Todos necesitan experimentar al menos una JMJ en su vida

Una reflexión tras la JMJ Panamá 2019

Escritor Invitado

Por: Janeth Chavez

Hace tres años, en el año 2016 en Cracovia, Polonia, viví mi primer evento de la Jornada Mundial de la Juventud y me enamoré completamente de la experiencia. Abrió una nueva visión de lo que es la Iglesia católica, e inmediatamente pensé: “todos necesitan experimentar una JMJ al menos una vez en la vida”. Luego sentí una llamada del Señor para llevar a un grupo de jóvenes a la siguiente JMJ en Panamá.

El pasado enero de 2019, la semilla que se sembró en mi corazón en 2016 se convirtió en una realidad. Llevando a un grupo de 18 peregrinos, comenzamos un viaje espiritual sin saber lo que nos esperaba en Panamá. Con el estrés y los temores de ser responsable de menores en un país extranjero, tuve que confiar completamente en la providencia, la protección y la guía de Dios.

La preparación del grupo meses antes nos ayudó a estar listos, mentalmente, físicamente, pero lo más importante espiritualmente. Tan pronto como llegamos a nuestra parroquia asignada en Panamá, nos encontramos con la cálida bienvenida de los panameños que nos hicieron sentir en casa. Ese mismo primer día, después de la misa, Panamá sufrió un apagón en todo el país, y así comenzó nuestra peregrinación de abandono total al plan de Dios.

El Papa Francisco dio la bienvenida a todos durante la ceremonia de apertura y nos recordó que nuestra reunión en Panamá es una fiesta de alegría y esperanza para toda la Iglesia, y para el mundo un gran testimonio de fe. Su mensaje para nosotros fue de siempre mirar a nuestra Santísima Madre María como nuestro modelo a seguir, nuestra “persona influyente”, y ser valiente como ella lo fue. Recordándonos su “hágase”, el sí de María a participar en la misión de Dios. Enfocando que todos tenemos una misión. Permitir que nuestro sí a la misión Dios sea una puerta para nuestro mañana. Dejar que el Señor nos ame y nos lleve al futuro. Él se encargará del resto. Jesús no es una tendencia, no es temporal, es nuestra vida ahora y avanzando.

La semana de la JMJ, la USCCB también organizó una reunión para los miles de peregrinos estadounidenses en Panamá. Tener un momento para reunirnos con los peregrinos, oradores, artistas, y el clero de nuestro país, nos dio la oportunidad de encontrarnos con la Iglesia de los Estados Unidos y nos dio la esperanza de continuar nuestro viaje espiritual sabiendo que tenemos su apoyo.

Salimos de Panamá con un mensaje de esperanza, aliento a amar más, a construir puentes y no muros, y que juntos como comunidad, tenemos que elevarnos mutuamente. Recordándonos vivir en el “ahora”. Tener pasión por amar ahora y no ser paralizado por el miedo. Lo más importante fue un recordatorio y un llamado a los adultos, de que nuestra juventud no es el futuro, “sino el ahora, el presente, el ahora de Dios “.

Comparto mi experiencia con la esperanza de animar a los jóvenes a ir al próximo y a los adultos a tomar un grupo y experimentar el viaje espiritual que la JMJ tiene que ofrecer, al menos una vez, y decir Sí a la misión que Dios tiene para cada uno de nosotros. Dios nunca decepciona.

¡Nos vemos en Lisboa, Portugal en 2022!

  • Janeth es la asistente ejecutiva del obispo auxiliar de Denver monseñor Jorge Rodríguez.

Próximamente: Obispos de Estados Unidos: Cierre del programa de refugiados es “preocupante”

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

Por: ACI Prensa

El presidente del Comité de Migración de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB), Mons. Joe S. Vásquez, calificó de “preocupante” si son ciertos los recientes informes sobre grandes recortes a los programas de reubicación y asilo de refugiados en el país.

El medio Politico.com informó que el Gobierno de turno estaba considerando recortar el límite anual de refugiados para el 2020 a “cero” o a números muy reducidos, es decir, entre 10 mil y 3 mil personas. Esto representa el número total de refugiados que podrían ingresar a los Estados Unidos en el próximo año fiscal.

“Este informe reciente, si es cierto, es preocupante y está en contra de los principios que tenemos como nación y como pueblo, y tiene el potencial de terminar por completo el programa de reubicación de refugiados”, dijo el 19 de julio Mons. Vásquez.

Los informes fueron filtrados a Politico.com por tres individuos cercanos a las recientes reuniones de los funcionarios de seguridad.

Estas cifras representarían una disminución dramática con respecto al límite del 2019: de 30 mil refugiados. En 2018, el límite fue de 45 mil y en 2017 fue de 50, mil. De acuerdo con los datos del Instituto de Políticas de Migración, reportados por el Washington Post, antes de la presidencia de Donald Trump, el límite de inmigración generalmente se estableció, desde la década de 1990, entre 70, mil y 80 mil.

Mons. Vásquez dijo que estaba preocupado por los informes de recortes cuando “el mundo está en medio de la mayor crisis de desplazamiento humanitario en casi un siglo”.

“Me opongo firmemente a cualquier otra reducción del programa de reubicación de refugiados. Ofrecer refugio a aquellos que huyen de la persecución religiosa y de otro tipo ha sido la piedra angular de lo que hizo a este país un lugar fantástico y de bienvenida. La eliminación del programa de reubicación de refugiados los deja en peligro y mantiene a sus familias separadas en los continentes”, sostuvo el Prelado.

El también Arzobispo de Austin señaló que los refugiados ya se someten a un intenso proceso de investigación que a menudo dura entre un año y medio a dos años, e incluye entrevistas extensas y verificación de antecedentes.

“Muchos de estos refugiados tienen vínculos familiares aquí y rápidamente comienzan a trabajar para reconstruir sus vidas y enriquecer sus comunidades”, agregó.

“Como dijo el Papa Francisco, debemos trabajar por la ‘globalización de la solidaridad’ con los refugiados, no por una globalización de la indiferencia. En lugar de cerrar el programa, deberíamos trabajar para restaurar el programa a sus normas históricas de una meta anual de reubicación de 95 mil”, concluyó Vásquez.

A principios de este mes, el Gobierno publicó un nuevo reglamento para los solicitantes de asilo, que establece estos deben probar que también buscaron protección en al menos otro país antes de llegar a Estados Unidos.

La medida, filtrada a Politico.com, parece estar dirigida a la ola de migrantes de los países de América Central, que pasan por México para llegar a la frontera de Estados Unidos.

Trump ha convertido el aumento de las restricciones y regulaciones de inmigración en la piedra angular de su campaña de reelección presidencial de 2020.

El tope final para el número refugiados del año fiscal 2020 se anunciará en septiembre.

Traducido y adaptado por Diego López Marina. Publicado originalmente en CNA

Foto de David Ramos | CNA