Educación sin fronteras: Estudia una licenciatura o maestría en línea a costo asequible

Amigo Hispanoamericano, CSJD y la UPAEP te brindan la oportunidad de extender tus horizontes a través de la educación.

Mavi Barraza

Para muchos de los migrantes llegados a este país el sueño de comenzar o terminar una carrera profesional se vio truncado por múltiples razones, por no poseer los fondos económicos, el tiempo, la documentación necesaria o incluso por el idioma. Conociendo esta necesidad de la comunidad hispana en Colorado, la Arquidiócesis de Denver por medio de Centro San Juan Diego (CSJD) ha hecho posible, a través de una alianza con la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), que los hispanos interesados en comenzar o continuar una carrera tengan la oportunidad de estudiar en línea y con una tarifa asequible.

Fotos de Mavi Barraza

Como ejemplo y motivación para aquellos que estén interesado en cursar una carrera en UPAEP en línea, les compartimos el evento de entrega de premios de CSJD y UPAEP el pasado viernes 22 de junio donde ambas entidades tuvieron el honor de reconocer el sacrificio y entrega de 10 estudiantes a quienes, por su esmero y dedicación, les fue entregado el premio académico Cruz Forjada. Este es un reconocimiento al esfuerzo de los estudiantes de licenciatura en diferentes carreras.

Para hacerse acreedor al premio, cada estudiante deber haber cursado y aprobado al menos cinco asignaturas, tener un promedio de 9.70 o superior en el periodo escolar correspondiente.

La alumna Leticia Morales Domínguez, compartió su testimonio con los presentes y motivó a las personas -con su ejemplo- a lograr sus metas ya que además de ser madre recibió múltiples reconocimientos.

Para hacer entrega de los premios, además de Juan Carlos Reyes, director de CSJD, estuvieron presentes autoridades de la UPAEP: El secretario general de UPAEP el maestro José Antonio Llergo Victoria; la directora de UPAEP online, la maestra Luz María Padilla Castillo y el secretario general emérito, el ingeniero Vicente Pacheco Ceballos.

“Estoy y me voy muy impresionado de lo que hemos llegado a lograr en la alianza con la Iglesia y me siento muy orgulloso de ver la entrega de los estudiantes. Hemos llegado a lo que son los orígenes y la misión de la universidad”, dijo muy emotivamente el secretario emérito quien es uno de los fundadores de la universidad.

CSJD y la UPAEP comenzaron su alianza en el 2012. El año pasado, Mónica Chávez, primera estudiante producto de esta alianza obtuvo su licenciatura y este año están por titularse 5 estudiantes más.

Según el secretario general de la universidad, el titulo tiene una validación tanto en México como en Estados Unidos. Los costos son asequibles ya que la licenciatura en línea cuesta $9,000 y el tiempo promedio para completarla es de 4 años; el de la maestría de dos.

Este programa de estudio está abierto a cualquier ciudadano hispanoamericano que hable español, y los requisitos a presentar para la inscripción son: título de bachillerato o GED, (que también puede obtenerse en CSJD), documentos de identidad personal que lo acredite como la persona que dice ser: El acta de nacimiento, credencial de elector, pasaporte, etc.

Luz María Padilla dijo al Denver Catholic que estudiar una carrera les brinda a las personas una ventana de oportunidad más grande, ya sea quedándose en Estados Unidos o regresando a sus países de origen. “Tenemos un estudiante egresado de derecho que decidió regresar a México en el último semestre de la carrera porque no pudo solucionar su situación migratoria, actualmente trabaja en la universidad y ya está llevando sus propios casos”, dijo la maestra.

Para más información sobre las carreras en línea, visita el sitio web de Centro San Juan Diego https://centrosanjuandiego.org/ o comunícate con Laura Becerra al 303-282-3370.

Próximamente: ¿Por qué soy católico?: Por la Biblia

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

Este artículo es parte de una serie de artículos publicado en la última edición de la nueva revisa de “El Pueblo Católico”. Para suscribirte y recibir la revista GRATIS, HAZ CLIC AQUÍ.

La Biblia es más católica de lo que creemos. Muchas personas no saben que no fue la Iglesia la que nació de la Biblia, sino la Biblia la que nació de la Iglesia, nuestra Iglesia Católica.

¿Por qué soy católico?: Por Jesús

En las primeras décadas del cristianismo, el Nuevo Testamento no existía. Los discípulos predicaban por palabra lo que habían aprendido de Jesús. No fue hasta décadas después de la resurrección que lo escribieron.

En ese tiempo había muchos evangelios y cartas que aseguraban tener inspiración divina.

¿Por qué soy católico?: Porque es la Iglesia que Cristo quiso fundar

¿Cómo es que unos sí llegaron a considerarse “divinamente inspirados” y se incluyeron en el Nuevo Testamento y otros no? ¿Quién decidió cuáles eran verdaderos y cuáles no?

Fue la Iglesia Católica, con la inspiración del Espíritu Santo y la autoridad que Jesús le dio, la que decidió la lista de 27 libros que eran divinamente inspirados del Nuevo Testamento en el año 382 d. C., bajo el Papa Dámaso.

¿Por qué soy católico?: Por el perdón de los pecados

¿Cómo lo hicieron? Los obispos y teólogos de ese tiempo investigaron cuáles evangelios y cartas tenían origen apostólico y compararon su contendido con la Tradición que habían recibido de los discípulos por medio de la palabra. Asimismo, construyeron la lista de 46 libros divinamente inspirados del Antiguo Testamento.

Esta colección de 73 libros, que llamamos “Biblia”, no es solo una colección histórica, sino que contiene el mensaje que todo humano debe saber.

Si no lees la Biblia regularmente, te invitamos a que lo hagas. En ella encontrarás la historia de amor más bella de todos los tiempos. Es como una carta de amor que está dirigida a ti personalmente. Léela si quieres conocer a Jesús y podrás decir con san Pablo: “(Cristo) me amó y se entregó a sí mismo por mí” (Gal 2,20).

¿Por qué soy católico?: Porque Jesús está verdaderamente presente en la Eucaristía

Sabías que…

Esta lista de 73 libros se consideró divinamente inspirada por todo cristiano por más de 1,100 años, hasta que Martín Lutero y sus seguidores se deshicieron de siete libros del Antiguo Testamento en la Reforma Protestante en el siglo XVI. Los católicos aún conservan los 73 libros.