No te pierdas ‘el descubrimiento arqueológico más importante del siglo XX’

Vladimir Mauricio-Perez

“Bienvenido a Israel, la tierra bíblica que mana leche y miel en la encrucijada de África, Europa y Asia … un paraíso arqueológico”: estas palabras marcan el comienzo de una inmersión única en la vida del antiguo Israel que la exposición, Rollos del Mar Muerto, trae al Denver Museum of Nature and Science del 16 de marzo al 3 de septiembre.

La exposición, patrocinada por la Arquidiócesis de Denver, no solo muestra los auténticos Rollos del Mar Muerto que cautivaron a millones de creyentes y no creyentes de todo el mundo, sino también una cronología de tiempos bíblicos llenos de objetos antiguos que datan de eventos escritos en el Antiguo Testamento hace más de 3.000 años.

“Estamos convencidos de que los Rollos del Mar Muerto descubiertos en el desierto de Judea son el descubrimiento arqueológico más importante del siglo XX”, dijo el Dr. Uzi Dahari, delegado de las Antigüedades de Israel. “Estos pergaminos, escritos en hebreo, son la copia más antigua de la Biblia”.

De hecho, algunos de estos manuscritos son casi mil años más antiguos que las copias más antiguas de la Biblia que se han descubierto, proporcionando una gran riqueza de conocimiento sobre el judaísmo en el tiempo de Jesús.

Exhibición de los Rollos del Mar Muerto en el Denver Art Museum.

“Tantas cosas han cambiado [desde este descubrimiento]”, dijo el Dr. Michael Barber, profesor de Escritura y Teología en el Augustine Institute en Denver. “Ahora entendemos el judaísmo del primer siglo de una manera que no lo hicimos en el pasado y vemos cómo los autores bíblicos están respirando el mismo aire que otros judíos antiguos”.

El aire del Israel del primer siglo estaba lleno de expectativas para la venida del Mesías. Los Rollos del Mar Muerto, que han sido asociados con una comunidad judía religiosa única que vivió una vida estructurada, son testigos de esta realidad, explicó.

“[Estas comunidades] trataban de vivir de una manera que los preparara para la venida del Mesías. Esperaban una nueva alianza y la restauración de la gloria de Adán “, dijo el Dr. Barber. “Vemos tantas superposiciones de cómo el Nuevo Testamento es un cumplimiento de las expectativas judías de la época”.

La exposición sumerge a los visitantes en la historia del pueblo elegido de Dios, desde los artefactos impresos con sellos pertenecientes a reyes bíblicos, como Ezequías, hasta un auténtico bloque de piedra que cayó del Muro de las Lamentaciones de Jerusalén en el año 70 DC.

“Preferimos seleccionar artículos científicamente importantes, algunos muy pequeños, otros muy grandes … pero todos de gran importancia”, dijo el Dr. Dahari.

“Los sitios y artefactos arqueológicos de Israel han producido un extraordinario récord de logros humanos”, agregó la Dra. Risa Levitt Kohn, curadora de la exposición y profesora de la Universidad Estatal de San Diego en California. “Las ollas, monedas, armas, joyas y otros artefactos exhibidos en esta exposición constituyeron una contribución trascendental a nuestro legado cultural. Nos enseñan sobre el pasado, pero también nos enseñan sobre nosotros mismos”, concluyó la experta.

 

Próximamente: ¿Por qué soy católico?: Por la Biblia

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

Este artículo es parte de una serie de artículos publicado en la última edición de la nueva revisa de “El Pueblo Católico”. Para suscribirte y recibir la revista GRATIS, HAZ CLIC AQUÍ.

La Biblia es más católica de lo que creemos. Muchas personas no saben que no fue la Iglesia la que nació de la Biblia, sino la Biblia la que nació de la Iglesia, nuestra Iglesia Católica.

¿Por qué soy católico?: Por Jesús

En las primeras décadas del cristianismo, el Nuevo Testamento no existía. Los discípulos predicaban por palabra lo que habían aprendido de Jesús. No fue hasta décadas después de la resurrección que lo escribieron.

En ese tiempo había muchos evangelios y cartas que aseguraban tener inspiración divina.

¿Por qué soy católico?: Porque es la Iglesia que Cristo quiso fundar

¿Cómo es que unos sí llegaron a considerarse “divinamente inspirados” y se incluyeron en el Nuevo Testamento y otros no? ¿Quién decidió cuáles eran verdaderos y cuáles no?

Fue la Iglesia Católica, con la inspiración del Espíritu Santo y la autoridad que Jesús le dio, la que decidió la lista de 27 libros que eran divinamente inspirados del Nuevo Testamento en el año 382 d. C., bajo el Papa Dámaso.

¿Por qué soy católico?: Por el perdón de los pecados

¿Cómo lo hicieron? Los obispos y teólogos de ese tiempo investigaron cuáles evangelios y cartas tenían origen apostólico y compararon su contendido con la Tradición que habían recibido de los discípulos por medio de la palabra. Asimismo, construyeron la lista de 46 libros divinamente inspirados del Antiguo Testamento.

Esta colección de 73 libros, que llamamos “Biblia”, no es solo una colección histórica, sino que contiene el mensaje que todo humano debe saber.

Si no lees la Biblia regularmente, te invitamos a que lo hagas. En ella encontrarás la historia de amor más bella de todos los tiempos. Es como una carta de amor que está dirigida a ti personalmente. Léela si quieres conocer a Jesús y podrás decir con san Pablo: “(Cristo) me amó y se entregó a sí mismo por mí” (Gal 2,20).

¿Por qué soy católico?: Porque Jesús está verdaderamente presente en la Eucaristía

Sabías que…

Esta lista de 73 libros se consideró divinamente inspirada por todo cristiano por más de 1,100 años, hasta que Martín Lutero y sus seguidores se deshicieron de siete libros del Antiguo Testamento en la Reforma Protestante en el siglo XVI. Los católicos aún conservan los 73 libros.