84.8 F
Denver
jueves, agosto 18, 2022
InicioTiempos litúrgicosNavidadEl misterio de la Estrella de Belén

El misterio de la Estrella de Belén

Por Solène Tadié | National Catholic Register

 

Por más de dos milenios, la Estrella de Belén, la cual guio a los Magos a la ciudad donde Jesús nació, ha despertado la curiosidad de investigadores en todo el mundo.

La Estrella de Belén, mencionada en el Evangelio de San Mateo, es uno de los principales símbolos asociados con el nacimiento de Jesús, que encarna la luz de la esperanza de la salvación en medio de la oscuridad. Pero más allá de su simbolismo, esta estrella también es un tema inagotable de debate como fenómeno científico.

¿Fue un hecho histórico o solo una mentira piadosa inventada por San Mateo? Y si fue un evento histórico, ¿cómo podemos explicar científicamente la ocurrencia de este evento astronómico excepcional? A lo largo de los siglos, estas preguntas han dado lugar a muchas interpretaciones diferentes.

Además, como es difícil determinar con certeza el año exacto de la Natividad, una explicación científica del fenómeno también sería un marcador de tiempo potencial para ayudar a precisar la fecha del nacimiento de Cristo.

Según un cálculo del astrónomo alemán Johannes Kepler en el siglo XVI, una conjunción extremadamente rara entre Júpiter y Saturno ocurrió tres veces en la constelación de Piscis en el año 7 a.C., apareciendo a los observadores como una sola estrella luminosa. Esto coincidiría con la descripción de San Mateo del objeto celestial que aparece, desaparece y luego reaparece ante los Magos. Un siglo antes, el rabino portugués Isaac Abravanel ya había afirmado que este tipo específico de conjunción desencadenó el nacimiento del Mesías.

Esta teoría ganó más credibilidad en 1925, cuando el orientalista alemán Paul Schnabel descifró antiguas tablillas cuneiformes de la escuela astronómica de la ciudad babilónica de Sippar, que describía exactamente la misma conjunción astronómica en el año 7 a. C.

“Esta es una buena teoría”, dijo a EWTN el padre Giulio Maspero, físico y teólogo de la Universidad Pontificia de la Santa Cruz, mencionando otras explicaciones científicas creíbles, incluida la posibilidad de un cometa.

“Otra teoría, que puede resultarnos impresionante, es que la estrella era un ángel. Entonces, no hay astronomía aquí, sino solo una luz espiritual que acompaña a los 3 Reyes Magos en su camino”, dijo. El padre Maspero dice que esta explicación es «coherente con toda la narración», ya que Belén estaba llena de ángeles que «proclamaban la gloria de Jesús y anunciaban a los pastores lo que sucedía».

También existe la posibilidad de la aparición de una nova o la explosión de una supernova alrededor del año 5 a.C., como sugieren varias crónicas de astrónomos chinos y coreanos, pero esto nunca se ha determinado.

La fuerza espiritual del misterio

Para el hermano Guy Consolmagno, astrónomo y director del Observatorio Astronómico Vaticano, la importancia del resplandor de la Estrella de la Noche Santa radica sobre todo en el hecho de que muestra que el universo físico puede utilizarse para acercarse a Dios.

“No sabemos si Mateo tenía la intención de que esta fuera una historia piadosa para mostrar que Cristo era aun más relevante que Augusto, quien había usado la astrología para decir que tenía que ser un emperador, o si estaba describiendo una estrella real o un evento astronómico real, o si fue algo totalmente milagroso y nunca lo sabremos hasta que podamos entrevistar al mismo San Mateo y descubrirlo», dijo.

Pero si no hay una conclusión científica definitiva sobre la naturaleza de la Estrella, el misterio que rodea esta historia la hace aún más poderosa para los cristianos.

“Tenemos que leer los símbolos, tenemos que mirar la narrativa, de lo contrario no podremos captar el verdadero significado de lo que Dios nos está diciendo”, dijo el padre Maspero, agregando que todo el Evangelio es un misterio.

Y la universalidad de la redención y la seguridad de que Dios siempre responde a quienes lo buscan es el significado central de la Estrella de Navidad, un símbolo que no debe ser distorsionado por un exceso de cientificismo.

Artículos relacionados

Lo último