V Encuentro: Se hace camino al andar

Obispo Jorge Rodríguez

La comunidad hispana en los Estados Unidos ha comenzado un camino que la llevará al V Encuentro. A nivel parroquial, diocesano, regional y nacional se ha comenzado un camino hacia el V Encuentro, cuya meta principal es la de discernir maneras en que la Iglesia en los Estados Unidos pueda responder mejor a la presencia hispana/latina y fortalecer los modos en que los hispanos responden al llamado de la Nueva Evangelización como discípulos misioneros al servicio de la Iglesia.

Caminando como comunidad, nos damos cuenta de que no hemos llegado. Como en aquel poema de Antonio Machado, que Juan Manuel Serrat inmortalizó en su canción: “Caminante, no hay camino”: “Caminante, son tus huellas / el camino, y nada más;/ caminante, no hay camino, / se hace camino al andar. / Al andar se hace camino, / y al volver la vista atrás / se ve la senda que nunca / se ha de volver a pisar. / Caminante, no hay camino, / sino estelas en la mar.”

Pero el camino del V Encuentro tiene un punto de llegada: el encuentro con el Señor y con los hermanos. Nuestros representantes parroquiales dieron el primer paso y se pusieron en camino hacia el Encuentro Diocesano, que en Denver se tuvo el 16 de septiembre. En febrero se darán cita en el Encuentro Regional en Phoenix, del 23 al 25; y finalmente confluirán en el Encuentro Nacional del 20 al 23 de septiembre en Gaylord, Texas. Pero la verdad es que todos estamos en camino hacia el encuentro con el Señor.

A veces al caminar nos cansamos, miramos atrás y nos regresamos. El camino hacia el V Encuentro -y el camino de nuestra vida- pudiera parecer difícil y largo. Pero no hay que olvidar que es un camino acompañados. Jesus, como con los discípulos de Emaús, camina con nosotros. El camino al V Encuentro es un caminar con Cristo.

Todos estamos en camino al encuentro del Señor. Caminamos para encontrar al Señor cuando nos desplazamos para asistir al necesitado, al que sufre, al enfermo, al que está en la cárcel. Caminamos para encontrar al Señor cuando nos ponemos en oración y recorremos espacios infinitos hasta llegar a la presencia del Dios Altísimo. Caminamos cuando vamos a la Iglesia para celebrar la Eucaristía y nos encontrarnos con el Señor Resucitado. Caminamos en el tiempo para encontrarnos con el Señor que viene al final de nuestra vida. Caminamos en la historia para encontrarnos con el Señor que viene triunfante al final de los tiempos.

Pero el camino del V Encuentro tiene una meta particular: Es un caminar como Iglesia, como Iglesia joven hispana, pero es un caminar que nos transforma mientras caminamos: nos transforma en discípulos y misioneros. Es como decía Machado: no hay camino, tú haces el camino al caminar, tú eres el camino. El encuentro con el Señor va a suceder en ti, en tu corazón, en tu alma. Y ese encuentro, como dice el Señor en el Evangelio llenará tu vida de fruto: los frutos buenos del encuentro son la alegría profunda, la paz, el amor, el fuego apostólico.

Tu caminar es tu discipulado ¡Su fruto es transformarte en fuego apostólico y misionero por la causa del Evangelio! Entonces sí, el camino de tu vida, tu camino hacia el Encuentro será la construcción de una casa sobre la roca que nadie ni nada podrá derribar. La roca en tu vida es tu encuentro con el Señor Jesús.

No vuelvas la mirada atrás porque ya no verás el camino, sino solo “estelas en la mar” (es decir, olas que no te dicen por dónde venía el camino), porque el camino ya no existe. Existes tú, hecho ya un discípulo de Cristo. Y tu único camino es el que tienes adelante: ¡el camino del misionero!

Les invito a entender el camino de la vida y el camino al V Encuentro como una peregrinación espiritual: un camino de Denver, un camino de Phoenix, un camino de cada una de las diócesis que participan; que en la compañía y el intercambio -sobre todo con el viajero invisible que los acompaña- nos va transformando en discípulos que aprenden durante el camino y llegan al lugar de destino transformados en misioneros, con un nuevo sentido en la vida, con una vida nueva, ¡con una vida misionera!

No dejen de informarse sobre este momento eclesial tan importante que la comunidad hispana de la Iglesia en los Estados Unidos está viviendo. El V Encuentro es un tiempo de gracia para tomar consciencia del carácter providencial que tiene la presencia de la comunidad hispana en la Iglesia católica en América y para renovar nuestro compromiso misionero. Visita: https://vencuentro.org/

 

 

 

 

Próximamente: Así se celebró en la la Arquidiócesis a Nuestra Señora de Guadalupe

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

Con misas solemnes, mariachis, matachines, procesiones y representaciones de las apariciones, los fieles de la Arquidiócesis de Denver celebraron el día de Nuestra Señora de Guadalupe el pasado 12 de diciembre. Decenas de fieles compartieron por Facebook con El Pueblo Católico las fotos de sus respectivas celebraciones. Les compartimos algunas de las imágenes:

Parroquia Annunciation Denver.

Parroquia Holy Cross, Thornton

Parroquia Holy Rosary Denver

Parroquia Our Lady of Guadalupe, Denver

 

Parroquia Our Lady Mother of the Church, Commerce City.

Parroquia Queen of Peace, Aurora.

Parroquia Sacred Heart, Boulder.

Parroquia Saint Joseph, Denver

Parroquia Saint Mary, Rifle.

Parroquia Saint Michael the Archangel, Aurora.

Parroquia Saint Pius X, Aurora

 

Parroquia Saint Rose of Lima, Denver.

Parroquia Saint Theresa, Aurora

 

Saint William, Fort Lupton.

Parroquia Saint John the Baptist, Johnstown