92.1 F
Denver
martes, junio 28, 2022
InicioConoce tu feTestimoniosObispo electo Rodríguez, formador de sacerdotes

Obispo electo Rodríguez, formador de sacerdotes

«Recuerdo que en un par de ocasiones, se burló de sí mismo, acerca de si alguna vez se podría convertir en obispo, pero lo hacía de una manera tal que él pensaba que nunca llegaría a serlo. Me conmueve ver ese sentido del humor y la hermosa ironía de él de ahora realmente habiendo sido nombrado obispo por el Papa».

Esta anécdota del padre Sam Morehead, párroco de All Souls en Englewood, parece ser muy común entre los seminaristas y sacerdotes que tuvieron el privilegio de estudiar junto al nuevo obispo auxiliar de Denver, el padre Jorge Rodríguez. Como ex vicerrector del seminario teológico St. John Vianney, el obispo electo Rodríguez ha jugado un papel crucial en la formación de muchos seminaristas y sacerdotes de hoy en la arquidiócesis de Denver y más allá de ella. El Padre Morehead es sólo uno de los innumerables sacerdotes que han sido directamente impactados por el sentido de cuidado de la gente del obispo electo  y lo qué el Padre Morehead llama un «agudo sentido del humor.»

El padre Morehead entró al seminario en el 2005 y vivió en el mismo piso que el obispo electo Rodríguez en su primer año. El obispo electo acababa de regresar de una de sus misiones como párroco de Stella Maris en la diócesis de Roma para comenzar a enseñar teología y mariología en el Saint John Vianney.

«En el salón de clases, enseñó teología fundamental y también mariología», dijo el padre Morehead a El Pueblo Católico. «Para ver, en ese escenario, un Padre que obviamente amaba su vocación sacerdotal, que tenía pasión por la formación de los jóvenes que iban a ser sacerdotes…Yo me inspiré por el ejemplo de un hombre que amaba lo mejor de la educación, pero también quería relacionarse con las personas. Siempre pude ver que hacia ello conscientemente.

«Él siempre tenía sus homilías muy bien preparadas, dirigidas hacia nosotros y con un contenido abundante”, prosiguió el padre Morehead. «Yo vi el cuidado que puso cuando nos predicaba en el seminario y su deseo de querer inspirarnos».

Ya sea en el aula, la iglesia o la cafetería, el obispo electo Rodríguez era un hombre de integridad y de un amor profundo durante su tiempo como vicerrector.

Por su parte, el padre Mason Fraley, vicario parroquial de la parroquia Immaculate Heart of Mary en Northglenn, asistió al seminario Saint John Vianney entre los años 2009 y 2016 y recordó que una tarde después de un gran almuerzo antes de unas vacaciones, él tenía que caminar cruzando la cocina para llegar hasta su carro.

«Me sorprendió el encontrar [al obispo electo] Rodríguez solo en la parte trasera, llevaba un delantal estaba lavando los platos, a espaldas de la comunidad del seminario mayor», recordó el padre Fraley. «Tal vez nadie había sido asignado para lavar los platos ese día, o los hombres asignados se habían olvidado, pero [el obispo electo] Rodríguez se arremangó la camisa e hizo lo que se necesita hacer. No se quejó ni hizo alardes. Simplemente ayudó al que se le olvido hacer su trabajo».

El padre Fraley  describe al obispo electo como «un hombre honesto, muy trabajador, un hombre de confianza que ama a Dios de una manera especial» y es en este amor especial que el sacerdote fue impactado por este tipo de sacerdote — y hombre — que es.

«Su acto de condescendencia oculta — el vicerrector lavando los platos — me pareció una expresión tan digna de la santidad», dijo el sacerdote. «Es en las pequeñas cosas como esta, donde un verdadero hombre — y sacerdote — revelan casi en secreto el amor de Dios y el deseo de la santidad y ello hace que nazca lo mismo en otros.»

La influencia de obispo electo Rodríguez se extiende más allá de los límites de la arquidiócesis de Denver también. El Padre Brian Hess sirve como párroco asociado de Our Lady of the Mountains en Jackson, Wyoming, y se acercó más al padre Rodríguez durante la segunda parte de sus estudios de Teología en Saint John Vianney a partir 2009 al 2014, tiempo durante el cual el sacerdote sirvió como su formador. Además de la configuración académica formal, vivir en una casa con el obispo electo Rodríguez proporcionó al Padre Hess la oportunidad de verlo en un ambiente informal.

«Vi una autenticidad en él,» recordó el Padre Hess. «Su amor por todo — lo académico, la Iglesia y por nosotros los seminaristas, fue siempre fácil de ver. «Ya sea que estuvieses trabajando con él en un ambiente formal o sentados alrededor de él en una fogata en el patio, nos sentíamos muy bien cuidados».

Como sacerdote, el Padre Morehead está emocionado ante la perspectiva de tener un nuevo obispo que al igual que el arzobispo Samuel J. Aquila fue parte integral en la formación de muchos de los actuales sacerdotes de la arquidiócesis.

«El obispo electo Rodríguez ha estado tan enfocado en la labor de la formación de los sacerdotes de nuestra Arquidiócesis humana, espiritual, intelectual y pastoralmente, que al final es por el bien de la gente», dijo el padre de Morehead. «En la medida que la Iglesia sea ante todo una familia, es bueno saber que tengo en un obispo un padre que me conoce bien ya por un buen tiempo en los últimos años».

El humor del obispo electo Rodríguez se debe haber contagiado por la forma en que formó al Padre Morehead, porque al compartir su confianza en el nuevo obispo auxiliar, le dijo a sus feligreses: «Confió mucho en él— el me dio una A en mariología. «

Artículos relacionados

Artículos populares