59.7 F
Denver
martes, diciembre 5, 2023
InicioLocalesArquidiócesis de DenverIntención del arzobispo Samuel Aquila para octubre: "Por el sínodo en Roma"

Intención del arzobispo Samuel Aquila para octubre: «Por el sínodo en Roma»

La intención de oración del arzobispo de Denver, Mons. Samuel Aquila, para el mes de octubre es por el sínodo en Roma.

“De pronto se levantó un gran temporal y las olas se estrellaban contra la barca, que se iba llenando de agua. Mientras tanto Jesús dormía en la popa sobre un cojín. Lo despertaron diciendo: ‘Maestro, ¿no te importa que nos hundamos?’. Él entonces se despertó. Se encaró con el viento y dijo al mar: ‘Cállate, cálmate’. El viento se calmó y siguió una gran calma. Después les dijo: ‘¿Por qué están con tanto miedo? ¿Todavía no tienen fe?’” (Mc 4, 37-40).

Muchos artistas han representado la barca de Pedro en diferentes acontecimientos: Jesús predicando a la muchedumbre sentado en la barca, Jesús y la pesca milagrosa, Jesús navegando para encontrarse con las personas en otros lugares, los discípulos con miedo en la barca, Jesús durmiendo, las olas azotando la barca y, finalmente, Jesús lleno de paz y autoridad en la barca después de calmar la tormenta. La barca de Pedro representa a la Iglesia, que navega las aguas del mundo.

Todas estas bellas imágenes de la barca de Pedro nos enseñan las diferentes realidades por las que ha pasado la Iglesia de Jesucristo a través de la historia durante siglos hasta el día de hoy.

La Iglesia ha sido perseguida desde su comienzo. Sigue siendo atacada por las violentas tormentas del mundo y del espíritu del mal a través de persecuciones, herejías, cismas y todo tipo de violencias que han amenazado con hundirla. El mundo no puede soportar el mensaje de Dios porque este se basa en la verdad, la fe, la justicia y la caridad.

Las enseñanzas de la Iglesia son de origen divino, y no meramente humano; Jesús nuestro Señor ha prometido estar siempre con la Iglesia cada día. Jesús ama a su Iglesia y la ha acompañado fielmente en el pasado, en el presente y en el futuro, tal como lo prometió. Por eso la Iglesia no teme las tormentas del mundo, sino que ha custodiado fielmente las enseñanzas recibidas del Señor.

La Iglesia está sufriendo una crisis de fe, y el espíritu del mal y el mundo se aprovechan y hacen estragos para debilitarla por dentro tal como debilitó la fe de los primeros discípulos en la tempestad que azotó la barca cuando Jesús dormía. Parece que Jesús sigue durmiendo en el corazón de muchos creyentes, mientras que la Iglesia lleva mucho tiempo atravesando una tormenta.

Como Iglesia, tenemos que despertar a Jesús, que a menudo parece dormido en esta barca de Pedro, la Iglesia universal. Jesús no duerme; somos nosotros los que lo adormecemos con nuestra falta de fe. Es hora de tomar los remos de la oración y no ser espectadores pasivos, curiosos o pesimistas.

La oración del arzobispo para el mes de octubre es por el sínodo de Roma, para que los participantes dejen a un lado sus propios planes y escuchen al Espíritu Santo, que es el viento que impulsa las velas para que la Iglesia permanezca en toda la verdad. Jesús nos pregunta a todos: «¿Aún no tienen fe, hermanos?” Pongamos nuestra fe en Jesucristo. Él está en esta barca. Recemos para que se despierte en el corazón de cada participante en el sínodo.

Que la Santísima Virgen María, la Estrella de la Mañana, brille en la Iglesia y en todos los participantes del sínodo en Roma con su humildad y obediencia de fe, para que así la Iglesia continúe navegando sin miedo y fielmente hacia Jesucristo, nuestro Puerto seguro, por los siglos de los siglos. Amén.

Artículos relacionados

Lo último