estableció la memoria a través de un Decreto de la Congregación para el Culto Divino firmado el 11 de febrero de 2018.

El documento sostiene que el Papa Francisco “consideró atentamente que la promoción de esta devoción puede incrementar el sentido materno de la Iglesia en los Pastores, en los religiosos y en los fieles, así como la genuina piedad mariana”.

En el decreto, la misma Congregación señala que “esta celebración nos ayudará a recordar que el crecimiento de la vida cristiana, debe fundamentarse en el misterio de la Cruz, en la ofrenda de Cristo en el banquete eucarístico, y en la Virgen oferente, Madre del Redentor y de los redimidos”.

“La gozosa veneración otorgada a la Madre de Dios por la Iglesia en los tiempos actuales, a la luz de la reflexión sobre el misterio de Cristo y su naturaleza propia, no podía olvidar la figura de aquella Mujer, la Virgen María, que es Madre de Cristo y, a la vez, Madre de la Iglesia”, precisa el texto.

En una de sus columnas semanales, el Arzobispo de Los Ángeles, Mons. José Gomez, indicó que los primeros cristianos “tenían una conciencia profunda de que la Iglesia era su ‘madre’ espiritual, que los daba a luz en el bautismo, constituyéndolos en hijos de Dios a través de los sacramentos”.

También en el Nuevo Testamento “los apóstoles a menudo se referían a los fieles como a sus hijos espirituales, reflejando así nuevamente su comprensión de que la Iglesia es nuestra madre y nuestra familia”.

“Y en esto, los primeros cristianos entendieron que María era el símbolo perfecto de la maternidad espiritual de la Iglesia”, afirmó Mons. Gomez.

Por ello, señaló que la nueva memoria que los católicos celebrarán el 21 de mayo es “un profético redescubrimiento de una antigua devoción”.

En el siglo XX, el Papa Pablo VI, dirigiéndose a los padres conciliares del Vaticano II, declaró que María Santísima era Madre de la Iglesia.

La memoria “Virgen María, Madre de la Iglesia” recuerda que ella es Madre de todos los hombres y especialmente de los miembros del Cuerpo Místico de Cristo, desde que es Madre de Jesús por la Encarnación.

Así lo confirmó Jesús desde la Cruz, antes de morir, al apóstol San Juan, y el discípulo la acogió como Madre.

La piedad de la Iglesia hacia la Santísima Virgen es un elemento intrínseco del culto cristiano, cumpliendo así la profecía de la Virgen, que dijo: “Me llamarán Bienaventurada todas las generaciones” (Lc 1,48).

 

Artículo publicado originalmente en Aciprensa.

Image by mostafa meraji from Pixabay