Método Marquette, una opción para las parejas que utilizan la Planificación Familiar Natural

Rocio Madera

La planificación familiar natural (PFN) es una opción para ayudar a las familias católicas a lograr o evitar un embarazo, al igual que el espaciamiento de los hijos. Esta práctica observa y rastrea los signos de fertilidad para determinar con precisión cuándo una mujer es fértil y cuándo es infértil. De la misma manera, la PFN también ayuda a las parejas que desean quedar embarazadas a lograr su objetivo más fácilmente.

Si bien las parejas casadas están llamadas a ser procreadoras y seguir el plan de Dios, esto no significa necesariamente que deban tener una familia de 10 hijos. Dios también proporciona las herramientas y recursos naturales como un medio para la planificación familiar utilizando métodos naturales y sin dañar permanentemente las funciones biológicas sagradas del hombre y la mujer.

La Arquidiócesis de Denver ofrece talleres y cursos para parejas que desean aprender más sobre los métodos de planificación familiar natural y así vivir en gracia y conforme al plan de Dios. Este año, la arquidiócesis comenzó a enseñar un nuevo método, denominado “modelo Marquette”, para que las parejas tengan la opción de elegir el método que se adapte mejor a ellas.

“A lo largo de los años, me he dado cuenta de que no todos los métodos se adaptan a todas las parejas. Existe un gran valor en la capacidad de un programa diocesano de PFN para ofrecer diferentes métodos que ayudan a satisfacer las necesidades de aprendizaje o estilo de vida de una pareja. La PFN no tiene un enfoque único para todos”, dijo Carrie Keating, especialista en matrimonio y PFN, a El Pueblo Católico.

Aunque el modelo Marquette ha existido durante aproximadamente 20 años, recientemente ha recibido más exposición a través de las redes sociales y a través de personas que comparten su experiencia con este método.

El método del modelo Marquette utiliza el monitor de fertilidad Clear Blue junto con tiras reactivas para que las mujeres midan los niveles hormonales en la orina e identifiquen el comienzo y el final de su ventana fértil durante cada ciclo menstrual. Si se usa correctamente, este método ayuda a las parejas que intentan concebir a identificar los días más fértiles para aumentar sus posibilidades de un embarazo. Para las parejas que quieren evitar el embarazo, este método les ayuda a identificar los días en los que deben abstenerse de tener relaciones sexuales para evitarlo.

 “Este método es muy flexible y tiene la opción de incorporar lecturas de monitor, observaciones de líquido cervical y lecturas de temperatura para las parejas que se sienten más cómodas identificando múltiples marcadores de fertilidad o que provienen de otros métodos de PFN y desean seguir usando esos datos”, dijo Theresa Sullivan, RN, BSN, instructora local del método Marquette.

El modelo Marquette está diseñado para todas las mujeres y parejas. Los beneficios de optar por este método pueden variar en función de las necesidades de cada mujer. Dado que existen diferentes formas de monitorear la fase fértil, este método también ayuda a las mujeres con circunstancias reproductivas especiales, como ciclos irregulares, lactancia, premenopausia y posparto. El monitor es muy preciso y fácil de usar en casa y este modelo es “reversible”, ya que las parejas pueden cambiar sus objetivos de planificación familiar en cualquier momento.

“Se recomienda encarecidamente que se utilice sólo con la guía de un instructor, ya que esto aumenta la eficacia, el conocimiento y la autonomía”, dijo Sullivan. “Los instructores del Método Marquette son todos profesionales capacitados, incluyendo enfermeros y médicos. Estamos capacitados para ayudar a las mujeres y las parejas a aprender más sobre su cuerpo e identificar cualquier problema que pueda estar impidiendo la regularidad del ciclo o causando infertilidad”.

Para la vida de una pareja, los beneficios de la PFN en su conjunto son enormes: la esposa se protege a sí misma de productos químicos o dispositivos y permanece con su ciclo natural. El esposo se involucra más y es responsable de la planificación familiar. Ambos aprenden un mayor grado de autocontrol y un respeto más profundo el uno por el otro, lo que resulta en una mejor intimidad para la pareja. Y finalmente, se vuelven más conscientes de sus contribuciones y responsabilidades extraordinarias y generosas como procreadores con Dios.

“Agregar el modelo Marquette llenó un vacío dentro de nuestro programa diocesano de PFN al proporcionar un método que es más objetivo en su enfoque para recopilar e interpretar los marcadores biológicos de la fertilidad de una mujer”, concluyó Keating.

Para más recursos sobre Planificación Familiar Natural en la Arquidiócesis de Denver, visite: archden.org/eflm/nfp.

Para encontrar un instructor local y sesiones del Método Marquette, visite: coloradomarquette.wixsite.com/instructors.

Próximamente: Oración para la cuaresma

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

Este artículo fue publicado en la edición de la revisa de El Pueblo Católico titulada “¿Por qué estoy aquí?”. Para suscribirte y recibir la revista en casa, HAZ CLIC AQUÍ.

En esta cuaresma, mientras meditamos sobre el hecho de que Dios nos creó por amor y sobre las tácticas que el Enemigo usa para alejarnos de él, te invitamos a tomar unos minutos de silencio para meditar en estos puntos que te pueden ayudar en tu camino hacia Dios.

 

  • No nací por casualidad. Alguien quiso que yo llegara al mundo, alguien me creó pensando en mí de manera única. Ese “alguien” es Dios, y me trajo al mundo con un solo motivo: por amor, para compartir su felicidad, su plenitud, su amor conmigo. ¿Qué te dice esto sobre el sentido de la vida? ¿Por qué estás aquí? ¿Qué me dice esto sobre la mejor manera de vivir mi vida?
  • Pude haber nacido hace 500 años. Sin embargo, nací en este tiempo. Fui creado para este momento de la historia por un Dios que es bueno y desea mi bien. ¿Sobre qué cosas estoy ansioso o preocupado en este momento de mi vida? ¿Confío en Dios, que es amoroso, que me creó para esto, o dejo que esas preocupaciones me hundan? ¿Ha cambiado en algo la imagen que tenía de Dios?
  • ¿Creo que Satanás es un ser verdadero que busca hundir al ser humano y alejarlo de Dios y de su plan? ¿Ha cambiado algo de lo que se dijo en la última edición de “El Pueblo Católico” la imagen que tenía de Satanás?
  • ¿Qué mentiras o acusaciones me ha hecho creer el demonio sobre mí mismo: “no eres lo suficientemente inteligente, no merezco ser amado, nadie me quiere…”? Pídele a Cristo que saque esas mentiras a la luz, y dáselas para que te sane. Pídele que te ayude a rechazarlas cuando vuelvan.
  • ¿Qué cosas o hábitos me alejan de la visión de Dios para mi vida? ¿Qué puedo hacer para recordar su plan para mí cada día: leer la Biblia por al menos 5 minutos al día, dedicar unos minutos de oración todas las mañanas antes de ir a trabajar o en mi camino al trabajo, etc.? Pídele a Dios que te muestre qué cosas te están impidiendo recibir su paz, alegría y plenitud, y que te dé la gracia para dejarlas.

 

Lee todos los artículos de la edición ¿Por qué estoy aquí?” de la revista de El Pueblo Católico haciendo clic en la imagen.