Los hispanos son bienvenidos a las escuelas católicas

Se celebra la semana de escuelas católicas en Denver

Claudia Perez

Claudia Pérez. Foto provista

Claudia Pérez es hispana de tercera generación. Es la segunda de tres hijos y acaba de completar el primer semestre de comunicaciones en la Colorado States University en Fort Collins. Ha tenido un muy buen rendimiento académico y ella admite comenta que, en parte, esto se debe gracias que siempre asistió a escuelas católicas (Saint Pius X en su educación elemental primaria y secundaria y en Bishop Machebeuf para la preparatoria o High School) “Después del trabajo duro que me tomó ir a escuelas católicas estoy recibiendo muchas recompensas”, indicó la joven de 21 años.

Claudia ofreció su testimonio en la reunión anual de líderes hispanos que se realizó en el Centro San Juan Diego el pasado 21 de enero.

“Recibí una educación católica, las clases eran más pequeñas y tenía más retos y gracias a eso pude estar en el cuadro de honor. También como estaba muy involucrada en la escuela pude estar en el comité de estudiantes, era la presidenta”, recuerda Claudia quien indica que algunas de las ventajas que traen las escuelas católicas es que “hay muchas actividades extra curriculares y muchas oportunidades”.

Arturo Pérez, padre de Claudia, originario de Texas e hijo de padres mexicanos, define la escuela católica como “el regalo de la vida” y esto es lo que él le inculca a sus tres hijos. “Es un sacrificio para los padres poner los fondos para apoyar el estudio católico pero al mismo tiempo, creemos que es un regalo que les damos porque ¿qué padre no quiere mejorar la vida de sus hijos?”, dijo Pérez en diálogo con El Pueblo Católico.  “Las escuelas católicas preparan mucho mejor a los estudiantes para los retos que tienen que enfrentar”. indica. “También, en este mundo, que es tan fácil dejar la fe ellos les enseñan a defenderla con buenos argumentos y con un testimonio de vida”, dijo. “En esta arquidiócesis hay muchas oportunidades para estudiar en una escuela católica, ya que siempre se encuentra alguna cerca de donde vives. Son 37 escuelas en total, indicó el padre de Claudia.

Carlos Hernandez, director de Latino Enrolment and Engagement de las escuelas católicas de Denver, destacó la importancia de que los latinos asistan a este tipo de esstablecimiento. “Somos el grupo minoritario más grande y más joven en Estados Unidos y solo el tres por ciento de los estudiantes latinos, asiste a escuelas católicas”.

“Para el 2020 la población latina va a ser la fuerza laboral más importante de los Estados Unidos”, dijo. Sin embargo, los padres de familia muchas veces no se animan a matricular a sus hijos en estas instituciones, básicamente por tres razones: “falta de recursos económicos, falta de información y la barrera del idioma”, dijo.

Hernandez aseguró también que el arzobispo de Denver monseñor Samuel Aquila tiene mucho interés en que más niños y jóvenes de origen hispano estudien en escuelas católicas. “Ofrecemos becas para aquellos que están interesados” indicó el director de Latino Enrolment.

Para comunicarse con Carlos Hernández llame al (303) 715-3200.

Próximamente: Obispos de Colorado piden votar “Sí” para prohibir el aborto tardío en noviembre

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

Los obispos de Colorado publicaron la siguiente carta sobre la iniciativa que podría prohibir el aborto tardío y que aparecerá en la boleta electoral de noviembre.

1 de julio del 2020

El 8 de junio, con apoyo bipartidista, los habitantes de Colorado consiguieron suficientes firmas para asegurar que la prohibición del aborto tardío (actualmente denominada “Iniciativa 120”) apareciera en la boleta electoral de noviembre.

Nosotros, los obispos de Colorado, imploramos a los habitantes de Colorado -especialmente a los fieles católicos- a votar para la prohibición del aborto tardío en la boleta electoral de noviembre. Hemos encomendado esta prohibición al patronazgo de santa Francisca Xavier Cabrini, “la Madre Cabrini”, dado su papel en la ayuda a niños e inmigrantes en Colorado.

Le pedimos a la Madre Cabrini que interceda por todas las familias y niños directamente afectados por el aborto, y por el éxito de este esfuerzo para prohibir el aborto tardío.

Colorado es uno de siete estados en Estados Unidos que no tiene restricciones para tener un aborto con respecto a la edad de gestación. Esto significa que en Colorado niños no nacidos pueden ser asesinados en cualquier momento antes del parto. La mayor parte de estados del país han puesto restricciones el aborto a partir de las 20 semanas de gestación o de la viabilidad del bebé fuera del vientre. Colorado está muy por detrás de otros estados en la protección de la vida de los no nacidos.

Terminar la protección legal del aborto es el objetivo político más importante de los católicos de Colorado porque estos niños son privados del derecho a vivir. Aunque la prohibición del aborto tardío no eliminaría el aborto por completo, sí protegería a los niños que tienen más de 22 semanas de gestación. Este es un cambio positivo del estado actual y promueve una “cultura de vida” que valora a los niños no nacidos. Es un paso en la dirección correcta.

La Iglesia enseña, y la razón humana basada en hallazgos científicos afirma, que la vida humana comienza en la concepción. La Iglesia se opone al aborto bajo el principio moral de que cada persona tiene una dignidad inherente, y por eso ha de ser tratada con el respeto debido a una persona humana. Este es el fundamento de la doctrina social de la Iglesia. Nunca ha habido y nunca habrá una necesidad legítima de abortar a un bebé de 22 semanas en el vientre.

Es nuestro deber como fieles católicos y habitantes de Colorado aprovechar esta oportunidad única para abordar la ley injusta de Colorado y reducir los abortos limitándolo a las 22 semanas. Esto requiere de su participación, votando “SÍ” para prohibir el aborto tardío en la boleta electoral de noviembre.

Madre Cabrini, ruega por nosotros.

Su Exc. Revma. Samuel J. Aquila

Arzobispo de Denver

Su Exc. Revma. Jorge Rodríguez

Obispo Auxiliar de Denver

Su Exc. Revma. Stephen J. Berg

Obispo de Pueblo

Su Exc. Revma. Michael J. Sheridan

Obispo de Colorado Springs