56.4 F
Denver
domingo, mayo 19, 2024
InicioSin categorizarUn dúplex donado crea viviendas para profesores de una escuela católica en...

Un dúplex donado crea viviendas para profesores de una escuela católica en Glenwood Springs

¿Qué pasa cuando Dios realmente contesta a nuestras oraciones? Y si cuando dijo, “Pidan y se les dará”, ¿lo dijo en serio?

Situado en las Montañas Rocosas, la parroquia y escuela de Saint Stephen en Glenwood Springs está viendo de primera mano ese cuidado de amor y providencial.

En el 2021, luego de remodelar el salón parroquial la comunidad centró su atención en una remodelación completa de la escuela.

“Fue realmente un esfuerzo comunitario el recaudar todo ese dinero para remodelar la escuela completamente”, dijo Glenda Oliver, directora de la escuela de St. Stephen. “Fue increíble. Derrumbaron todo el edificio hasta los cimientos y rehicieron completamente la escuela. Así que estamos en un nuevo edificio en todos los sentidos”.

Incluso con las nuevas instalaciones, un enfoque misionero y un plan de estudios renovado gracias a los esfuerzos de la Oficina de Escuelas Católicas en los últimos años, la escuela de St. Stephen luchó por ampliar su equipo debido a los desafíos financieros de vivir en Glenwood Springs.

La pintoresca comunidad montañesa cuenta con hermosas vistas de montaña, populares aguas termales y estaciones de esquí, lo que la convierte en un punto de atracción para turistas y visitantes. Sin embargo, para la población local, el costo de la vida supone una dificultad muy seria, ya que el precio promedio de una vivienda supera más de $800,000.

«Al estar en una comunidad turística es realmente caro. Incluso las escuelas públicas están construyendo viviendas para los profesores, si eso sirve como un indicador de como son las cosas», continúa Glenda, reflexionando sobre la dificultad que afrontan las escuelas en sus esfuerzos de contratación.

De hecho, durante el verano del 2023, la escuela intentó contratar a un nuevo profesor de matemáticas y ciencias, pero no pudieron integrarlo al equipo por falta de alojamiento asequible. Incluso después de ponerse en contacto con la comunidad católica local, la administración de la escuela no encontró ninguna opción y el futuro profesor se vio obligado a rechazar la oferta.

Sin embargo, incluso en el medio de graves desafíos, Dios provee, y de maneras más grandes de lo que uno podría imaginar.

Un día, un amigo benefactor que Glenda había hecho durante las remodelaciones de la parroquia y la escuela la llamó para ofrecerle una propiedad en alquiler, un dúplex, como donación a la escuela para alojamiento de profesores.

«¡Fue un regalo enorme! Fue un cambio radical para nosotros», recordó Glenda.

«Esta es una oportunidad increíble y providencial para nuestra comunidad de St. Stephen,» dijo padre Matthew Magee, sacerdote de la parroquia de Saint Stephen, a El Pueblo Católico. «Dios tiene una manera curiosa de sorprendernos, y estoy agradecido tanto con Dios como con el donante por su generosidad inesperada».

El nuevo dúplex ha sido nombrado la «Casa de San José» en honor a las hermanas fundadoras de la escuela, pertenecientes a la orden de San José de Carondelet, y acogerá a nuevos profesores a través de programas como el recién creado Cabrini Teaching Fellows el próximo año escolar.

«Esto es algo que finalmente nos permite ser capaces de traer buena gente aquí porque el alojamiento en esta zona, en particular, es un gran, gran problema», continuó Glenda. «Especialmente para alguien que esta comenzando, es un gran problema. Así que la esperanza es que podamos empezar a atraer a algunos de esos profesores a nuestra escuela, y podamos ayudar a esos maestros jóvenes a convertirse en los maestros que Dios quiere que sean».

El nuevo dúplex dedicado a alojar a los profesores, un regalo que será un gran cambio para la comunidad escolar, brindará a los nuevos profesores la oportunidad de aprender de algunos de los maestros con más experiencia de St. Stephen, de enseñar en una escuela con algunos de los mejores resultados de la zona y de vivir su fe de una manera visible y activa.

«La cultura de nuestra escuela es muy distinta», dijo Glenda. «Es por nuestra fe católica. Los alumnos pueden hablar de Dios, hacer preguntas sobre Él; realmente conocemos a nuestros alumnos a un nivel más profundo que el que nos permite en una escuela pública. Nos relacionamos con los padres. Somos su referente».

«Hay profesores increíbles en muchos lugares,» continuó Glenda. «Pero diré que los educadores católicos que conozco son algunas de las personas más desinteresadas y cariñosas del mundo, y la forma en que lo hacen es a través de Cristo. Cuando Cristo está en el centro de tu vida y eres un verdadero líder servidor, tu vida cambia. Eso lo cambia todo».

André Escaleira, Jr.
André Escaleira, Jr.
André Escaleira es el editor interino de Denver Catholic y El Pueblo Católico, y el gerente de medios digitales para la arquidiócesis de Denver. Nacido en Connecticut, André se mudó a Denver en 2018 para servir como misionero con Christ in the City, donde servió por dos años.
Artículos relacionados

Lo último