29.9 F
Denver
jueves, marzo 30, 2023
InicioLocalesJóvenesJoven violinista vence leucemia aguda y logra tocar en la Sinfónica de...

Joven violinista vence leucemia aguda y logra tocar en la Sinfónica de Colorado

Se apagan las luces y comienza el espectáculo. Un poco nerviosa, pero más que nada emocionada, es como Gianella Falcón Escobedo -una joven violinista de escasos 14 años-, da comienzo a la noche en la que cumplirá su mayor sueño: Tocar con la Sinfónica de Colorado. Desde que Gianella comenzó su pasión por la música clásica tocando la viola en el sexto grado de secundaria, ella soñaba con tocar con la sinfónica.

Este sueño fue hecho realidad gracias a Make A Wish Colorado, una fundación que les concede sueños a niños con condiciones médicas que amenazan sus vidas. Ese fue el caso de la joven, quien a sus 10 años fue diagnosticada con leucemia linfoblastica aguda, un diagnóstico que puso en riesgo la vida de pequeña.

Gianella radicaba en Zacatecas, México cuando comenzaron a aparecer los primeros síntomas; alta temperatura constante y debilidad extrema que la llevaría a perder peso y dejarla casi inmóvil. Luego de no lograr obtener un diagnóstico de los medios, los padres de la niña viajaron a la ciudad vecina de Durango, donde se pudo estabilizar un poco a Gianella pero sin encontrar un estudio final.

Fue en Mayo de 2010, casi un año después de haber llegado a Denver, cuando la jovencita tuvo una recaída y al ser llevada de emergencia al hospital finalmente se reconoció la enfermedad. “Los doctores nos dijeron que era leucemia, que es muy grave; que si el paciente no recibe atención inmediata puede morir en un periodo de un mes”, recordó la madre de la joven.

En esos momentos el futuro de Gianella era incierto. Las posibilidades de vivir no eran muchas. Los padres de la chica fueron informados de los riesgos y las complicaciones que podrían existir durante el tratamiento.

 

La Fe… a prueba

Uno de los medicamentos administrados a la joven le afectó los riñones poniendo a Gianella en una situación aún más grave de la que ya estaba. “Mi hija necesitaba una medicina para que sus riñones fueran salvados, pero aquí (en Denver) no lo había. Aun así los doctores no descansaron hasta encontrarlos”, agregó la madre.

La madre de la chica cuenta cómo a veces durante esos momentos que pasaron en el hospital sintió que su fe se debilitaba. “Estando en el hospital pasaron ocasiones donde mi hija estuvo en peligro de morir y es en ese momento cuando se debilita la fe; pero ahora la veo y sé que Dios siempre estuvo con nosotros”, añadió.

 

La familia es una parte crucial

Gianella pasó dos años en el hospital. Durante ese tiempo la madre de la joven la acompañaba en todo momento mientras el padre trabajaba para sacar a la familia adelante. La chica también tiene una hermana menor quien se quedaba en casa al cargo de su hermano de dos años.

“Durante las quimioterapias me sentía muy mal, muy débil, y era muy feo porque casi no estaba con mi familia”, recuerda con nostalgia la chica.

Mientras que su hermana, quien ahora tiene 13 años, solo deseaba que Gianella se recuperara para poder estar juntas como siempre. “Yo solo pensaba en mi hermana, quería que estuviera bien, pero también pensaba en mi hermano que lo tenía yo, que estaba conmigo y lo tenía que cuidar, solo quería que volviéramos a estar juntos”, mencionó.

“El niño necesita del apoyo de toda la familia para poder sobrellevar la enfermedad”, dice Alyssa Welch, coordinadora de deseos de Make A Wish Colorado y quien ha trabajado en la fundación por los últimos dos años. Es por eso que cuando la fundación concede un sueño se incluye al niño y a la familia completa.

 

El sueño de Gianella hecho realidad

En el 2012 Make A Wish le preguntó a Gianella qué sueño le gustaría que se le concediera, a lo que ella contestó: “Quiero tocar con la Sinfónica”…

Fue así como el pasado 30 de enero la joven violinista cumplió su sueño de tocar con la Sinfónica de Colorado en el Boettcher Concer Hall, durante el concierto Cirque Musica donde recibió el reconocimiento de artista invitada.

“No hay palabras para describir este momento”, dijo la chica, quien además aseguró: “Creo en Dios, creo que El me salvó y quiero que todos los niños que están pasando por algo difícil luchen, no se rindan; siempre tienes que seguir luchando porque nunca sabes que va a pasar”, finalizó.

A cuatro años de ser diagnosticada con Leucemia, Gianella se encuentra recuperada y solo en espera de recibir su diagnóstico que la declara libre de cáncer.

Tanto los representantes de la sinfónica como de Make A Wish, dijeron sentirse muy emocionadas de poder participar en darle vida al sueño de Gianella  y pidieron a los lectores de El Pueblo Católico, hacer su parte contribuyendo con sus donaciones a las diferentes entidades que apoyan a niños con condiciones médicas que amenazan sus vidas.

Artículos relacionados

Lo último