Conoce a los cinco nuevos sacerdotes de Denver

El próximo 19 de mayo el arzobispo Samuel Aquila ordenará cinco nuevos sacerdotes en la catedral basílica Immaculate Conception de Denver. Curiosamente ninguno de ellos viene del seminario teológico St. John Vianney y el promedio de edad es de 41 años.

El padre Angel Perez-Brown y el padre Roberto Rodríguez son de República Dominicana y Tomislav Tomic de Bosnia y Herzegovina. Estos tres estudiaron en el seminario Redemptoris Mater de Denver mientras que Darrick Leier y Shannon Thurman vienen del seminario St. John XXIII en Boston, el cual brinda formación a aquellos seminaristas que descubren su vocación a una edad avanzada.

A continuación les presentamos un perfil de cada uno de los cinco futuros sacerdotes.

 

Diácono Roberto Rodríguez

Nacido en Santo Domingo, República Dominicana y abogado de profesión confiesa que se siente emocionado frente a su nueva misión como vicario en la parroquia Ascension en Montbello. “Será un tiempo de aprendizaje, de adaptación, de cambio”, dijo. Durante su diaconado sirvió en la parroquia Saint Anthony of Padua en Denver, y este tiempo, dice, le sirvió paraacercarme a los feligreses, compartir con ellos en sus momentos de alegría, principalmente en los numerosos bautismos que Dios me permitió celebrar”. También ha podido “acompañar a los hermanos en momentos de sufrimiento a causa de la muerte de un miembro de su familia” y por último “acercarme aún más a la eucaristía”. Los santos que más le han inspirado son Santa Teresa de Lisieux, Santa Teresa de Calcuta y San Juan Nepomuceno. Sus primeras misas serán en Saint Anthony of Padua a las 10:30 a.m. en ingles y a las 2:30 p.m. en español el domingo 20 de mayo.

 

Diácono Angel Perez-Brown

También dominicano,  ha servido como diácono en las parroquias St. John the Baptist en Jhonstown y St. Nicholas en Platteville donde seguirá su misión como vicario parroquial. Su trabajo pastoral se enfocará en servir a los inmigrantes que llegan a esa zona a trabajar en el campo. “Esto me emociona mucho”, dijo y también aseguró que allí puede “encontrar gente que viene sedienta, que quiere tener un encuentro con Cristo. Ellos son como el pueblo de Israel cuando se fue a Egipto y llegó a una tierra desconocida”. Él también valora el “clima familiar” de ambas parroquias. Tanto de la comunidad hispana como en la americana

Los santos que más han influido en su vocación son la Virgen María, San Juan Pablo II y Santa Faustina Kowalska.

Su primera misa será el domingo 20 de mayo en St John the Baptist en Johnstown a las 9:45 a.m. y en español en St Nocholas en Platteville a las 12:45 p.m.

 

Diácono Darrick Leier

Tiene 42 años y pasó varios años trabajando en el campo de software de ingeniería civil antes de descubrir su vocación. Después de asistir a la universidad, se alejó de la fe católica, pero esto cambió hace seis años, cuando su madre Marvelyn murió de cáncer. “Después de este momento tan doloroso que te cambia la vida, el Señor penetró en mi corazón y derramó su amor y misericordia sobre mí”, dijo al Denver Catholic. El Señor lo condujo a la parroquia Immaculate Heart of Mary en Northglenn y luego de un año y medio de discernimiento descubrió que Dios lo llamaba a ser sacerdote. “Jesús encendió en mi corazón una llama y, como sacerdote, lo que más quiero es compartir esta llama con otras personas que conozco”, afirmó. Su nueva misión será la de vicario en la parroquia St. Clare of Assisi en Edwards.

 

Diácono Shannon Thurman

Casi toda su vida ha estado en Colorado y viene de una realidad familiar muy particular. Fue adoptado por su padrastro cuando tenía 11 años y tuvo una educación regular. A lo largo de su vida él sentía que el Señor lo llamaba a ser sacerdote, pero ignoró este llamado hasta el año 2012 cuando, luego de un período de ausencia de la Iglesia, sintió que el Señor lo llamaba a regresar y a ser ministro extraordinario de la Eucaristía para los confinados en casa. Finalmente respondió a la llamada del Señor e ingresó en el seminario St. John XXIII en Boston a los 43 años. Al hablar de su vocación el padre Thurman cita una frase conocida de Santa Teresa de Calcuta: “Dios escribe recto en líneas torcidas. Esto podría describir mi itinerario al sacerdocio”, dice. El sacerdote ha sido asignado como vicario parroquial de St. Michael en Craig.

 

Diácono Tomislav Tomic

Nació y creció en un poblado de Bosnia y Herzegovina. Es el más joven de nueve hijos, y viene de una familia con varios sacerdotes. Cuando se graduó de la preparatoria, la guerra en Bosnia ya había comenzado. Cuatro días antes de la graduación, se enlistó en el ejército por un periodo de tres años. Después de cumplir sus deberes militares, Tomic se sentía extremadamente aislado. En ese tiempo, el párroco de su iglesia lo invitó a un encuentro del Camino Neocatecumenal. Esto tuvo un efecto profundo en él. Tomic se respondió a la llamada de Dios al sacerdocio. Entrar al seminario fue el mayor riesgo que él había tomado en 34 años de vida, comentó. Ahora, a sus 43, Dios ha restaurado su dignidad como ser humano y cambió completamente su vida. “Ahora que estoy aquí, veo que Dios transformó mi vida”, dijo el padre Tomic. “Dios es increíble. Lo que él hace conmigo es un milagro”. Este sacerdote servirá en la parroquia St. Theresa en Frederick.

Próximamente: Las 10 enfermedades del espíritu que afectan tu matrimonio

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

No hay peor enfermedad para los matrimonios que las enfermedades del espíritu. Así lo asegura el Padre Ángel Espinoza de los Monteros, sacerdote especializado en temas de matrimonio y familia, quien ha ayudado a muchas parejas a salvar su matrimonio a través de sus conferencias de revitalización de matrimonios y vida familiar.

El padre Ángel, compartió las 10 enfermedades del espíritu que pueden debilitar la unión matrimonial, y al mismo tiempo nos invita a reflexionar con ello para así lograr dar al amor de pareja una dimensión espiritual.

Los ciegos: No quieren ver todo el mal que hacen con su forma de comportarse. No ven todo lo bueno que podrían hacer si cambiaran un poco su carácter. No se dan cuenta cómo tratan a los demás: su marido, su mujer, sus hijos o personas que los rodean. Los ciegos pueden ver lo que hay afuera pero no lo que hay adentro de sí mismos y es por eso que creen que están bien. Juzgan a los demás. No alcanzan la felicidad porque no ven todo lo que tienen.

Los sordos: No saben o no quieren escuchar. Un consejo para los hombres: Escuchen a su mujer. Cuando estén con ella tengan estas frases preparadas ¡No me digas!; ¿Qué más?; ¡Qué barbaridad! o pueden salir con otra frase mejor: … ¡No puede ser!

Y es que no vale la pena discutir. Ábrete a la posibilidad de que él o ella tengan la razón. Pierde todas las discusiones tontas y te ganarás el corazón de tu marido o tu mujer.

Los mudos: No se quieren comunicar. No hablan. Hablan de más, pero no de lo importante. Le hacen daño al matrimonio quienes no logran transmitir sus sentimientos. Dile a tu mujer o a tu marido: “¡Te quiero!, ¡te amo!, ¡te necesito!”. Otro consejo para los maridos: dile a tu mujer “¡qué guapa estas”, ¡aunque luego te confieses!

Déficit de atención: Concentrarse en todo menos en la familia. Ningún éxito profesional justifica fracasar en la familia.

Estar manco: No saber servir y no saber dar cariño. Jubilarse de la intimidad sin avisar. ¿Qué han hecho del cariño que se tenían antes de que se casaran?

Tetraplejia: Quisiera…pero nunca hacen nada. Hay que hablarse con respeto.

Depresión: A la que le pusimos el nombre bonito y llamamos “Depre”… pariente de la flojera. La vida es un ciclo, existen etapas…como las estaciones del año. Aprende a ver lo bueno de cada momento. Pide ayuda cuando necesites y estés pasando por un momento en el que creas que no puedes más.

Esclerosis múltiple: La dureza de trato, de palabra, de juicio.

El Alzheimer selectivo. Se nos olvidan los detalles. Se nos olvidan las cosas pequeñas. Se nos olvidan las promesas del matrimonio. Se nos olvida que estamos casados.

Esposa Zeta. Solo habla para amenazar o pedir dinero.

Según el padre Espinoza, ser fiel es el principio para cuidar el matrimonio. “Amar y hacer feliz a una persona es un proyecto de vida.

“Una cura para las enfermedades espirituales es el amor”, señaló el conferencista “y el médico es Jesús”. Recen unidos. Acérquense a Dios y háganse estas preguntas: ¿Te estoy haciendo feliz? ¿Qué más tengo que hacer para hacerte feliz? Y recuerden “vivir en amor… ¡El anillo es para siempre!”, concluyó el sacerdote.