32.6 F
Denver
sábado, mayo 21, 2022
InicioSin categorizarHermanas Alicia Cuarón y Leandra Schaller celebran aniversario de profesión religiosa

Hermanas Alicia Cuarón y Leandra Schaller celebran aniversario de profesión religiosa

Este año las Hermanas de San Francisco de Penitencia y Caridad Cristiana (St Francis of Penance and Christian Charity) están celebrando el 25 aniversario de votos de la hermana Alicia Cuarón y el 40 aniversario de votos de la hermana Leandra Schaller.

Alicia Valladolid Cuarón nació el 1 de marzo de 1939 en Oxnard, California. Sus padres, Rosendo Alfaro y Guadalupe Valladolid Pérez habían emigrado a los Estados Unidos desde México durante la época del movimiento Cristero. Ella creció en El Paso, Texas, con cuatro hermanas y un hermano.

Alicia se mudó a Colorado a principios de la década de 1970. En 1972 obtuvo su maestría en educación de Texas University en El Paso y un doctorado en educación (Ed.D.) de Northern Colorado University en 1975. Tuvo mucho éxito en su carrera, se casó y tuvo una hija, Alexis Cuarón Anderten, pero en 1992 tomó una decisión que cambió su vida.

“Logré mucho profesionalmente, más de lo que creía posible, pero sentí la necesidad de volver a examinar la dirección que estaba tomando mi vida”, dijo la hermana Alicia. “La idea de ingresar a una comunidad religiosa nunca se me había ocurrido, pero cuando Dios llamó, respondí ‘Aquí estoy Señor, me has llamado’, y a la edad de 53 años tomé la decisión de ingresar a las Hermanas de San Francisco de Penitencia y Caridad Cristiana”.

Alicia dejó su carrera profesional y entró a la comunidad de religiosas. El 25 de julio de 1998, la hermana Alicia Cuarón realizó su última profesión de votos en la parroquia St. Joseph’s Redemptorist. Allí estableció el Centro de Servicios de Familia Bienestar en la antigua escuela secundaria de St. Joseph para proporcionar educación para adultos, capacitación profesional y servicios de apoyo para nuevas familias inmigrantes. En 2003, la hermana Cuarón cofundó Latina Safehouse para apoyar los servicios de violencia doméstica para inmigrantes de habla hispana.

En 2004, la hermana Cuarón trasladó el Centro Familiar Bienestar al Centro San Juan Diego, el ministerio hispano de la Arquidiócesis de Denver. Se desempeñó como directora de Bienestar del 2004 al 2014. Basándose en su educación como mexicoamericana de primera generación, la misión de vida de la hermana Alicia se ha centrado en el empoderamiento de las mujeres y los inmigrantes de habla hispana. Esta misión ha sido su prioridad espiritual y personal. Para avanzar aún más con esta misión, la hermana Alicia y el Centro San Juan Diego se asociaron para establecer el fondo de educación Sister Alicia Cuarón Education Fund. Este fondo continuará su legado de proporcionar programas y servicios educativos para familias inmigrantes de habla hispana.

40 años de entrega

Originaria de St. Louis, Missouri, la hermana Schaller es hija de los fallecidos Leona Lankau Schaller y Charles Schaller. Después de asistir a la Universidad de Northern Arizona (NAU) y la Universidad Fontbonne, la Hermana Schaller obtuvo un doctorado en la Universidad de Missouri antes de ingresar a la comunidad en 1977. En 1970, comenzó a dar clases en NAU y se retiró de su carrera de educadora en 2013. Sirvió 29 años en varias escuelas en el área de Denver incluyendo Regis Jesuit, Mullen y Holy Family High School. Sus campos de servicio fueron ciencias, matemáticas, orientación y asesoramiento.

Su parte favorita de la vida religiosa es la oración, privada y comunitaria, el servicio y el apoyo mutuo. Sus pasatiempos incluyen acampar, leer y tocar el piano. Cuando estaba finalizando su tesis en la Universidad de Missouri, Columbia, una hermana de la comunidad era ministro del campus universitario. La primera vez que la hermana Leandra pensó en ser una religiosa, fue cuando cursaba el sexto grado. A medida que pasaron los años, continuó su educación y no fue hasta que conoció a esta hermana que comenzó a seguir la idea de la vida religiosa en serio.

«Dios tiene una manera de aceptarnos y amarnos donde estamos, y el tiempo de Dios no siempre es el nuestro», dijo.

Artículos relacionados

Artículos populares