50.3 F
Denver
martes, abril 16, 2024
InicioConoce tu feBibliaPor qué es difícil leer la Biblia de principio a fin (y...

Por qué es difícil leer la Biblia de principio a fin (y qué puedes hacer)

Por Daniel Campbell, director de la División Laical del seminario St. John Vianney en Denver.

Hoy en día solemos pensar que en los sermones solo se habla sobre la doctrina, la ley y la vivencia de la fe católica. Aunque ciertamente hay algo de verdad en esto, lo que no escuchamos mucho en estos tiempos es la importancia de predicar la historia. Me refiero en particular al relato de la historia de la salvación, tal como está escrita para nosotros en las Sagradas Escrituras: ¿Quién es Dios?, ¿quién es el hombre?, ¿de dónde vino el hombre?, ¿cuál es el plan de Dios para el hombre?, ¿quiénes fueron los personajes, los lugares y los acontecimientos en los que Dios vivió y su plan se manifestó? y así sucesivamente. El problema de no contar la historia es que, sin la puesta de escena, sin el contexto que proporciona la historia, a menudo no podemos comprender el panorama. Debemos conocer la historia para encontrar nuestro lugar en ella.

Por ejemplo, ¿cuántos de ustedes han hecho alguna vez una resolución de Año Nuevo de leer la Biblia de principio a fin? Seguro muchas manos se levantarían si estuviéramos reunidos en persona. Ahora la siguiente pregunta: ¿cuántos de ustedes cumplieron con esa resolución? Seguro la mayoría de las manos bajarían. La última pregunta: ¿cuántos de ustedes que cumplieron con esa resolución entendieron lo que estaban leyendo? Es raro que alguna mano se mantenga levantada. La realidad es que, por ejemplo, empezamos muy bien en enero con el Libro del Génesis: todo el mundo ha oído hablar de Adán y Eva, de Noé y del diluvio, de historias increíbles de los patriarcas Abraham, Isaac, Jacob y José. Asimismo, todos conocemos el Libro del Éxodo: Moisés, las 10 plagas, el mar Rojo… Pero luego leemos Levítico y rápidamente comenzamos a perder la trama: sacrificios, sangre, leyes dietéticas limpias e impuras, ropa que uno debe usar, y así sucesivamente con lo que parece una lista interminable de leyes minuciosamente detalladas. Tal vez nos saltemos al Nuevo Testamento, suponiendo que nuestra lectura será más fácil, ya que estamos más familiarizados con los Evangelios. Aún así nos queda una pregunta persistente: ¿por qué mataron a Jesús?

¿Qué es esta dificultad con la que nos encontramos al leer la Biblia? En pocas palabras, el problema es que perdemos la pista de la historia, el panorama general, el hilo narrativo que une todos los diferentes libros de la Biblia en un conjunto cohesivo. Mucha gente tiene el deseo de leer la palabra de Dios, pero se siente intimidada por ella, asustada, confundida, desconcertada porque trata de un mundo tan lejano al nuestro. ¡Si tan solo supiéramos la historia!

La predicación de la historia de la salvación siempre se destaca dentro de la propia Biblia. Cuando Moisés, por ejemplo, escribe el Libro de Deuteronomio a la generación de israelitas que estaba a punto de apoderarse de la tierra prometida, les da un relato de lo que había sucedido durante el periodo anterior de 40 años. ¿Por qué? Porque está tratando de ganarse los corazones de una nueva generación de creyentes al utilizar la historia. De manera similar, san Pablo escribe sus epístolas teniendo siempre en mente el trasfondo del Antiguo Testamento. ¿Cómo se supone que uno pueda entender los escritos de san Pablo sin conocer las historias de Abraham, Sara, Agar, David o cualquiera de los otros grandes personajes del Antiguo Testamento a los que san Pablo hace referencia con tanta frecuencia?

Quizás no haya mayor ejemplo en las Escrituras del poder de conocer la historia que el encuentro de los dos discípulos de Emaús con Jesús resucitado en Lucas 24, 13-35. Estos dos discípulos, Cleofás y otro discípulo anónimo, están discutiendo la pasión y muerte de Jesús mientras salen de Jerusalén. Jesús, sin embargo, llega entre ellos, aunque no lo reconocen al principio. Lo que sigue es un estudio bíblico impartido por Jesús, que abre las Escrituras y les enseña todo acerca de sí mismo en las Escrituras. De hecho, en un momento incluso los reprende por ser duros de corazón, porque si hubieran conocido la historia del Antiguo Testamento, no habrían abandonado su fe y esperanza en Cristo como el Mesías. ¿Por qué? Porque como escribe el párrafo 134 del Catecismo, “toda la Escritura divina es un libro y este libro es Cristo, porque toda la Escritura divina habla de Cristo, y toda la Escritura divina se cumple en Cristo (Hugo de San Víctor)”. ¡Si supieran la historia!

La Sagrada Escritura es claramente fundamental para nuestra relación con Jesús; de lo contrario, él no habría pasado tanto tiempo enseñando las Escrituras a estos dos discípulos en el camino a Emaús. Como dijo san Jerónimo: «La ignorancia de las Escrituras es ignorancia de Cristo». ¡Debemos conocer la historia para poder conocer a Jesucristo! Los apóstoles evangelizaron el mundo predicando la historia de Jesucristo. Nosotros también encontraremos nuestro lugar en el plan de Dios y conquistaremos nuestra cultura para Cristo solo si conocemos la historia por nosotros mismos.

Acción: Escuela Bíblica Católica de Denver

Este es justamente el enfoque que tomamos en nuestro programa de cuatro años de la Escuela Bíblica Católica de Denver, en el cual los estudiantes aprenden y leen todos los libros de la Biblia. El objetivo general del programa es proporcionar el hilo narrativo desde el Génesis hasta el Apocalipsis en la historia de la Biblia. Queremos ayudarte a comprender la historia narrativa de los actos salvadores de Dios a través de sus patriarcas, profetas y su pueblo, que conducen a la plenitud de la revelación en Jesucristo.

Considerando la cita de san Jerónimo mencionada anteriormente, el corazón de nuestra enseñanza de las Escrituras en nuestra Escuela Bíblica es tratar de brindarte un encuentro con Jesucristo a través de las Escrituras, precisamente enseñándote cómo cada parte de las Escrituras trata sobre Jesucristo. Es por esto que nuestro plan de estudios se centra en el “enfoque narrativo” de las Escrituras, un estudio exhaustivo de la historia de la salvación en cada libro de la Biblia, desde el Génesis hasta el Apocalipsis, para ver cómo las promesas, profecías y pactos de Dios en el Antiguo Testamento se cumplen en la persona y misión de Jesucristo y su Iglesia. Estamos aquí para ayudarte a descubrir todos estos elementos de la historia de la salvación que unen las diversas historias de la Biblia en todo un conjunto que prepara el escenario para la llegada de Cristo. Y queremos brindarte las herramientas y habilidades que necesitas para comprender la historia de la salvación y escuchar nuevamente la invitación de nuestro Señor en las páginas de la Biblia… La invitación a seguirlo.

Para información e inscripciones, visita sjvlaydivision.org/escuela-biblica-en-espanol o llama al 303.715.3195.

Artículos relacionados

Lo último