Obispos de Denver se pronuncian sobre la “política de separación de la familia”

archden

Foto de Isaac del Toro. Unsphlash

El arzobispo de Denver monseñor Samuel J. Aquila y el obispo auxiliar monseñor Jorge Rodríguez han publicado la siguiente declaración relacionada con la política de separación de la familia que está siendo utilizada en la frontera entre México y Estados Unidos:

“Nos unimos a nuestros hermanos obispos en los Estados Unidos en un llamado a la administración del presidente Donald Trump para poner fin a su práctica reciente, la cual separa a los niños de sus padres en nuestra frontera en el sur. Estos niños y sus padres a menudo están huyendo de la violencia y nuestro país no debería sumarse a esta situación inhumana. Si bien entendemos el deseo de proteger nuestras fronteras, hacemos un llamado a todos los legisladores a buscar urgentemente el fin de esta política inmoral y a que busquen soluciones que apoyen la cohesión familiar”.

Arzobispo Samuel Aquila y obispo Jorge Rodríguez.

La semana pasada el presidente de la Conferencia de Obispos Católicos, el cardenal Daniel N. DiNardo (Arzobispo de  Galveston-Houston) publicó el siguiente pronunciamiento en la asamblea general de los obispos católicos de los Estados Unidos realizada en Fort Lauderdale, Florida. http://www.usccb.org/news/2018/18-098.cfm

 

A continuación la traducción en español:

Junio 13, 2018

Fort Lauderdale, FL “El asilo es esencialmente un instrumento para preservar el derecho a la vida. La reciente decisión del Procurador General suscita profunda preocupación porque esta, potencialmente, elimina el asilo de muchas mujeres que carecen de protección adecuada. Estas mujeres vulnerables ahora enfrentarán el retorno a peligros extremos de violencia doméstica en su país de origen. La decisión niega décadas de hechos precedentes que han proporcionado protección, particularmente para aquellos que solicitan asilo y que son perseguidos por actores privados.

Instamos a los tribunales y a los legisladores a respetar, a mejorar, a no erosionar el potencial de nuestro sistema de asilo para preservar y proteger el derecho a la vida.

Me uno además al obispo Joe Vásquez, presidente del comité de migración de la USCCB, al condenar el continuo uso de las separaciones de las familias en la frontera entre México y Estados Unidos como una implementación de la política “Tolerancia cero” de la actual administración. Queda a discreción de las leyes de nuestros gobernantes asegurar que estos niños no se separen de sus padres ni sean expuestos a daños ni traumas irreparables. La familia es el elemento fundamental de la sociedad y sus miembros deben poder permanecer juntos. Si bien es importante proteger las fronteras, podemos y debemos hacerlo mejor como gobernantes y como sociedad y encontrar así otras maneras de garantizar esta seguridad. La separación de los bebés de sus madres no es la respuesta y es un acto inmoral”.

 

Próximamente: La fe católica de Kendrick Castillo descrita por su padre

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

La fe católica de Kendrick Castillo descrita por su padre

El joven fue asesinado el pasado 7 de mayo

Aaron Lambert

Amaba el aire libre. Amaba la tecnología. Amaba a sus amigos. Simplemente, amaba.

Kendrick Castillo era un joven fiel, amable y bondadoso, cuya vida fue acortada trágicamente el 7 de mayo, cuando se lanzó contra el atacante que abrió fuego en STEM School Highlands Ranch, dando su vida para proteger a sus amigos. Tenía 18 años y estaba a tres días de graduarse de high school.

El joven estudió en Notre Dame Catholic School, donde su padre, John, asegura que su hijo se había integrado muy bien. Unos días después de su funeral, John contó al El Pueblo Católico que mientras él y su esposa reflexionaban sobre la vida de su hijo y repasaban sus tareas escolares, encontraron una tarea de varios años atrás que les pedía a los estudiantes elegir a un santo. Kendrick eligió a san Juan Bosco.

“Empecé a leer más y a familiarizarme con san Juan Bosco, y me pareció muy significativo que Kendrick lo hubiera elegido porque esa fue la manera en que él vivió su vida”, dijo John. “Modeló su vida según la vida de los santos”.

Tras graduarse de Notre Dame, Kendrick ingresó a STEM School Highlands Ranch. John recuerda estar un poco preocupado por la transición de su hijo de una escuela católica a una no católica. Sin embargo, Kendrick permaneció fiel a quién era y a lo que aprendió en Notre Dame.

“Se esforzó por buscar a personas en su escuela que compartían su fe”, aseguró John sobre el tiempo que su hijo pasó en STEM. “Pero incluso era amigo de aquellos que no practicaban ninguna religión y se juntaba con ellos”.

“Creo que vivía su fe y estoy muy orgulloso de eso”.

Además de siempre bendecir sus alimentos y ser el primero en ofrecerse para ser monaguillo en misas de funerales, Kendrick servía con alegría con los Caballeros de Colón de Notre Dame junto con su padre. Le gustaba, sobre todo, ayudar con los desayunos de pancakes que servían.

Era hijo único y muy cercano a sus padres. “Era más una amistad que una típica relación entre padre e hijo. Teníamos una relación especial”, dijo el padre de Kendrick.

John cree que esa relación de Kendrick con él y con su madre, María, es la razón por la que el joven amaba a otros como lo hacía – y la razón por la cual no dudó en dar su vida por salvar a sus compañeros durante el tiroteo.

“Cuando uno es tan afortunado de tener una relación como la que nosotros tres teníamos, no se da cuenta de que está haciendo las cosas bien”, continuó el padre. “No es que uno haya planeado criar a un hijo de una cierta manera. Si hay amor en la familia, esto es lo que uno hace (…) Él nunca vacilaba a la hora de hacer el bien”.

Cuando se publicó la noticia sobre el acto de Kendrick, muchos noticieros usaron la palabra “héroe” para describirlo. Y aunque John se siente muy orgulloso del acto heroico de su hijo, dijo que su orgullo más grande era la manera en la que su hijo había vivido su vida.

“Creo que Dios lo usó para lo que lo necesitaba. Fue un instrumento, un seguidor fiel… salvó a sus amigos. El hecho de que hizo lo que estaba en su corazón por sus amigos es para mí más poderoso que la palabra ‘héroe’. Esto representa quién era verdaderamente”.

El dolor que John y María tienen que soportar nunca desaparecerá. “Es algo muy difícil”, confesó John con lágrimas. “Kendrick es la persona más devota y santa que he conocido en mi vida. Tenía un bello espíritu. Era mi fortaleza”.

A pesar del dolor, John y María encuentran descanso en la confianza de que Kendrick está disfrutando de la vida eterna en el cielo y de que ahí se reunirán de nuevo con él.

“En verdad creo que Kendrick nos fue prestado a mí y a mi esposa”, concluyó John. “Creo que ahora está con su verdadero Padre”.

Traducido del inglés y adaptado por Vladimir Maurcio-Pérez.