46.1 F
Denver
lunes, diciembre 5, 2022
InicioLocalesFormando Familias Fuertes y Sólidas

Formando Familias Fuertes y Sólidas

Alrededor del 42% de los matrimonios sin afiliación religiosa termina en divorcio, reveló una encuesta realizada en el 2012. En el caso de los matrimonios católicos, la cifra baja al 28%. Si bien este número es menor, ambos casos son preocupantes pues reflejan que los lazos familiares cada vez se respetan menos y se debilitan más. Es un problema complejo y urge enfrentarlo dado que la familia es, en palabras del Papa Francisco, “el lugar primario en el que se forma y crece el ser humano, en el que se aprenden los valores y los ejemplos que los hacen creíbles”.

Ante esta situación, la Arquidiócesis de Denver iniciará el 2014 con fuerzas nuevas en el tema. Viviana Martínez, Coordinadora del Ministerio Hispano de la Familia, junto con Carrie Keating, experta en la Planificación Familiar Natural (PFN), vida familiar y matrimonio, son las dos mujeres que unirán sus esfuerzos para guiar a los católicos de Denver hacia la comprensión y vivencia de la verdad del matrimonio y la familia.

Tanto Viviana como Carrie tienen años de casadas y son madres de 5 hijos la primera, y 2 la segunda; experiencia familiar no les falta. Ellas unirán su experiencia y las enseñanzas de la Iglesia, para ayudar a las familias a vivir su vocación.

“Nuestra comunidad hispana es fiel a la Iglesia”, dijo Viviana. “Sin embargo, tenemos que vivir esa fidelidad en la vida cotidiana, y no dar por sentadas la fe y la religión en nuestras vidas. Tenemos que encontrarnos con Jesús para que esté en el centro de nuestras familias”, señaló.

“Sin Dios, no sé cómo los matrimonios pueden sobrevivir”, dijo por su parte Carrie, para quien es posible tener familias unidas, pero con algo clave: “La relación con Cristo y teniendo el Espíritu Santo activo, en nuestro matrimonio puede cambiarlo todo”.

Ambas mujeres están trabajando para ofrecer retiros, cursos de preparación matrimonial, consejos para la crianza de los hijos, así como clases de planificación natural de la familia (PNF).

Al respecto, Carrie, convertida al catolicismo en el 2000 al encontrar la belleza de las enseñanzas de la Iglesia sobre la sexualidad y la fertilidad, dice que la PNF “es buena para el cuerpo y para el alma y nos enseña a entender y a respetar nuestra fertilidad dada por Dios”.

Por su parte Viviana comentó que la comunidad hispana no sabe mucho sobre la PNF, pero están viendo “formas para trabajar y enfrentar este reto en la comunidad”.

 

 

Artículos relacionados

Lo último