55 F
Denver
martes, mayo 24, 2022
InicioSin categorizarDía de Acción de Gracias... ¿a quién?

Día de Acción de Gracias… ¿a quién?

Publicado originalmente en Aleteia.org

Thanksgiving Day, conocida en español como Día de Acción de Gracias y en francés como Jour de l’action de grâce, es una celebración tradicional, tanto en los Estados Unidos como en Canadá.

En Estados Unidos se celebraba originalmente el último jueves de noviembre, aunque actualmente es el cuarto jueves de este mes. En Canadá se celebra el segundo lunes de octubre.

Aunque originalmente esta celebración era de carácter religioso, en nuestros días está considerada como una festividad secular.

Desde 1621 hasta 1863 se celebró en distintas fechas y siempre era una celebración religiosa, pero fue el presidente Abraham Lincoln quien decretó el feriado nacional en 1894, en plena guerra civil. Algunos gobernadores de diferentes estados del país consideraron que el decreto de Lincoln interfería con el carácter religioso de la festividad.

La historia

Thanksgiving Day tiene sus orígenes en Europa. Debido a las persecuciones religiosas ocurridas en el siglo XVII, muchas personas de Inglaterra y de Alemania huyeron a Holanda, y de allí emigraron a los Estados Unidos.

Aunque no está confirmado aún el origen del Día de Acción de Gracias, la versión más aceptada es la de que los inmigrantes llegaron a Plymouth, Massachusetts, en 1621. Pero existe otra versión que sostiene que la primera celebración fue hecha en 1598 en Texas por exploradores españoles provenientes de México. Y una tercera versión dice que el primer Día de Acción de Gracias se celebró en San Agustín, Florida, el 8 de septiembre de 1565 por los españoles.

Centrándonos en la celebración de los inmigrantes ingleses y alemanes en 1621 en lo que hoy es la ciudad de Plymouth, la celebración consistía en darle gracias a Dios por la buena cosecha, igual que lo celebraban anteriormente en sus países de origen. Pero debido a que los 102 inmigrantes que conformaban la primera comunidad no contaban con suficientes recursos, fueron los nativos de la tribu Wamponoag quienes contribuyeron con ellos, dándoles semillas y enseñándoles a pescar, y ayudándoles además a sobrevivir el crudo invierno.

Los inmigrantes, en agradecimiento por la ayuda recibida, invitaron a 90 indígenas, quienes además llevaron la comida: pavo, pato, venado, mariscos, pan blanco, pan de maíz y verduras.

La tradición en los Estados Unidos

En Estados Unidos se celebra la festividad con reuniones familiares en los hogares, en donde se celebra un banquete. El plato principal consiste en un gran pavo asado o al horno, acompañado con un relleno hecho de pan de maíz. Además se acompaña también con jalea o salsa de arándonos rojos y verduras, tales como judías verdes o ejotes, papa dulce como boniato o camote, y puré de papa con salsa hecha con el jugo del pavo. Y pastel de manzana

Da la impresión de que actualmente el objetivo de dicha festividad es únicamente el de celebrar las reuniones familiares que suceden en esta fecha, en donde si algo debe agradecérsele a Dios es por haber creado el pavo, o quizás darle las gracias al pavo por existir.

Pero muchas familias y grupos de amigos no invitan a Dios a esta cena, aunque con seguridad él estará llamando a la puerta de todos los hogares pese a que ha sido ignorado.

Lo más importante de esta fecha es el énfasis que se ha puesto a lo largo de los años sobre la importancia de ser agradecido, tanto a Dios como con los demás, lo cual es un elemento vital en nuestra vida como cristianos. Nunca dejemos que se pierda el agradecimiento en nuestra vida, tal como nos dice la Palabra de Dios:

“En todo dad gracias a Dios, pues esto es lo que él, en Cristo Jesús, quiere de vosotros” (1 Tes 5,18).

Artículos relacionados

Artículos populares