55.3 F
Denver
domingo, mayo 22, 2022
InicioRevista¿La Virgen en verdad fue llevada al Cielo?

¿La Virgen en verdad fue llevada al Cielo?

El dogma de la Asunción de la Virgen María al Cielo dice que la Virgen María fue llevada al Cielo en cuerpo y alma.

¿CÓMO CREER EN ESTO SI NO ESTÁ EN LA BIBLIA?

Este dogma no es algo que la Iglesia Católica inventó, sino que es algo que los cristianos han creído desde la antigüedad. Como todo lo demás que hemos recibido a través de la Tradición, sí tiene fundamento bíblico.

El fundamento bíblico tiene que ver precisamente con el hecho de que María es el Arca de la Nueva Alianza, como san Lucas y san Juan lo presentan. Anteriormente veíamos que el arca estaba echa de “madera incorruptible”, entonces ¿cómo María no sería también incorruptible si ella es el cumplimiento de esa prefiguración?

Como hemos visto, san Juan nos dice en el Apocalipsis (11,19 – 12,2) que el Arca ya está en el Cielo, y al ver a María representada por esta Arca, los antiguos cristianos ya hablaban sobre cómo Jesús quiso llevar a María al Cielo, a la Nueva Jerusalén, así como David quiso llevar el Arca de la antigua alianza a Jerusalén.

San Juan Damasceno, por ejemplo, al celebrar la antigua fiesta de este misterio, decía en su homilía:

Hoy la santa e incomparable Virgen entra en el santuario celestial… Hoy la santa y viva arca del Dios vivo, que cargó a su propio creador dentro de sí, llega a su descanso en el templo del Señor… David, su ancestro, salta de alegría” (Siglo VIII).

Asimismo, Modesto de Jerusalén escribió en el siglo VII: “Cuando ella (María) había terminado felizmente su viaje por el mundo… nuestro Dios llamó a su arca de santificación a ser llevada al Cielo… justo como David, su ancestro, había dicho de ella en el Salmo: ‘¡Levántate, Señor, y ven a tu reposo, tú y el arca de tu santificación” (Salmo 132,8). Pero ella no fue llevada por bueyes, como el arca antigua de Moisés, sino que fue escoltada por un ejército de santos ángeles del Cielo”.

Así vemos que esta creencia es antigua y que está enraizada en la Biblia. Además, María fue asunta en cuerpo y alma, pues la Nueva Arca no era solo su alma, sino también su cuerpo que cargó a Dios en sí. Ella es partícipe de la gloria de Dios de una manera singular al ser el Arca de la Nueva Alianza.

Vladimir Mauricio-Pérez
Vladimir Mauricio-Pérez es el editor de El Pueblo Católico y el gerente de comunicaciones y medios de habla hispana de la arquidiócesis de Denver.
Artículos relacionados

Artículos populares