52.9 F
Denver
sábado, diciembre 3, 2022
InicioSin categorizarCarta de los obispos de Denver sobre la reanudación de misas públicas

Carta de los obispos de Denver sobre la reanudación de misas públicas

Esta carta fue emitida el 7 de mayo del 2020 por los obispos de Denver.

A los fieles laicos del norte de Colorado:

¡Saludos en Cristo Resucitado!

El 13 de marzo nos unimos a los otros obispos de Colorados para tomar la difícil decisión de suspender las misas públicas en preocupación por el bien común de nuestros feligreses y la población de Colorado, por su salud y seguridad tras la aparición del coronavirus. En ese momento, hace 54 días, no esperábamos que la suspensión se fuera a extender por tanto tiempo, y hemos determinado que ahora es el tiempo para reanudar la celebración pública de la misa de manera limitada y gradual.

HAGA CLIC AQUÍ PARA LEER LAS INSTRUCCIONES

Reconocemos que este tiempo de ayuno de la Eucaristía ha sido un peso particularmente difícil para todos ustedes, especialmente durante Semana Santa, Pascua y el tiempo de Pascua. Verdaderamente ha sido un sacrificio, pero como sucede con cualquier sacrificio, no ha sido en vano. En nuestro estado más de 210 mil personas asisten a misa cada fin de semana de forma regular. Ya que la Iglesia es una de las organizaciones más grandes de Colorado, tenemos la obligación moral de poner de nuestra parte para proteger la salud de nuestros miembros y conciudadanos. Su sacrificio de no poder participar en la misa y recibir la Eucaristía ha ayudado en la meta más grande de limitar considerablemente la propagación del virus y su impacto en los más vulnerables.

En la Arquidiócesis de Denver, la celebración de misas públicas se reanudará el sábado, 9 de mayo. Es importante que todos sepan que las 149 localidades donde comúnmente se celebra la misa en la arquidiócesis varían en tamaño y capacidad; están localizadas en municipalidades diferentes y por eso la manera en que se resuma la celebración de la misa será diferente en cada parroquia. Lo que sí podemos decir es que se tendrá extremo cuidado, se observará un estricto distanciamiento físico y los párrocos consultarán la orientación facilitada por el estado y las autoridades sanitarias locales. Naturalmente, esto significa que el acceso a las misas celebradas en los próximos meses será muy limitado. No procederemos de la misma manera que cuando se cancelaron las misas en marzo. Será importante revisar la página web de su parroquia para ver si se estará ofreciendo la misa, cuándo y qué tendrá que hacer para poder asistir debido a las limitaciones.

Como los fieles seguirán siendo dispensados de la obligación de participar en persona en la misa dominical, aquellos que hagan el esfuerzo de asistir a una misa pública con cupo limitado no deberían esperar asistir con regularidad y deberían estar dispuestos a asistir cualquier día de la semana. También es importante subrayar que aún se recomienda que las personas mayores de 65 años y aquellas con condiciones médicas subyacentes permanezcan en casa. Esto significa que algunos de nuestros sacerdotes que corran alto riesgo y no se sientan cómodos para celebrar misas públicas pueden abstenerse de hacerlo.

A medida que nos acercamos a la fiesta de Pentecostés, pidamos al Espíritu Santo que nos de los dones, frutos y gracias que necesitamos para enfrentar el reto de resumir las misas públicas con gran misericordia y solidaridad.

Sinceramente en Cristo,

Su Exc. Revma. Samuel J. Aquila, S.T.L.

Arzobispo de Denver

Su Exc. Revma. Jorge Rodríguez, S.T.D.

Obispo Auxiliar de Denver

Artículos relacionados

Lo último