32.1 F
Denver
sábado, mayo 21, 2022
InicioLocalesSe pide oración por robo de la Eucaristía en iglesia de Denver

Se pide oración por robo de la Eucaristía en iglesia de Denver

Durante la noche del pasado 30 de agosto, un grupo aún desconocido de ladrones irrumpieron en la iglesia de Cura de Ars de Denver, hicieron destrozos y robaron el sagrario, que contenía el Santísimo Sacramento, entre otros objetos.

El padre Joseph Cao, párroco de la iglesia, aseguró haberse percatado del incidente al entrar a la iglesia el 31 de agosto por la mañana, según reportó CNA. Al acercarse al santuario, encontró varias hostias sin consagrar y una silla en el suelo. Luego se dio cuenta de que el sagrario había desaparecido y que el sótano estaba inundado.

Para evitar ser identificados, los malhechores destruyeron las cámaras del santuario y procedieron a robarse varios objetos litúrgicos, una computadora portátil y parte del equipo de sonido. También cortaron varias tuberías de cobre en el sótano, provocando una inundación, y en la parte exterior de la iglesia.

El sacerdote dijo haberse sentido impotente y con una gran tristeza al descubrir lo que había sucedido.

“Los otros objetos se pueden reemplazar, pero el Santísimo Sacramento es un don tan preciado que no se puede reemplazar”, dijo el padre Joseph en una entrevista con CNA. “Seguiremos rezando para poder recuperar el Santísimo Sacramento”.

El santuario fue bendecido y dedicado de nuevo como un lugar sagrado el día siguiente. El 1 de septiembre, el padre Joseph celebró una Misa de reparación por los pecados de las personas que robaron las hostias consagradas.

La parroquia, que sirve sobre todo a familias de ascendencia africana, nunca había presenciado un incidente como este desde su fundación en 1952.

“A veces parece que el mal es el que triunfa, pero sabemos que Dios triunfará al final, porque Él es más fuerte que el mal”, concluyó el sacerdote.

Se invita a los fieles a hacer una oración de reparación por los pecados cometidos contra Jesús Sacramentado. La siguiente oración proviene de la apariciones de Fátima. El ángel que se apareció a los tres pastorcitos les pidió rezarla con frecuencia.

Santísima Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo.
Te adoro profundamente y te ofrezco
el preciosísimo cuerpo, sangre, alma
y divinidad de Jesucristo,
presente en todos los sagrarios del mundo;
en reparación por las ofensas, sacrilegios e indiferencias
con los que Él es ofendido.

Por los méritos infinitos del Sagrado Corazón de Jesús
y del Inmaculado Corazón de María,
te pido la conversión de los pecadores.

Artículos relacionados

Artículos populares