26.1 F
Denver
martes, enero 31, 2023
InicioLocalesArzobispo Aquila celebra con gozo a la Morenita

Arzobispo Aquila celebra con gozo a la Morenita

La parroquia Our Lady of Guadalupe, en Denver, se vistió de fiesta y celebró a lo grande los 483 años de la aparición de su patrona, Nuestra Señora de Guadalupe. Y lo hizo con la visita del Arzobispo de Denver.

Aquí las fotografías de Daniel Petty.

Como todos los años, fieles de todas las edades llenaron de cientos y cientos de rosas a la imagen de nuestra Señora, en la tradicional parroquia. Esto comenzó en la víspera del 12 de diciembre, fiesta oficial de la Morenita, y continuó durante las distintas misas y celebraciones que se llevaron a cabo hasta el día de ayer, domingo 14 de diciembre en que el Arzobispo Samuel Aquila celebró la Eucaristía. Se trató de la celebración del tercer domingo de Adviento –domingo de la alegría- en la que también recordó de manera especial, a la Madre de Dios, en la advocación de la Guadalupana.

Antes de terminar la celebración Eucarística, el P. Benito Hernández, párrocoLady_Guadalupe_Feast_1DP9536 de Our Lady of Guadalupe en Denver, entregó a nombre de toda la comunidad parroquial un hermoso regalo al Arzobispo Aquila. Un cuadro con la imagen de la aparición de Nuestra Señora a San Juan Diego.

Al terminar la hermosa ceremonia, adornada con cantos y oraciones, todos los fieles junto al P. Benito Hernández, párroco de Our Lady of Guadalupe, salieron en procesión, precedidos por el Arzobispo Aquila.

A pesar del crudo frío del domingo 14 en Denver, y en plena nieve, los fieles recorrieron las calles aledañas de la parroquia, guiados por el Arzobispo así como por el P. Hernández.  Entre los fieles, también hubo matachines que danzaron para la Madre de Dios.

Lady_Guadalupe_Feast_3DP3240A mitad de camino, el Arzobispo de Denver se detuvo en el convento de las Clarisas Capuchinas, y las bendijo en su misión y servicio a la comunidad.

Fue un gesto muy especial, pues este es el año en que toda la Iglesia celebra a las personas que se han consagrado a Dios.

Tanto la celebración de la Santa Misa, como la procesión de Nuestra Señora de Guadalupe, fueron hermosas manifestaciónes de fe, que ayudaron a muchos a preparar el corazón, de la mano de María, para recibir al Niño Jesús en Navidad.

Artículos relacionados

Lo último