¿Por qué los curas visten de rosa este domingo?

Por Dwight Longenecker | Aleteia 

Éste es el color de los ornamentos y de la vela del tercer domingo de Adviento, “Domingo Gaudete”

Este domingo es llamado de Gaudete, palabra con la que comienza la antífona de la Misa en latín, “Gaudete in Domino semper: iterum dico, gaudete”: “Alegraos siempre en el Señor; vuelvo a insistir: alegráos “.

La exhortación a alegrarse se encuentra al final de la Carta de San Pablo a los Filipenses, y el contexto completo continua: “Que vuestra bondad sea conocida por todos los hombres. El Señor está cerca. No os angustiéis por nada, y en cualquier circunstancia, recurrid a la oración y a la súplica, acompañadas de acción de gracias, para presentar vuestras peticiones a Dios. Entonces la paz de Dios, que supera todo lo que podemos pensar, custodiará vuestros corazones y pensamientos en Cristo Jesús.”.

No es de extrañar que el Papa Francisco, el sucesor de Pedro, haya publicado su exhortación apostólica, “Evangelii Gaudium” – la alegría del Evangelio – durante el tiempo de Adviento, cuando celebramos que el Señor está próximo. El corazón de su mensaje es una exhortación a difundir el Evangelio con alegría desenfrenada.

El Papa empieza su exhortación apostólica escribiendo: ” La alegría del Evangelio llena el corazón y la vida entera de los que se encuentran con Jesús. Quienes se dejan salvar por Él son liberados del pecado, de la tristeza, del vacío interior, del aislamiento. Con Jesucristo siempre nace y renace la alegría. En esta Exhortación quiero dirigirme a los fieles cristianos para invitarlos a una nueva etapa evangelizadora marcada por esa alegría”.

La alegría a la que el Papa Francisco se refiere no es solo la felicidad humana, ni una falsa euforia religiosa o una máscara artificial de simpatía religiosa. La alegría es uno de los frutos del Espíritu Santo (Gálatas 5, 22). Es el resultado de haber sido invadido por el fuego del amor divino. Esta alegría es la señal de una energía sobrenatural en la vida de una persona. Se presenta como una especie de optimismo sobrenatural.

La alegría divina es capaz de evangelizar, porque es atrayente. Las personas ven esa felicidad divina y esa paz, y las desean para sí mismas. La alegría divina está presente no solo cuando las cosas van bien, sino especialmente cuando las cosas van mal.

Yo nunca podré olvidar mi amistad con una religiosa clarisa llamada hermana Mary Lucy. Ella era ciega y sufría una enfermedad ósea degenerativa. Su columna se estaba deshaciendo y los médicos no podían hacer nada para mejorar este cuadro. La hermana Mary Lucy vivía en constante e insoportable dolor, pero yo nunca la oí quejarse. Al contrario, siempre me mostraba una paciencia llena de paz y transmitía alegría cuando conversábamos.

Una vez, le pregunté a la hermana Mary Lucy si sentía dolor. Con una sonrisa, me dijo:

– ¡Ah, sí, constantemente!

– ¿Nunca se ha enfadado con Dios por permitirle este sufrimiento?

– ¡Ah, no! ¡No! ¡Yo me estoy acercando mucho a Jesús! ¡No consigo siquiera describir esta experiencia!

La alegría de la hermana Mary Lucy parecía ser aún más poderosa, porque vivía en medio de un intenso sufrimiento. Este es el optimismo sobrenatural que supera nuestros miedos, preocupaciones, decepciones y arrepentimientos.

El lenguaje de la liturgia siempre refleja las realidades de la vida. El “Domingo Gaudete” llega en medio del sobrio Adviento para recordarnos que la alegría en medio de las dificultades no es un deber, sino un don. Es un don que viene de la conciencia de que el Señor está cerca.

Un viejo dicho judío afirma que Dios está más cerca de nosotros que nuestra propia respiración. El Señor no está próximo solo porque la celebración de su nacimiento está llegando. El Adviento nos recuerda que Él está próximo ahora. Él está más cerca que nuestra propia respiración.

Cuando veas los ornamentos rosas en la Misa y veas encendida la vela rosa en la tercera semana de Adviento, haz una pequeña pausa en medios de tus actividades. Cálmate, sosiégate y alégrate siempre en el Señor… ¡Te lo digo otra vez: alégrate!

Próximamente: Participa en la Marcha por la Vida desde tu hogar y defendamos la dignidad de la vida

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

Este año, al igual que la mayoría de eventos y festejos, la Marcha Anual por la Vida será un poco diferente, lo que seguirá igual, es el entusiasmo de la comunidad pro-vida que una vez más está lista para demostrar y defender la belleza de la vida humana desde la concepción hasta la muerte natural.

Debido a las restricciones por el COVID-19 y para mantener a todos seguros, la Marcha por la Vida no se llevará a cabo en Denver este año. No obstante, los defensores de la vida aún podrán ser partícipes de esta celebración de manera segura y desde sus hogares o parroquias locales.

“Necesitamos agradecer a Dios por el regalo de la vida y compadecernos por la pérdida de los millones de niños inocentes”, dijo Lynn Grandon, directora de programas de la Oficina Respect Life de Caridades Católicas de Denver. “Participa en nuestra campaña en las redes sociales con mensajes ingeniosos y conmovedores, y ora antes de publicarlos para que Dios pueda usarlos para tocar corazones y cambiar vidas”.

Campaña en redes sociales

La oficina de Respect Life, ha lanzado una campaña en redes sociales durante todo el mes de enero para que las personas muestren su apoyo de maneras creativas. Para participar, las personas solo tienen que crear imágenes, canciones o pancartas y colocarlas en aceras públicas de intersecciones de su ciudad, apoyando el movimiento provida. También pueden participar creando publicaciones, mensajes, videos, memes, o mensajes inspiradores provida y compartirlas en redes sociales usando la etiqueta #CelebralaVida2021.

Formas locales de participar

En Colorado y en todo el país, las parroquias locales celebrarán la vida a su manera con misas especiales, Horas Santas de Adoración y Procesiones Eucarísticas siguiendo las pautas COVID-19 del Departamento de Salud para mantener a todos seguros.

Para parroquias de Colorado que participarán en la celebración de por vida visita, respectlifedenver.org.

Para encontrar la parroquia más cercana a través de un mapa interactivo, HAZ CLIC AQUÍ.

Además, el arzobispo Samuel J. Aquila celebrará una misa especial de “Respeto a la vida” que será  transmitida en vivo el 23 de enero a las 10 a.m. Para sintonizar esta celebración visita: archden.org/livestream/

“Es sumamente importante que nuestra familia/comunidad continúe defendiendo la vida ya que a diario vemos la falta de amor, respeto y valor a la vida humana y la falta a la dignidad de la vida. Porque nuestra sociedad carece en valorar la vida humana. Vemos que nuestra sociedad tiende a defender más la vida de un animal que la de un ser humano, y viendo que en nuestro estado el aborto sigue siendo legal durante los 9 meses del embarazo, sería fatal que esto avanzara a ser como en NY que es legal el aborto en las primeras 24 horas del nacimiento”, dijo María Elisa Olivas, Coordinadora Comunitaria de Caridades Católicas de Denver.

Día Nacional de Oración, el 22 de enero

Otra forma de participar en la celebración por la vida es uniéndose al “Día de oración por la protección legal de los niños no nacidos”, el 22 de enero. En este día en el año 1973, la Corte Suprema de los Estados Unidos legalizó el aborto en todo el país. Como católicos y defensores de la vida, estamos llamados a observar este día a través de la oración y el ayuno. Para más información haz clic AQUÍ. 

Marcha Nacional por la Vida

Por otro lado, tal como ha sucedido desde 1974, la Marcha Nacional por la Vida se llevará a cabo el 29 de enero en Washington DC.  El evento contará con el orador principal e invitado de honor Tim Tebow, ex jugador de la NFL, autor de bestsellers del New York Times y ganador del Trofeo Heisman. Entre otros invitados especiales, Carl Anderson, Caballero Supremo de los Caballero de Colón, será honrado con el Premio Legado Pro-Vida 2021, un premio que reconoce su trabajo excepcional en defensa de la dignidad del ser humano no nacido. Para ver los eventos virtualmente el 29 de enero y más información visita: marchforlife.org.

Horas Santas transmitidas en vivo por EWTN

Además, como resultado de las restricciones de asistencia locales vigentes, la Vigilia Nacional de Oración por la Vida de este año en Washington, D.C., no estará abierta al público. En respuesta, por primera vez, los obispos de todo el país se turnarán para dirigir las horas santas transmitidas en vivo durante toda la noche, con una celebración de la misa de apertura que será televisada a través de EWTN. Para ver el calendario completo de programación, haz clic AQUÍ.

“Unirnos a estos eventos nos recuerda que no estamos solos en el desafío de defender nuestra fe en público”, concluyó Grandon. “Además, nuestro Señor y la gran nube de testigos que nos han precedido se unen a nosotros en la Santa Misa para hablar a nuestros corazones y darnos gracia y el valor para hacer lo correcto mientras nos esforzamos por promover el Evangelio de la vida”.