26.1 F
Denver
martes, enero 31, 2023
InicioActualidadMons. Jorge Rodríguez: "Recordaré a Benedicto XVI como un papa con una...

Mons. Jorge Rodríguez: «Recordaré a Benedicto XVI como un papa con una fe católica inquebrantable»

“Recordaré al papa Benedicto XVI como un papa con una fe católica inquebrantable y como un defensor de la verdadera doctrina de la Iglesia”, dijo el obispo auxiliar de Denver, Mons. Jorge Rodríguez, durante la Misa de Réquiem por el papa emérito Benedicto XVI en la Catedral Basílica de la Inmaculada Concepción de Denver el 5 de enero.

Durante la homilía, el obispo recalcó la humildad, simplicidad y sabiduría que marcaron el servicio Benedicto XVI a la Iglesia antes y después de asumir el ministerio petrino.

“Recuerdo que, cuando san Juan Pablo II falleció, en Roma y en todo el mundo se hablaba de quién podría asumir la responsabilidad después del increíble legado pastoral, espiritual y teológico que Juan Pablo II había dejado a la Iglesia. Dios necesitaba a un hombre humilde, profundamente espiritual y sabio que, con su toque personal y único, pudiera conducir a la Iglesia de la actualidad en la dirección correcta, guiado por el compás de la tradición apostólica de la Iglesia. Dios, en su infinita providencia y sabiduría, lo encontró en Joseph Ratzinger”, aseguró el prelado.

Fue así como este hombre “simple, tímido y apacible” se convertiría en el centro de atención. Sin embargo, este hecho no lo haría perder sus costumbres y maneras simples y finas, dijo el obispo, aludiendo a la declaración del cardenal Francis Stafford, en la que el cardenal describió al papa emérito como un discípulo “que caminaba con Jesús”.

Mas allá de la renuncia de Benedicto XVI al ministerio petrino, hecha “con toda humildad y sinceridad ante Dios”, Mons. Jorge afirmó que el papa emérito sería recordado por la totalidad de su tiempo en la tierra.

“Joseph Ratzinger fue y es un sacerdote santo”, dijo. “Su vocación como profesor y teólogo supusieron una gran contribución a la fe y vida católicas. Fue un pastor dedicado a su iglesia particular […] y un papa excepcional para la Iglesia universal”.

“Es nuestro deber agradecer a Dios por este hombre, Joseph Ratzinger, que nos sirvió como Benedicto XVI y dio su vida por la Iglesia”, continuó. “Murió confesando su amor por Jesús, pidiendo perdón y encomendándose a la misericordia de Dios; una muerte formidable que todos desearíamos tener”.

Por último, Mons. Jorge Rodríguez reflexionó sobre una charla que el entonces cardenal Ratzinger impartió en Roma años atrás acerca de la promulgación del Catecismo de la Iglesia Católica.

“Todo lo que escribía, cada charla que daba, era excepcional. Siempre admiré su sabiduría y fe con las que nos guio a través del Catecismo. Recuerdo que al final cerró su libreta y dijo algo como: ‘Esta es exactamente la fe de mi abuela, la fe que ella creía y que me enseñó a mí’”, recordó el obispo. “Así era él. Nos fortaleció en la fe a través de su ministerio, así como el Señor ha fortalecido a la Iglesia en la misma fe a través del ministerio del papa a través de los siglos”.

Repitiendo la oración inicial de la Misa, Mons. Jorge concluyó: “Oh, Dios, que en tu providencia inefable elegiste a tu siervo Benedicto para presidir sobre tu Iglesia, te pedimos que, después de haber servido como vicario de tu Hijo en la tierra, sea recibido por él en la gloria eterna”.

Vladimir Mauricio-Pérez
Vladimir Mauricio-Pérez es el editor de El Pueblo Católico y el gerente de comunicaciones y medios de habla hispana de la arquidiócesis de Denver.
Artículos relacionados

Lo último