26.1 F
Denver
martes, enero 31, 2023
InicioPaís y MundoOraciones y lecturas para la misa funeral del papa emérito Benedicto XVI

Oraciones y lecturas para la misa funeral del papa emérito Benedicto XVI

El Vaticano ha publicado un folleto de la Misa con las lecturas y oraciones que se pronunciarán durante el funeral de Benedicto XVI.

El Papa Francisco presidirá el funeral de Benedicto XVI el jueves 5 de enero a las 9:30 a. m. (hora de Roma) en la Plaza de San Pedro. He aquí un adelanto de las lecturas y oraciones que se ofrecerán en el funeral del papa Benedicto XVI:

La oración colecta se rezará en latín:

Oremos. Oh Dios, que en tu maravillosa providencia elegiste a tu siervo Benedicto para presidir tu Iglesia, concédenos, te rogamos, que, habiendo servido como Vicario de tu Hijo en la tierra, sea acogido por él en la gloria eterna. Que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Las lecturas de la Misa de funeral del papa emérito Benedicto XVI serán:

 * Isaías 29, 16-19 leído en español
 * Salmo 23 cantado en latín
 * 1 Pedro 1, 3-9 en inglés
 * Evangelio de Lucas 23, 39-46 leído en italiano

En la oración de los fieles, la segunda oración se rezará en alemán:

Por el Papa emérito Benedicto, que se ha dormido en el Señor: que el Pastor eterno lo acoja en su reino de luz y de paz.

Al final de la oración de los fieles, el Papa Francisco rezará:

Dios Padre nuestro, amante de la vida, escucha las oraciones que te elevamos con fe en el Señor resucitado por el Papa emérito Benedicto y por las necesidades de la Iglesia y de nuestro mundo. Concédenos participar contigo en la Jerusalén celestial, donde ya no habrá dolor ni lágrimas. Por Cristo nuestro Señor. Amén.

Oración de las ofrendas:

Mira con agrado, Señor, las ofrendas de tu Iglesia que te invoca y, por el poder de este sacrificio, concédele que, así como pusiste a tu siervo Benito como Sumo Sacerdote de tu rebaño, lo coloques en el número de tus Sacerdotes elegidos en el cielo. Por Cristo nuestro Señor. Amén.

Oración al final de la Plegaria Eucarística III ofrecida en latín:

Acuérdate de tu siervo el Papa emérito Benedicto, a quien has llamado de este mundo a ti. Haz que él, que estuvo unido a tu Hijo en una muerte semejante a la suya, sea también uno con él en su Resurrección, cuando de la tierra resucite en la carne a los que han muerto, y transforme nuestro cuerpo humilde según el modelo de su propio cuerpo glorioso. También a nuestros hermanos y hermanas difuntos, y a todos los que te fueron gratos al pasar de esta vida, dales amable admisión en tu reino. Allí esperamos gozar para siempre de la plenitud de tu gloria, cuando enjugarás toda lágrima de nuestros ojos. Porque viéndote a ti, Dios nuestro, tal como eres, seremos semejantes a ti por los siglos de los siglos y te alabaremos sin fin, por Cristo, Señor nuestro, por quien concedes al mundo todo lo bueno.

La Oración después de la Comunión se rezará en latín:

Oremos. Señor, mientras recibimos el sagrado sustento de tu caridad, te pedimos que tu siervo Benedicto, que fue fiel administrador de tus misterios en la tierra, alabe por siempre tu misericordia en la gloria de los santos. Por Cristo nuestro Señor.

Después de la Comunión, encomienda final y despedida, seguida de un momento de oración en silencio:

Queridos hermanos y hermanas, al celebrar los sagrados misterios hemos abierto nuestras mentes y nuestros corazones a una esperanza llena de alegría; con confianza ofrecemos ahora nuestro último adiós al Papa emérito Benedicto y lo encomendamos a Dios, nuestro Padre misericordioso y amoroso.

Que el Dios de nuestros padres, por Jesucristo, su Hijo único, en el Espíritu Santo, Señor y Dador de vida, libre al Papa emérito Benedicto de la muerte, para que pueda cantar las alabanzas de Dios en la Jerusalén celestial en espera de la resurrección de su cuerpo mortal en el último día.

Que la Santísima Virgen María, Reina de los Apóstoles y Salus Populi Romani, interceda ante el Padre Eterno, para que revele el rostro de Jesús, su Hijo, al Papa Emérito Benedicto y consuele a la Iglesia en su peregrinar por la historia mientras espera el regreso del Señor.

Después de que el papa Francisco inciense los restos mortales de Benedicto XVI, el papa rezará en latín:

Padre bondadoso, encomendamos a tu misericordia al Papa emérito Benedicto, a quien hiciste Sucesor de Pedro y pastor de la Iglesia, intrépido predicador de tu palabra y fiel ministro de los divinos misterios.

Acógelo, te rogamos, en tu morada celestial, para que goce de la gloria eterna con todos tus elegidos. Te damos gracias, Señor, por todas las bendiciones que en tu bondad le concediste para el bien de tu pueblo.

Concédenos el consuelo de la fe y la fuerza de la esperanza.

A ti, Padre, fuente de la vida, por Cristo, vencedor de la muerte, en el Espíritu vivificador, sea todo honor y toda gloria por los siglos de los siglos.

El coro y la congregación cantarán las siguientes antífonas:

Que los ángeles os conduzcan al paraíso; que los mártires vengan a acogeros y os lleven a la ciudad santa, la nueva y eterna Jerusalén.

Que coros de ángeles te acojan y con Lázaro, que ya no es pobre, tengas el descanso eterno.

Finalmente, mientras el féretro de Benedicto XVI es llevado a su lugar de sepultura en la cripta de la Basílica de San Pedro, el coro cantará el Magnificat en latín.

 

Por Courtney Mares/Catholic News Agency

Artículos relacionados

Lo último