¿Qué es una visita “ad limina”? 8 cosas que debes saber

Entre el 10 y 15 de febrero, obispos de Colorado, Wyoming, Utah, Arizona y Nuevo México, viajaran a Roma a su visita de “ad limina”. Aquí algunos datos que debes saber sobre esta visita.

¿Qué es la visita “ad limina”?

Una “ad limina” es una visita obligatoria de los obispos a Roma, durante la cual oraran en las tumbas de San Pedro y San Pablo. Así mismo, se reunirán con el Papa Francisco y funcionarios del vaticano para presentar un reporte quinquenal de sus respectivas diócesis.

¿Qué significa “ad limina”?

Proviene del latín “ad limina apostolorum” que significa “los umbrales de los apóstoles”.

¿Qué sucede durante una visita “ad limina”?

Mientras que normalmente las audiencias con el Papa Francisco reciben la mayor cobertura, el centro espiritual de una visita “ad limina” son las misas en las principales iglesias de Roma: La Basílica de San Pedro, la Basílica de San Pablo Extramuros, Basílica San Juan Letrán, y la Basílica de Santa maría la Mayor. Además, los obispos se reunirán con funcionarios de varios departamentos y oficinas de la curia de Roma.

¿Quién participa en la visita “ad limina”?

Todo obispo estadounidense activo y apto, realizara una peregrinación “ad limina” para el 22 de febrero del 2020. Este viaje en particular incluirá obispos de Colorado, Wyoming, Utah, Arizona y Nuevo México. Entre ellos el arzobispo de la Arquidiócesis de Denver, Samuel J. Aquila y el obispo auxiliar, Jorge H. Rodriguez, viajaran a Roma.

¿Es la primera visita “ad limina” del arzobispo Aquila?

Esta será su primera visita “ad limina” como arzobispo de Denver, pero será su tercera visita “ad limina” en general. Como obispo de Fargo, el arzobispo Aquila participo en las visitas “ad limina” en los años 2004 y 2012.

¿y el obispo auxiliar?

Esta será la primera visita “ad limina” para el obispo Rodriguez, ya que él fue ordenado obispo en noviembre del 2016.

¿Qué es un reporte quinquenal?

Un reporte quinquenal es un reporte detallado sobre la situación de una diócesis. En varios capítulos, presenta al Santo Padre y al Vaticano una actualización sobe las actividades del obispo y la diócesis en algunas áreas, incluyendo la vida litúrgica y sacramental de la iglesia local, educación católica, evangelización, comunicación, enseñanza social sobre la Iglesia, la situación financiera de la diócesis y más. Los capítulos corresponden aproximadamente a los departamentos y oficinas del Vaticano.

El código de derecho canónico dicta que las visitas deben ocurrir cada 5 años. ¿Por qué hubo una brecha de casi 8 años entre la ultima visita “ad limina” y esta?

En pocas palabras, el número de diócesis y obispos en todo el mundo ha crecido demasiado para que el calendario de 5 años sea efectivo. Actualmente, hay 3,017 diócesis, prelaturas y vicariatos en todo el mundo. Para mantener la agenda de cada 5 años, el Santo Padre tendría que reunirse con más de un obispo diariamente. Incluso con la práctica del Papa Francisco de reunirse con grupos de obispos, el calendario de cada 5 años no es factible dadas las demandas sobre el tiempo del Santo Padre.

 

Próximamente: #PasaLaCanasta: ¡Apoya a tu parroquia ahora mismo!

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!