Fallece en México el Padre Flaviano Amatulli, fundador de Apóstoles de la Palabra

Escritor Invitado

ACI Prensa – Denver Catholic

El sacerdote italiano Flaviano Amatulli Valente, famoso apologista católico, falleció la noche del 1 de junio en Ciudad de México a los 80 años, víctima del cáncer de próstata.

La Familia Misionera Apóstoles de la Palabra, movimiento que él fundó y que está también presente en Denver, confirmó la muerte del P. Amatulli, y expresó su “inmenso dolor y tristeza por esta gran pérdida”.

Este movimiento está conformado por niños, jóvenes y adultos que sirven a la Iglesia dando a conocer la Palabra de Dios formando pequeñas comunidades cristianas y fortaleciendo la fe de los católicos frente al proselitismo religioso, mediante visitas domiciliarias, pláticas, cursos, retiros, congresos entre otras actividades.

Sirven de apoyo en las parroquias y en actividades como el ministerio de lectores. También ofrecen cursos de Biblia y apologética.

En la Arquidiócesis de Denver están presentes en las parroquias de Holy Cross, en Thornton Our Lady Mother of the Church en Comerce City y Holy Rosary en Denver. Allí tienen comunidades y grupos de estudio bíblico en español. Además tienen un programa de radio llamado Sinfonía Universal Salmo 150 en 1150 am.

“Estamos convencidos de que ahora goza de la visión beatífica”, dice el comunicado emitido por los integrantes de este movimiento. “Ya no sufre más, ya no llora más, vive alegre junto a nuestro Señor que le permitió sufrir e esta vida temporalmente para gozar por la eternidad”.

El P. Amatulli publicó decenas de libros y folletos en defensa de la fe y de la Iglesia frente al creciente número de sectas, y fue una importante influencia para otros famosos apologistas católicos.

Llegó a México a finales de la década de 1960, y realizó su ministerio durante cinco años con indígenas chinatecos en Oaxaca, al sur del país.

Dirigió además la revista Esquila Misional y en 1986 la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) lo puso a cargo del Departamento de la Fe frente al Proselitismo Sectario, dependiente de la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe.

El P. Amatulli aseguraba que “la apologética no es cosa de otros tiempos”, sino que es “fundamental para el creyente”, pues “lo ayuda a mantenerse firme en su fe ante cualquier amenaza”.

“La apologética es una exigencia de cada feligrés para conocer su fe y no dejarse confundir por aquellos que no comparten su misma fe y tratan de enredarlo”, decía.

Frente a la muertre, el padre Amatulli dijo una vez: “No temo, la espero. Muchos posiblemente le temen porque no han entendido que la vida futura es mejor que esta vida, no conocen la palabra de Dios y viven a su modo. La vida futura es lo máximo”.

El martes 5 de junio a las 12:00 se celebrará su Misa Exequial en la Catedral de San Andrés de Tuxtla, en Veracruz. Ahí reposarán sus restos.

Próximamente: Ge´la: Tras padecer de cáncer en la garganta, hoy le canta a Jesús

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

Ge´la: Tras padecer de cáncer en la garganta, hoy le canta a Jesús

Ángela Sandoval, más conocida como Ge´la estuvo en de gira en Colorado

Carmen Elena Villa

La cantante Ge’la

La cantante Ge’la estuvo de visita en Colorado y visitó la Arquidiócesis de Denver. Aquí les presentamos esta entrevista.

Posted by El Pueblo Católico on Thursday, August 16, 2018

La cantante Ángela Sandoval, más conocida como “Ge’la” canta mariachis y baladas para Jesús. Y lo hace desde casi desde que empezó a hablar. Su madre le cuenta que se sentaba en una piedrita a entonar sus primeras melodías.

Su carrera como cantante comenzó a tomar forma cuando ella, a los 14 años, se integró en el coro de la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe en Ontario, California donde vive desde hace 40 años. “Ahí empecé a descubrir que Dios me había dado un don para compartirlo”, dice en diálogo con El Pueblo Católico.

Y como buena mexicana, oriunda de Michoacán, el ritmo de Mariachi fue el que eligió. “Es otra forma de pescar a nuestro pueblo latino con la música de nuestra cultura”, dice.

Además de cantar, a Ge´la le gusta hacer breves prédicas introductorias. La primera vez que se lanzó a hacerlas, fue en un concierto en Oregón. “Le dije al Señor: ‘¡Ayúdame!’ y Él me invitó a contar el testimonio de mi niñez. Mi padre era un alcohólico y, no sé por qué, el Espíritu de Dios me iluminó para que diera ese testimonio entreverando el canto. Vi a mucha gente llorando, niños, jóvenes, varones, es raro ver a un varón llorar en nuestra cultura latina y ver cómo esos corazones fueron tocados a través del canto a través del testimonio”, recuerda.

Cantar para Dios, dice Ge´la, le ha traído frutos que quizás ella nunca se hubiera imaginado: Una mujer, quien acababa de ser abandonada por su esposo, le escribió un correo diciéndole que estaba decidida a quitarse la vida aventándose en su carro a un tráiler. Pero al escuchar la canción de alabanza “No estoy sola”, decidió voltear el timón y evitar el golpe que la hubiera matado instantáneamente.

 

Y Jesús probó su fe

La prueba más difícil de su vida la pasó en el año 2002 cuando, después de unas altas fiebres y una pérdida repentina de peso, le fue diagnosticado un carcinoma en la garganta. Al recibir el diagnóstico ella dijo: “No puedo tener cáncer en mi garganta si yo le canto a mi Señor y a mi Madre santa”. Antes de que fuera operada quiso ofrecer sus últimos conciertos en Wisconsin y Virginia. Era como la despedida de su vida musical. El padre Juan Díaz, sacerdote jesuita y amigo muy cercano de Ge´la, la acompañó a los que serían sus últimos conciertos: “No pude contener mis lágrimas al ver con qué amor Ge´la cantaba y alababa al Señor cuando estaba condenada, quizás a morir muda en unos meses”, recuerda el sacerdote.

El día antes de la operación se fue con su esposo y sus dos hijos a la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe donde había misa y exposición al Santísimo. Ella le dijo en la oración: “Señor, no te pregunto por qué a mí si yo te canto, no Señor, te doy gracias por esta enfermedad que me une un poquito a esta santa cruz de dolor. Lo único que te pido es que sigas iluminando a mis hijos por el buen camino como hasta ahora y haz de mi vida lo que quieras”. Y dijo que después de ese momento se sintió mucho mejor. Al día siguiente sería la cirugía. Pero el médico, el doctor Julio Torres, la sorprendió diciéndole: “Dice la radiografía que el cáncer no está en tu garganta”.

Cuenta Ge´la que al escuchar estas palabras “lloraba como una niña”. Para confirmar que el cáncer había desaparecido ingresaron dos veces con una aguja a la garganta y, comparte la cantante que lo único que salió fue “sangre molida”. “Jesus Sacramentado había hecho un milagro en mi garganta”, asegura. El médico le dijo: “Es como si alguien hubiera entrado y apachurrado el tumor” y Ge´la asegura que fue Jesús quien lo apachurró. “Como médico te digo que la curación ha sido un milagro”, le dijo el doctor Julio Torres.

Recientemente visitó varias parroquias del norte de Colorado cantando, predicando y transmitiendo esa fe en Jesús vivo que ni si quiera el cáncer le arrebataron.