MITOS Y VERDADES: Los católicos no son cristianos

Equipo de El Pueblo Católico

Este artículo es parte de una serie de artículos publicado en la última edición de la nueva revisa de “El Pueblo Católico”. Para suscribirte y recibir la revista GRATIS, HAZ CLIC AQUÍ.

MITO

Los primeros cristianos no eran “católicos” sino “cristianos”, por lo que la Iglesia Católica no es la misma que la Iglesia fundada por Cristo, y los católicos no son verdaderamente cristianos.

VERDAD

Es cierto que la Biblia nunca llama a la Iglesia “Iglesia Católica” o “Iglesia de Cristo”, sino simplemente “Iglesia”.

Pero ambos términos “cristiano” y “católico” tienen un origen muy temprano. Hechos dice que los discípulos fueron llamados “cristianos” por primera vez en Antioquía (Hch 11,26). El término “católico” no se encuentra en la Biblia, pero no por eso es ilícito, como veremos, pues describe la misión encomendada a la Iglesia y lo que es.

El término “católico” fue usado a finales del siglo I por el obispo san Ignacio de Antioquía:

“Allí donde aparezca el obispo, allí debe estar el pueblo; tal como allí donde está Jesús, allí está la Iglesia Católica” (Carta a los Esmirneanos, 8).

“Católico” significa “universal” en griego, y san Ignacio usa esta palabra sin explicación, dando por hecho que se le entenderá.

Pero ¿por qué los primeros cristianos comenzaron a referirse a la Iglesia fundada por Cristo como la Iglesia “universal” o “católica”? Para Ignacio, “católica” significa que la Iglesia no está destinada a ser una simple serie de iglesias aisladas o una iglesia regional, sino que está destinada para todos los pueblos, para todas las naciones del mundo. Eso es lo que Jesús les encomendó:

“Vayan, pues, a hacer discípulos de todas las naciones” (Mt 28,19).

Así que el título “Iglesia Católica” o “universal” no significa que esta es otra iglesia distinta a aquella fundada por Cristo, sino que simplemente explica su misión y pone de relieve que verdaderamente es para todo el mundo. Los católicos sí son cristianos, siempre lo han sido.

MITOS Y VERDADES: “Los católicos no creen en la biblia”

Próximamente: Obispos de Colorado piden votar “Sí” para prohibir el aborto tardío en noviembre

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

Los obispos de Colorado publicaron la siguiente carta sobre la iniciativa que podría prohibir el aborto tardío y que aparecerá en la boleta electoral de noviembre.

1 de julio del 2020

El 8 de junio, con apoyo bipartidista, los habitantes de Colorado consiguieron suficientes firmas para asegurar que la prohibición del aborto tardío (actualmente denominada “Iniciativa 120”) apareciera en la boleta electoral de noviembre.

Nosotros, los obispos de Colorado, imploramos a los habitantes de Colorado -especialmente a los fieles católicos- a votar para la prohibición del aborto tardío en la boleta electoral de noviembre. Hemos encomendado esta prohibición al patronazgo de santa Francisca Xavier Cabrini, “la Madre Cabrini”, dado su papel en la ayuda a niños e inmigrantes en Colorado.

Le pedimos a la Madre Cabrini que interceda por todas las familias y niños directamente afectados por el aborto, y por el éxito de este esfuerzo para prohibir el aborto tardío.

Colorado es uno de siete estados en Estados Unidos que no tiene restricciones para tener un aborto con respecto a la edad de gestación. Esto significa que en Colorado niños no nacidos pueden ser asesinados en cualquier momento antes del parto. La mayor parte de estados del país han puesto restricciones el aborto a partir de las 20 semanas de gestación o de la viabilidad del bebé fuera del vientre. Colorado está muy por detrás de otros estados en la protección de la vida de los no nacidos.

Terminar la protección legal del aborto es el objetivo político más importante de los católicos de Colorado porque estos niños son privados del derecho a vivir. Aunque la prohibición del aborto tardío no eliminaría el aborto por completo, sí protegería a los niños que tienen más de 22 semanas de gestación. Este es un cambio positivo del estado actual y promueve una “cultura de vida” que valora a los niños no nacidos. Es un paso en la dirección correcta.

La Iglesia enseña, y la razón humana basada en hallazgos científicos afirma, que la vida humana comienza en la concepción. La Iglesia se opone al aborto bajo el principio moral de que cada persona tiene una dignidad inherente, y por eso ha de ser tratada con el respeto debido a una persona humana. Este es el fundamento de la doctrina social de la Iglesia. Nunca ha habido y nunca habrá una necesidad legítima de abortar a un bebé de 22 semanas en el vientre.

Es nuestro deber como fieles católicos y habitantes de Colorado aprovechar esta oportunidad única para abordar la ley injusta de Colorado y reducir los abortos limitándolo a las 22 semanas. Esto requiere de su participación, votando “SÍ” para prohibir el aborto tardío en la boleta electoral de noviembre.

Madre Cabrini, ruega por nosotros.

Su Exc. Revma. Samuel J. Aquila

Arzobispo de Denver

Su Exc. Revma. Jorge Rodríguez

Obispo Auxiliar de Denver

Su Exc. Revma. Stephen J. Berg

Obispo de Pueblo

Su Exc. Revma. Michael J. Sheridan

Obispo de Colorado Springs