85.2 F
Denver
lunes, junio 24, 2024
InicioLocalesArquidiócesis de DenverCuando el Cuerpo de Cristo encuentra el cuerpo de Cristo: Peregrinación Eucarística...

Cuando el Cuerpo de Cristo encuentra el cuerpo de Cristo: Peregrinación Eucarística Nacional se detiene para servir a los pobres

“María, dame tu Corazón: tan hermoso, tan puro, tan inmaculado; tu Corazón tan lleno de amor y de humildad que yo pueda recibir a Jesús en el Pan de Vida y amarlo como tú lo amas y lo sirves en el angustioso disfraz de los pobres”.
– Santa Teresa de Calcuta

Mientras la Iglesia en Denver continúa saliendo, encontrándose con Jesús, presente en la Eucaristía y en medio de nosotros en la Peregrinación Eucarística Nacional, también va a los márgenes en busca de las ovejas perdidas de Jesús.

Después de tres días de viaje en la arquidiócesis de Denver, marcados por visitas a la iglesia St. Ignatius en Rangely, la parroquia Holy Name en Steamboat Springs, la parroquia St. Thomas Aquinas en Boulder, la parroquia St. Joan of Arc en Arvada, el Augustine Institute, la parroquia Light of the World en Littleton y la iglesia católica bizantina Holy Protection en Denver, la peregrinación se dirigió al corazón de Denver.

En el día dedicado al Inmaculado Corazón de María, desbordante de amor por sus hijos, la Iglesia de Denver, acompañada por los peregrinos perpetuos de la Peregrinación Eucarística Nacional, se unió en servicio amoroso a los pobres en el almuerzo en el parque de Christ in the City (“Cristo en la Cuidad”).

El ministerio de Denver, conocido por su divulgación, servicio y amistad con aquellas personas pobres y sin hogar, reunió a docenas de personas, incluidos los peregrinos perpetuos, para un tiempo de comunidad y hermandad durante el almuerzo en el parque.

«¡Fue increíble cuando descubrí que los peregrinos habían comenzado en San Francisco y vinieron hasta Denver! El hecho de que estuvieran en el almuerzo en el parque fue realmente especial. De todos los lugares a los que podrían haber ido en su larga peregrinación, vinieron al almuerzo en el parque», dijo Patrick Hall, un misionero en su segundo año de servicio y que se acerca al final de su servicio con Christ in the City.

El evento regular, que ocurre todos los miércoles y segundos sábados del mes, es el sello distintivo del ministerio de Christ in the City en Denver, creando un espacio acogedor para que las personas sin hogar y los que tienen hogar se encuentren entre sí.

«El almuerzo en el parque se ha convertido en algo así como un picnic familiar», dijo María Seybert, exalumna del programa Christ in the City que está ayudando con su ministerio para el verano, mientras Shayla Elm, la gerente de compromiso comunitario de Christ in the City, sirve como peregrina perpetua con la Peregrinación Eucarística Nacional.

«Servimos la comida e invitamos a todos a unirse y comer juntos. Por lo general, traemos deportes o algo diferente para tener comunidad juntos. Hoy, por ejemplo, tuvimos baile de línea, así que invitamos a nuestros amigos a unirse a nosotros en eso», agregó María, explicando la importancia de construir una verdadera comunidad con sus «amigos en la calle». A través de intereses compartidos, tiempo dedicado en amistad y preocupación genuina, los misioneros de Christ in the City muestran a las personas sin hogar que importan, incluso en un mundo que a menudo les dice lo contrario.

El picnic familiar de este mes incluyó representantes de su familia extendida: la familia de la Iglesia. Con voluntarios no solo de varias parroquias de Denver presentes, sino también los peregrinos perpetuos, el almuerzo en el parque el sábado fue ciertamente especial.

«Ver el testimonio de estos pocos que han viajado tan lejos con Jesús fue algo que me inspiró a encontrar a Jesús más en la Eucaristía, ya sea a través de ir a Adoración más o ir a Misa diaria. En mi propio corazón, rejuveneció mi deseo de estar con Cristo presente en la Eucaristía», compartió María.

Los voluntarios del almuerzo en el parque, los misioneros de Christ in the City y ella estaban emocionados de dar la bienvenida a los peregrinos y, a través de su testimonio, ministerio y oraciones, encontrarse con Jesús de una manera nueva.

«Creo que una gran gracia de su visita fue un rejuvenecimiento de nuestra fe a través de su testimonio de Cristo siendo tan presente en la Eucaristía, porque no están caminando solos. No han viajado todo este camino solos, sino con Cristo, presente con ellos todo el camino», María concluyó.

La presencia de los peregrinos con Christ in the City en el almuerzo en el parque llevó consigo la misma presencia de Jesucristo, con quien habían estado viajando durante semanas. Ellos, como parte del Cuerpo Místico de Cristo y representantes y misioneros del Cuerpo Eucarístico de Cristo, dieron testimonio del deseo propio de Jesús de estar cerca de su pueblo, particularmente de los pobres con quienes él se identifica tan estrechamente.

Para Patrick, fue esa realidad mística lo que más llamó la atención.

«Es muy eucarístico», dijo Hall. «Encontrar a Jesús en las personas pobres, donde Jesús está velado de manera similar a como está en la Eucaristía. Requiere un acto de fe muchas veces creer en la verdadera presencia de Jesús, en la Eucaristía y en los pobres. Pero Jesús nos ha dicho ‘este es mi cuerpo’, y nos ha dicho ‘lo que hiciste por uno de estos hermanos míos más pequeños, a mí me lo hicieron’. Así que nos pide que tengamos esa fe en su presencia».

De hecho, compartió Hall, los peregrinos perpetuos de alguna manera encarnan la invitación a una fe más profunda en la presencia de Jesús en la Eucaristía. A través de su compromiso con Jesús, sus viajes prolongados con él y su tiempo en oración, los peregrinos literal y figurativamente llevan a Cristo a todos los que conocen. De todos los lugares a los que podrían haber hecho una parada, para esos peregrinos hacer una parada en el almuerzo en el parque fue profundo, dijo Hall.

«Ver a la peregrinación eucarística mostrar este acto radical de fe en la presencia de Jesús en la Eucaristía es realmente genial. Tenerlos venir al almuerzo en el parque y realmente ver lo que eso significa para ver a Jesús en los más pobres de los pobres, en los lugares donde es más difícil verlo en los ‘más pequeños de estos’. También es radical. Fue un honor tenerlos con nosotros. Fue simplemente un testimonio realmente hermoso del poder de la Eucaristía y la presencia de Jesús».

¿De dónde viene ese testimonio? ¿Qué lo hace posible?

La capacidad de los peregrinos para representar y compartir el amor de Jesús Eucaristía debe venir de las formas en que los peregrinos mismos han encontrado a Jesús, dijo Nick Verdoni, un exalumno de Christ in the City.

«Fue muy conmovedor en el almuerzo en el parque ver a los peregrinos amando a nuestros amigos sin hogar», dijo Nick, al reflexionar sobre el tiempo pasado con los peregrinos. «Me recuerda que cuando encontramos una película, canción o libro que realmente nos conmueve o nos impacta, tenemos este deseo natural de compartirlo con las personas para que también puedan experimentarlo».

«Es realmente genial ver la forma en que Cristo ha tocado las vidas de estos peregrinos y cómo lo comparten, especialmente con las personas en las calles que pasan junto a la peregrinación y las procesiones, pero también con los pobres», continuó Nick. «El amor que los peregrinos han recibido se desborda y es genial ver eso. Me recordó recibir de Cristo, la fuente de vida y amor, para poder dar a las personas que más lo necesitan».

El Cuerpo Místico de Cristo (la Iglesia), en comunión con el Cuerpo Eucarístico de Cristo, se encontró con el cuerpo de Cristo presente en los pobres el sábado, un día dedicado al Inmaculado Corazón de María, reina y madre de la misma Iglesia.

Así como el Corazón Inmaculado de María rebosa de humilde amor por sus hijos, los corazones de la Iglesia se desbordaron en servicio amoroso y dieron testimonio del Señor Jesús en el Pan de Vida, en la comunidad cristiana católica y en la «angustiosa apariencia de los pobres».

+++

Para obtener más información sobre los próximos eventos con la Peregrinación Eucarística Nacional en la Arquidiócesis de Denver, haz clic aquí.

Para ver más noticias, actualizaciones y fotos de la Peregrinación, haz clic aquí.

André Escaleira, Jr.
André Escaleira, Jr.
André Escaleira es el editor de Denver Catholic y El Pueblo Católico. Nacido en Connecticut, André se mudó a Denver en 2018 para servir como misionero con Christ in the City, donde servió por dos años.
Artículos relacionados

Lo último