55 F
Denver
martes, mayo 24, 2022
InicioActualidadReto cuaresmal: "Aprende a pensar como un apóstol"

Reto cuaresmal: «Aprende a pensar como un apóstol»

Vivimos en un tiempo único, un tiempo que requiere que los católicos aceptemos el reto de aprender a pensar y actuar como los primeros discípulos. Por eso, nuestro arzobispo, Mons. Samuel J. Aquila, invita a todos los fieles de la arquidiócesis de Denver a vivir esta Cuaresma de manera más intencional y a tomar pasos concretos que nos ayuden a adquirir una mentalidad apostólica.

Para facilitar esta preparación, hemos diseñado un calendario cuaresmal con tareas y prácticas basadas en las cinco cualidades claves que definen al discípulo que posee una mentalidad apostólica. Las actividades comienzan el lunes después del Miércoles de Ceniza y culminan antes de Semana Santa.

Puedes encontrar el calendario abajo y también compartir las infografías con los retos de cada semana que se publiquen en nuestra página de Facebook. Además, los invitamos a leer la última edición de la revista de El Pueblo Católico, titulada “Aprende a ver como un discípulo”, que explica cada una de estas cualidades.

 

Semana 1: El apóstol sabe que tiene un llamado único del Padre (3/6 – 3/12)

Versículo para memorizar: “Así te habla Yavé, que te ha creado, Jacob, o que te ha formado, Israel. No temas, porque yo te he rescatado; te he llamado por tu nombre, tú eres mío”.  (Isaías 43,1)

  • Descubre cuáles son tus dones y talentos utilizando una herramienta de evaluación de temperamento.
  • Sé voluntario en tu parroquia.
  • Usa uno de tus dones o talentos para ayudar a una persona.
  • Haz una lista de cinco cosas que te hacen feliz para crear un hábito de gratitud.
  • Haz un examen de conciencia: reflexiona sobre el día y sobre cómo Dios estuvo presente.

 

Semana 2: El apóstol imita a Cristo sin importar el precio (3/13 – 3/19)

Versículo para memorizar: “Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame. Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y el que pierda su vida por causa de mí, la hallará”.  (Mateo 16,24-25)

  • Reza el viacrucis con la disposición de perdonar a las personas que necesitas perdonar.
  • Da limosna: renuncia a una cosa que te brinde comodidad (además de tu penitencia cuaresmal).
  • Ayuna y abstente de comer carne el miércoles y el viernes.
  • Regala cosas materiales que no necesites o que ya no uses.
  • Apártate un momento y ora, como lo hizo Jesús; haz una hora santa.

 

Semana 3: El apóstol confía plenamente en el Espíritu Santo (3/20 – 3/26)

Versículo para memorizar:Y la esperanza no avergüenza; ​​porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado”. (Romanos 5,5)

  • Reza una decena del rosario y medita sobre el don del Espíritu en Pentecostés.
  • Reza la letanía de la confianza.
  • Carga un rosario en tu bolsillo y pide a Dios la gracia de ceder el control y confiar en él.
  • Haz algo que esté fuera de tu zona de confort.
  • Ora en silencio durante una hora escuchando atentamente la voz del Espíritu Santo; si percibes una señal, ¡respóndele! No te quedes pensando.

 

Semana 4: El apóstol está convencido del poder del Evangelio (3/27 – 4/2)

Versículo para memorizar: “En el mundo tendrás aflicción. Pero confía; yo he vencido al mundo”. (Juan 16,33)

  • Reza la Novena del Abandono
  • Ora y medita sobre tus promesas bautismales.
  • Lee el Evangelio todos los días.
  • Únete a un estudio de Biblia (o invita a alguien más a aprender contigo).
  • Regala una Biblia a una persona, escuela, prisión, etc. (o invita a alguien a leerla).
  • Lee y aprende sobre los Padres de la Iglesia.

 

Semana 5: El apóstol es un testigo alegre y contracultural (4/3 – 4/9)

Versículo para memorizar: “Les he dicho todas estas cosas para mi alegría esté en ustedes y su alegría sea completa”. (Juan 15,11)

  • Confiésate.
  • Medita: ¿Tengo «falsos ídolos» en mi vida: cosas o personas que pongo antes que Dios? Entrégalos a Dios con alegría.
  • Ve a Misa al menos una vez entresemana.
  • Reza el rosario afuera de una clínica de abortos o en otro lugar público.
  • Comparte alegremente con alguien el mensaje del Evangelio.
Artículos relacionados

Artículos populares