56.4 F
Denver
domingo, mayo 19, 2024
InicioActualidadEncuesta: Nueva generación de sacerdotes son jóvenes y están involucrados en su...

Encuesta: Nueva generación de sacerdotes son jóvenes y están involucrados en su comunidad

Por Kate Quiñones/CNA

La nueva generación de seminaristas que serán ordenados en el 2024 es joven y está involucrada en su comunidad, según encontró una encuesta anual publicada el 15 de abril.

La Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB, por sus siglas en inglés) solicitó al Centro de Investigación Aplicada (CARA, por sus siglas en inglés) de la Universidad de Georgetown una encuesta anual. De enero a marzo de este año, CARA encuestó a casi 400 seminaristas que están programados para ser ordenados sacerdotes en el 2024.

Más del 80% de los encuestados iban a ser ordenados sacerdotes diocesanos, mientras que casi el 20% pertenecían a una orden religiosa. El grupo más grande de encuestados, el 80%, estudiaba en seminarios del Medio Oeste.2

La encuesta encontró que la mitad de los seminaristas “ordenandos” que se gradúen en 2024 serán ordenados a los 31 años o menos, es decir, más jóvenes que el promedio reciente. Desde 1999, los ordenandos tenían en promedio alrededor de 30 años, con una tendencia ligeramente más joven.

Los ordenandos de este año participaron en el crecimiento de sus comunidades locales. Hasta el 51% había asistido a grupos juveniles parroquiales, mientras que el 33% estaba involucrado en el ministerio universitario católico. Un número significativo (28%) de los ordenandos eran Boy Scouts, mientras que el 24% informó que habían participado en los Caballeros de Colón o los Caballeros de Peter Claver.

La participación en el ministerio parroquial también fue un punto común clave para los ordenandos de este año. Los encuestadores encontraron que el 70% de los ordenandos eran monaguillos antes de asistir al seminario. Otro 48% a menudo era lector en misa, mientras que el 41% distribuía la Comunión como ministros extraordinarios. Además, poco más del 30% enseñaba como catequistas.

Camino al sacerdocio

Según la encuesta, la mayoría de los seminaristas consideraron por primera vez el sacerdocio cuando tenían tan solo 16 años. Pero el proceso de afirmar esa vocación y estudiar para ser sacerdote lleva, en promedio, 18 años.

El apoyo ayuda a formar sacerdote, según la encuesta de CARA. Casi el 90% de los ordenandos dijeron que alguien (la mayoría de las veces un párroco, un amigo o un feligrés) los animó a considerar la posibilidad de convertirse en sacerdotes.

Discernir el sacerdocio no siempre es un camino fácil, y el 45% de los ordenandos dijeron que alguien en su vida los disuadió de considerar el sacerdocio (la mayoría de las veces un amigo, un compañero de clase en la escuela, una madre, un padre u otro miembro de la familia).

La encuesta también encontró que la mayoría de los ordenandos tenían padres católicos y fueron bautizados católicos cuando eran bebés. El ochenta y dos por ciento de los ordenandos informaron que ambos padres eran católicos cuando eran niños, mientras que el 92% de los ordenandos fueron bautizados católicos cuando eran bebés. De aquellos que se hicieron católicos más tarde en su vida, la mayoría se convirtió a los 23 años.

La educación católica y la educación en el hogar también fueron factores para los ordenandos de este año. Uno de cada 10 ordenandos fue educado en casa, mientras que entre el 32% y el 42% de los ordenandos asistieron a la escuela primaria, secundaria o universitaria católica.

Ver las vocaciones religiosas en la familia también ayudó a los seminaristas a encontrar su vocación, indicó la encuesta. Aproximadamente 3 de cada 10 ordenandos informaron que tenían un pariente que era sacerdote o religioso.

La adoración eucarística fue la forma de oración más popular para los seminaristas graduados de este año. El setenta y cinco por ciento informó que asistía regularmente a la adoración eucarística antes de ingresar al seminario. El rosario también fue importante para aquellas vocaciones que discernían vocaciones: el 71% de los ordenandos dijeron que rezaban el rosario regularmente antes de unirse al seminario. La mitad dijo que asistía a un grupo de oración o bíblico, y el 40% dijo que practicaba la lectio divina.

La encuesta también encontró que el 60% de los ordenandos se graduaron de la universidad u obtuvieron un título de posgrado antes de unirse al seminario. Las áreas de estudio más comunes fueron negocios, artes liberales, filosofía o ingeniería.

Esto lleva a que muchos seminaristas (aproximadamente 1 de cada 5) carguen con una deuda educativa en el seminario. En promedio, cada ordenando tenía más de 25,000 dólares en deuda educativa.

Sin embargo, la mayoría de los seminaristas no vienen directamente de la escuela. El setenta por ciento informó tener experiencia laboral de tiempo completo antes de unirse al seminario. Muy pocos sirvieron en el ejército, y sólo el 4% informó haber servido en las fuerzas armadas de Estados Unidos.

Aproximadamente una cuarta parte (23%) de los ordenandos nacieron en el extranjero, por debajo del promedio del 28% desde 1999. Los ordenandos que no nacieron en Estados Unidos nacieron con mayor frecuencia en México, Vietnam, Colombia y Filipinas. La encuesta encontró que el 67% de los ordenandos eran blancos; casi el 20% eran hispanos o latinos; alrededor del 10% se identificó como asiático, isleño del Pacífico o nativo de Hawái; y el 2% eran afroamericanos.

Este artículo ha sido traducido y adaptado del original en inglés por el equipo de El Pueblo Católico.

Artículos relacionados

Lo último