51.5 F
Denver
viernes, febrero 23, 2024
InicioLocalesArquidiócesis de DenverIntención del arzobispo para septiembre: Por Ucrania, la paz y el fin...

Intención del arzobispo para septiembre: Por Ucrania, la paz y el fin de la guerra

“Hasta ahora nada le habéis pedido en mi nombre. Pedid y recibiréis, para que vuestro gozo sea colmado. […] Os he dicho estas cosas para que tengáis paz en mí. En el mundo tendréis tribulación. Pero ¡ánimo!: yo he vencido al mundo” (Jn 16, 24.33).

«Pide y recibirás». Estas palabras de Jesús a sus discípulos son también para nosotros. Estas dos palabras, «pedir» y «recibir», son sinónimos de fe y verdad, dos principios importantes que Jesús enseñó a sus discípulos.

La fe juega un papel importante en la vida del creyente; sin fe, ni siquiera podemos acercarnos a Dios. La fe es una virtud infundida dada por Dios. No podemos adquirirla por nuestra propia cuenta. Con la virtud de la fe podemos acercarnos a Dios y presentarle con confianza nuestras necesidades, sabiendo que somos escuchados.

Jesús nos deja una fórmula simple pero efectiva para pedir cualquier cosa en oración al Padre: «Pide en mi nombre». En el Nombre de Jesús, hay poder, hay paz, hay gozo pleno; y si es la voluntad de Dios, él nos dará lo que pedimos en su nombre.

Cuando invocamos el nombre de Jesús, confiados en la verdad de su palabra, entonces experimentamos paz. Jesús nos dice que en el mundo encontraremos problemas, guerras y conflictos. Es cierto que hoy el mundo está sumergido en dificultades y violencia por todos lados. Cuando los líderes del mundo son incapaces de restaurar la paz y la justicia, siempre nos volvemos a Dios, porque solo él es nuestra ayuda constante.

Por eso nos dice: «Ánimo!: yo he vencido al mundo»; no para que nos desesperemos, no para que tengamos miedo, sino para confiar en él, porque él ya ha vencido al mundo.

Durante el mes de septiembre, oremos con el arzobispo Samuel J. Aquila por la nación de Ucrania; por la paz y el fin de la guerra, y también por la Iglesia católica ucraniana.

Os aseguro también que, si dos de vosotros se ponen de acuerdo en la tierra para pedir algo, sea lo que fuere, lo conseguirán de mi Padre que está en los cielos. Porque donde están dos o tres reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.” (Mt 18, 19-20). Unámonos fielmente en oración con las intenciones de oración de nuestro arzobispo y con el pueblo de Ucrania, en el santo nombre de Jesús. ¡Amén!

Artículos relacionados

Lo último