61.9 F
Denver
martes, agosto 16, 2022
InicioLocalesUn joven que impactó la vida de muchos

Un joven que impactó la vida de muchos

Jason David Johnson fue un joven visionario y un hombre de fe. Así lo describen sus amigos y aquellas personas que fueron impactadas por la vida de este joven, quien desde muy temprana edad manifestó no solo su amor a Dios, sino además su interés en ayudar a los demás.

Así fue como Jason se dio a conocer en la comunidad, donde cientos de jóvenes estudiantes se vieron favorecidos por su labor incansable, pues se dedicó a promover la importancia de la educación superior entre los estudiantes latinos en Colorado.

En agosto de 2010, Jason vio con alegría realizarse uno de sus mayores anhelos: la universidad para la que él trabajaba se convirtió en la primera del estado en abrir sus puertas a estudiantes indocumentados.

Desde ese momento, Jason desarrolló una pasión por ayudar a estudiantes en desventaja, visitó múltiples escuelas preparatorias, se presentó en diferentes medios de comunicación, e incluso fue más allá: hizo visitas a estudiantes directamente a sus hogares para hablarles de la oportunidad de continuar estudiando.

Pronto el campus de la Universidad Colorado Heights se vio repleto de estudiantes hispanos que en su momento pensaron que no podrían estudiar por no tener documentos. Muchos de ellos se vieron motivados a comenzar sus estudios superiores, gracias a la motivación y empuje que sintieron de parte de Jason.

“Para mí Jason era el tipo de persona que en un mal día, te hacía sentir importante y digno”, dijo Alonso, alumno de la misma universidad.

“Era un hombre de fe”, dijo el sacerdote que ofreció la Misa, luego de escuchar que los familiares del joven recordaran que durante su niñez estuvo muy involucrado en la Iglesia Católica, en su natal Arizona, como monaguillo. Desde ese entonces, este joven ya demostraba su amor a Dios y lo pondría en práctica dedicándose durante algunos años a enseñar Catecismo a pequeños de entre 6 y 7 años, en la iglesia Light of the World en Littleton, CO.

Jason partió la madrugada del sábado 20 de septiembre, murió inesperadamente víctima de una ataque cardiaco a sus 31 años. Pero antes de su partida pudo ver con gusto los frutos de su trabajo, ya que participó en la graduación de muchos de los estudiantes que él mismo reclutó; dejó a otros tantos encaminados y casi a punto de recibir su licenciatura.

Como una forma de honrar el legado que dejo este joven, y para continuar con su trabajo, la familia Johnson estableció la Beca Jason D. Johnson Memorial.

 

Artículos relacionados

Lo último