Guía a otros hacia Cristo con tu generosa donación

La Colecta Anual del Arzobispo beneficia a las parroquias, a casi 40 ministerios y mucho más

Aaron Lambert

¿Hasta dónde llega realmente el dinero que doy a la Colecta Anual del Arzobispo? Esta es una pregunta que probablemente te hagas cada año

La respuesta es simple: muy lejos, y sí, hace una gran diferencia.

La Colecta Anual del Arzobispo se lanzó oficialmente el pasado 27 de abril. La ACA (por sus siglas en inglés) beneficia a casi 40 ministerios dentro de la Arquidiócesis de Denver, cada uno de los cuales desempeña un papel crucial en el funcionamiento de la Iglesia Católica en el norte de Colorado. La colecta del año pasado recaudó más de $10 millones en donaciones que se invirtieron directamente en esos ministerios.

“Este año, me gustaría enfatizar cómo su donación tendrá un impacto real y duradero en las vidas de los demás y en nuestro mundo”, escribió el arzobispo Samuel J. Aquila en una carta a la arquidiócesis. “Tu disposición a imitar la vida de Cristo al servicio de todos, a través de tu donación a la colecta, abrigará a las personas sin hogar, alimentará a los hambrientos, protegerá a los no nacidos, instruirá a nuestros jóvenes, evangelizará a los estudiantes universitarios, alimentará las vocaciones, consolará a los ancianos y atraerá a muchos a una unión más profunda con Cristo”.

Como lo expresó el padre Randy Dollins, vicario general de la arquidiócesis, [la colecta] financia algunas de las partes menos atractivas de la administración de la Iglesia, pero al hacerlo, apoya a todos los ministerios y les permite centrarse en hacer aquello para lo que fueron: guiar a más personas hacia Cristo.

Además, “hay muchos aspectos de la diócesis que no tienen los medios para hacer su propia recaudación de fondos y probablemente no deberían perder tiempo tratando de hacer su propio trabajo”, dijo el padre Dollins. “El ministerio debe ser capaz de ser solo ministerio”.

Cada parroquia tiene una meta de recaudación de fondos para ACA basada en las ofrendas anuales totales de la parroquia. Sin embargo, los fondos recaudados también tienen el potencial de beneficiar a las parroquias. Hace varios años se implementó un programa de reembolso de dos niveles, como un incentivo para que las parroquias animen a los feligreses a donar a la ACA. “Es una victoria para toda la arquidiócesis y para la parroquia”, explicó el padre Dollins.

Si una parroquia excede su meta, recibirán a cambio 50 centavos de cada dólar adicional recaudado. Las iglesias que tienen más dificultades para cumplir su objetivo también tienen la oportunidad de obtener un reembolso si superan la cantidad de dinero recaudado para la ACA del año anterior. Si lo hacen, reciben 25 centavos de cada dólar recaudado que exceda la meta.

El año pasado, 46 parroquias recibieron reembolsos en el nivel del 50 por ciento y 53 parroquias recibieron reembolsos en el nivel del 25 por ciento, esto representó un total de más de $735.000 para las parroquias.

Este año la ACA también continúa con Nine Choir of Angels Giving Society, que designa diferentes niveles de donación. El año pasado, 2.500 donantes se unieron a esta distinción al dar $1.000 o más. Además, la opción de donación se ha ajustado para brindar la misma comodidad que los sistemas de pago en línea más populares y facilita la tarea de aquellos que deseen incluir una donación de ACA en su presupuesto mensual. El año pasado, 900 contribuyentes apoyaron los trabajos de la Iglesia a través de la opción de donación periódica mensual. El Padre Dollins alienta a que las personas cambien su manera de donar de los tradicionales cinco meses, a todo el año. “¿Por qué no hacer de la colecta anual una ofrenda mensual periódica que se incluya en presupuesto de cada familia?”, dijo el también moderador de la curia de Denver.

A los católicos se les pide que donen muchas veces a lo largo de un año determinado, y es fácil ver la ACA como una petición más que no tiene importancia. Sin embargo, para los fieles en la Arquidiócesis de Denver, es importante ver las necesidades de la Iglesia y cuán lejos realmente va ese dólar.

“Es muy fácil concentrarse en ‘mí’ y donar a su propia parroquia, pero [todos somos] parte de una Iglesia más grande que tiene necesidades expansivas”, dijo el padre Dollins. “Podría estar en un pueblo pequeño que no necesita alimentar a los pobres, pero la Catedral sí la necesita. No puedo ayudar necesariamente a los pobres donde estoy, pero la Iglesia es mucho más grande que mi propio lugar de residencia”, concluyó.

¿Y las investigaciones contra el abuso sexual?

Los fondos recaudados de la Colecta Anual del Arzobispo, nunca se utilizan para gastos legales, investigaciones ni indemnizaciones a víctimas de abuso sexual perpetradas por sacerdotes o agentes pastorales. “El 100 por ciento de su donación a la colecta apoyará las operaciones del ministerio”, escribió el arzobispo Aquila. “Dona a la colecta sabiendo que tu donación se invertirá prudentemente en programas que evangelicen nuestra fe y sirvan a los demás”, invitó el Prelado.

En medio de la actual crisis de la Iglesia, el arzobispo Aquila asegura a los fieles que él y la Arquidiócesis de Denver están comprometidos con la plena transparencia y el cambio dentro de la Iglesia. La página web “Una Promesa Solemne” (archden.org/promesa) contiene una gran cantidad de información sobre cómo la arquidiócesis ha manejado las denuncias de abuso sexual de menores, y en febrero pasado, la arquidiócesis permitió voluntariamente una revisión independiente de todos los archivos de sacerdotes con relación al abuso sexual hacia niños y jóvenes.

Traducido del original en inglés por Mavi Barraza.

 Visita archden.org/donar para hacer una donación a la Colecta Anual del Arzobispo.

Próximamente: La fe católica de Kendrick Castillo descrita por su padre

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

La fe católica de Kendrick Castillo descrita por su padre

El joven fue asesinado el pasado 7 de mayo

Aaron Lambert

Amaba el aire libre. Amaba la tecnología. Amaba a sus amigos. Simplemente, amaba.

Kendrick Castillo era un joven fiel, amable y bondadoso, cuya vida fue acortada trágicamente el 7 de mayo, cuando se lanzó contra el atacante que abrió fuego en STEM School Highlands Ranch, dando su vida para proteger a sus amigos. Tenía 18 años y estaba a tres días de graduarse de high school.

El joven estudió en Notre Dame Catholic School, donde su padre, John, asegura que su hijo se había integrado muy bien. Unos días después de su funeral, John contó al El Pueblo Católico que mientras él y su esposa reflexionaban sobre la vida de su hijo y repasaban sus tareas escolares, encontraron una tarea de varios años atrás que les pedía a los estudiantes elegir a un santo. Kendrick eligió a san Juan Bosco.

“Empecé a leer más y a familiarizarme con san Juan Bosco, y me pareció muy significativo que Kendrick lo hubiera elegido porque esa fue la manera en que él vivió su vida”, dijo John. “Modeló su vida según la vida de los santos”.

Tras graduarse de Notre Dame, Kendrick ingresó a STEM School Highlands Ranch. John recuerda estar un poco preocupado por la transición de su hijo de una escuela católica a una no católica. Sin embargo, Kendrick permaneció fiel a quién era y a lo que aprendió en Notre Dame.

“Se esforzó por buscar a personas en su escuela que compartían su fe”, aseguró John sobre el tiempo que su hijo pasó en STEM. “Pero incluso era amigo de aquellos que no practicaban ninguna religión y se juntaba con ellos”.

“Creo que vivía su fe y estoy muy orgulloso de eso”.

Además de siempre bendecir sus alimentos y ser el primero en ofrecerse para ser monaguillo en misas de funerales, Kendrick servía con alegría con los Caballeros de Colón de Notre Dame junto con su padre. Le gustaba, sobre todo, ayudar con los desayunos de pancakes que servían.

Era hijo único y muy cercano a sus padres. “Era más una amistad que una típica relación entre padre e hijo. Teníamos una relación especial”, dijo el padre de Kendrick.

John cree que esa relación de Kendrick con él y con su madre, María, es la razón por la que el joven amaba a otros como lo hacía – y la razón por la cual no dudó en dar su vida por salvar a sus compañeros durante el tiroteo.

“Cuando uno es tan afortunado de tener una relación como la que nosotros tres teníamos, no se da cuenta de que está haciendo las cosas bien”, continuó el padre. “No es que uno haya planeado criar a un hijo de una cierta manera. Si hay amor en la familia, esto es lo que uno hace (…) Él nunca vacilaba a la hora de hacer el bien”.

Cuando se publicó la noticia sobre el acto de Kendrick, muchos noticieros usaron la palabra “héroe” para describirlo. Y aunque John se siente muy orgulloso del acto heroico de su hijo, dijo que su orgullo más grande era la manera en la que su hijo había vivido su vida.

“Creo que Dios lo usó para lo que lo necesitaba. Fue un instrumento, un seguidor fiel… salvó a sus amigos. El hecho de que hizo lo que estaba en su corazón por sus amigos es para mí más poderoso que la palabra ‘héroe’. Esto representa quién era verdaderamente”.

El dolor que John y María tienen que soportar nunca desaparecerá. “Es algo muy difícil”, confesó John con lágrimas. “Kendrick es la persona más devota y santa que he conocido en mi vida. Tenía un bello espíritu. Era mi fortaleza”.

A pesar del dolor, John y María encuentran descanso en la confianza de que Kendrick está disfrutando de la vida eterna en el cielo y de que ahí se reunirán de nuevo con él.

“En verdad creo que Kendrick nos fue prestado a mí y a mi esposa”, concluyó John. “Creo que ahora está con su verdadero Padre”.

Traducido del inglés y adaptado por Vladimir Maurcio-Pérez.