55 F
Denver
martes, mayo 24, 2022
InicioLocalesSacerdote de Denver recibe reliquias de san Pedro y audiencia privada con...

Sacerdote de Denver recibe reliquias de san Pedro y audiencia privada con el papa

El padre Félix Medina, párroco de Reina de la Paz en Aurora, Colorado, nunca se imaginó que recibiría unas reliquias de la tumba del apóstol san Pedro para su parroquia y mucho menos que llegaría a reunirse con el mismo sucesor de Pedro. Sin embargo, de manera algo inesperada, ese deseo se hizo realidad el 18 de marzo de este año.
Todo comenzó cuando el padre Félix decidió escribir una carta al Vaticano pidiendo una reliquia de san Pedro o de su tumba para el nuevo centro parroquial. Sabía que era poco probable que se la concedieran, mas nada perdía con preguntar.

“El primer pensamiento que tuve fue que la Iglesia está fundada sobre Pedro… sobre la roca de Pedro. Y como todos los edificios tienen una piedra angular, una piedra de fundación…, yo pensé que [nuestra construcción] debía tener una referencia a Pedro”, dijo el padre Félix.
Para su sorpresa, recibió una carta del Vaticano que decía que se le concedería la reliquia de la tumba.
Pero las cosas no terminaron ahí. El padre Félix tuvo la audacia de enviar otra petición al Vaticano para que el papa bendijera la piedra angular donde irían las reliquias. Lo que no se imaginaba es que recibiría mucho más de lo que había pedido.
“Yo no pensaba que fuera a ser una reunión. Yo pensaba que, saliendo de una reunión, de paso por un pasillo, [el papa] iba a bendecir esta piedra angular… Pensaba que la iba a bendecir en un segundo”, dijo con una sonrisa. “Entonces recibo una carta del Vaticano que dice que el santo padre [me] va a recibir en audiencia privada en su departamento, que cuándo la [quiero] tener. Y entonces mandé un mensaje diciendo: ‘¿Esto es verdadero o falso?’”.
Aunque admite no saber qué llevó al papa Francisco a invitarlo a una audiencia privada, el padre Félix cree que el santo padre tenía el deseo de estar cercano a la realidad de las parroquias en este tiempo difícil y que también debió haber influido el número reducido de reuniones que ha tenido durante la presente pandemia.
La audiencia privada con el papa duró aproximadamente 10 minutos, un periodo bastante largo para una audiencia, según le han asegurado personas de experiencia. Después del saludo y las fotos de cortesía, el padre Félix tuvo la oportunidad de obsequiarle y mostrarle al santo padre un álbum de fotos de los diferentes ministerios de la parroquia de Reina de la Paz, detalle que el papa aceptó con gratitud e interés.
Enseguida pasaron a la bendición de la piedra, momento que impactó al padre Félix.
“Me impresionó muchísimo el silencio que hizo el santo padre a la hora de rezar la bendición: un silencio total. Estuvo casi un minuto en silencio, tocando, apoyándose en la piedra”, recordó el sacerdote.
Para finalizar, el papa Francisco le dirigió unas palabras al padre Félix y a la parroquia.
“Dijo: ‘Vayan a las periferias, vayan a las fronteras. Sigan haciendo ese trabajo de evangelización. No se cansen de evangelizar, no se cansen de salir, no se cansen de ir a los alejados. Sigan anunciando a Cristo…. Ánimo y al final oren por mí. No te canses, ora todos los días por mí, que lo necesito’”, aseguró el párroco.
El padre Félix reveló que esta experiencia extraordinaria lo ha ayudado a él en su misión sacerdotal y cree que le ayudará a la parroquia a seguir a Dios con más fervor.
“A mí me ha ayudado como un signo del amor de Dios por mí… Pero también ha sido un signo de Dios para esta construcción”, dijo el sacerdote. “Dios me dice: ‘Adelante. Da la vida. No tengas miedo a perder la vida construyendo, evangelizando, anunciando a Jesús’. Es un signo de que Dios quiere este edificio de evangelización para llegar a los alejados, para ir a las fronteras, como ha dicho el papa”.
Para concluir, el párroco de Reina de la Paz animó a su comunidad y a todos los fieles a entregarse a esa misión que Cristo nos dio y que el papa nos ha recordado.
“Pienso que [el papa] nos está anunciando a todos a salir de tantas cosas que nos están paralizando, empezando por el pecado, y a no tener miedo de ir en misión a los alejados, a las periferias, a tantas personas que nos rodean y que [lo] están buscando”, concluyó. “Pienso que hoy la Iglesia tiene más misión y tiene más sentido y tiene más profundidad y más trabajo que nunca. Esto es lo que para mí significa esta experiencia”.

Vladimir Mauricio-Pérez
Vladimir Mauricio-Pérez es el editor de El Pueblo Católico y el gerente de comunicaciones y medios de habla hispana de la arquidiócesis de Denver.
Artículos relacionados

Artículos populares