Programa independiente de reparación y revisión de expedientes: carta del arzobispo Aquila

La siguiente carta del arzobispo Samuel J. Aquila sobre el Programa de Reparación y Reconciliación y una revisión independiente de expedientes fue distribuida en todas las parroquias de la Arquidiócesis de Denver el fin de semana del 5 y 6 de octubre.

 

Queridos hermanos:

Como han de recordar, el pasado mes de febrero las diócesis de Colorado anunciaron la implementación de dos iniciativas para apoyar el continuo proceso de sanación de aquellas personas que fueron abusadas sexualmente por sacerdotes cuando eran menores. Estas dos iniciativas -un programa independiente de reparación y reconciliación y una revisión del historial de expedientes- se implementarán por completo en las próximas semanas y meses.

Durante las últimas décadas nos hemos dedicado a abordar el tema de abuso sexual y a hacer de nuestras iglesias unos de los lugares más seguros para los menores, pero reconocemos que el dolor que ha sido causado por el abuso se tiene que seguir atendiendo continuamente. Sabemos que, para los sobrevivientes de abuso, lo que les fue quitado nunca podrá ser completamente restituido, pero esperamos que estas iniciativas puedan proveer una medida de justicia, validación y sanación para ellos y sus familias.

Programa de reparación y reconciliación

Este programa se iniciará oficialmente en los próximos días, y la información para aquellas personas que deseen participar estará disponible en nuestras páginas web diocesanas. Aquí un par de puntos importantes que usted debe saber:

  • El programa será gestionado de manera independiente por un equipo de administradores reconocidos a nivel nacional y supervisado por un comité de auditoría local compuesto por laicos de diferentes partes del estado.
  • Los administradores evaluarán las denuncias hechas en contra de sacerdotes diocesanos y determinarán una propuesta de reparación para el sobreviviente de abuso.
  • La participación es voluntaria para las personas y la propuesta siempre se puede rechazar. Sin embargo, las diócesis están sujetas a la decisión de los administradores.
  • Los fondos para el programa procederán de los bienes y reservas diocesanas, pero no de donaciones hechas a parroquias, ministerios o escuelas.

Revisión del historial de expedientes

Como parte del acuerdo con el fiscal general de Colorado, una revisión independiente encabezada por el ex fiscal de los Estados Unidos Robert Troyer se encuentra en las etapas finales, y un informe público de sus hallazgos se publicará dentro de poco. Creemos que esto proporcionará un informe transparente de todas las acusaciones fundamentadas del pasado y una evaluación justa de cómo las diócesis han respondido. El informe final de cada diócesis incluirá:

  • Un análisis de las normas y procedimientos vigentes de la diócesis para prevenir y denunciar casos de abuso.
  • Una revisión de cómo la diócesis manejó acusaciones previas, y si esta denunció correctamente las acusaciones a las autoridades policiales, según las leyes estatales correspondientes de ese tiempo.
  • Una lista de todos los sacerdotes diocesanos con una o más acusaciones fundamentadas de abuso sexual a un menor, junto con un resumen de los incidentes y de su manejo.

Como dijimos en el mes de febrero, no cabe duda de que habrá muchos momentos dolorosos en los próximos meses, mientras somos transparentes sacando a la luz la historia de la Iglesia relacionada al abuso sexual de menores. Pero les pedimos que se unan a nosotros en oración por todas las víctimas de abuso sexual, y que mantengamos nuestra confianza en Jesús, el único que puede brindar sanación y paz verdaderas.

Sinceramente,

 

 

Arzobispo Samuel J. Aquila

Visita elpueblocatolico.org para mantenerte informado.

Próximamente: Sacerdote maronita de Denver hace llamado para ayudar a víctimas de la explosión en Líbano

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

La explosión masiva de la semana pasada en Beirut, Líbano, ha dejado al país en gran necesidad. Es por eso que un sacerdote maronita local está pidiendo la intercesión de Nuestra Señora del Líbano para brindar ayuda y consuelo a tantas víctimas.

El padre Andre Mahanna, párroco de la iglesia maronita St. Rafka en Lakewood, hizo un llamado a los partidarios de la Misión de Esperanza y Misericordia de St. Rafka para que se unan en oración y apoyo financiero para ayudar a la gente del Líbano. Según los informes, la explosión mató al menos a 220 personas e hirió al menos a 7,000, cifras que siguen aumentando a medida que las autoridades libanesas continúan la búsqueda entre los escombros.

“Es una masacre humana, cultural, agrícola, religiosa y ambiental”, dijo el padre Andre.

Si bien la Misión de Esperanza y Misericordia de San Rafka es un apostolado cuyo enfoque principal es brindar ayuda a los cristianos perseguidos en el Medio Oriente, el padre Mahanna dijo que a raíz de la explosión, “la necesidad es grande” en el país, por lo que está movilizando voluntarios en tierras del Líbano para ayudar en lo que se pueda. Sobre todo, los hospitales están en extrema necesidad.

“Los principales hospitales de Beirut se vieron muy afectados”, dijo el padre Andre. “Se ha informado que el Room Hospital, el Rosary Hospital, el Jeetawi Hospital, el Rizk Hospital, y el Hotel Dieu Hospital han sufrido daños importantes o han sido completamente disueltos; no pueden operar (sin electricidad) y con uso de linternas para realizar operaciones. Muchos miembros del personal del hospital también resultaron heridos en la explosión. La necesidad es grande: llegaron al tope de su capacidad y se abarrotaron de heridos poco después de la explosión”.

En los días posteriores a la explosión las protestas públicas aumentaron la presión sobre el gobierno libanés, que ya estaba bajo la lupa por la actual crisis económica del país. Se informó que el gobierno sabía sobre el nitrato de amonio y otros químicos explosivos almacenados en el puerto de Beirut, pero no hizo nada al respecto.

A menos de una semana después de la explosión, el 10 de agosto, el gabinete y el primer ministro libanés anunciaron el que dejarían su cargo.

El padre Andre está pidiendo a la gente que considere hacer una donación a la Misión de Esperanza y Misericordia de St. Rafka para ayudar en el Líbano.

“Dios nos ayude a darnos el conocimiento para anticipar a lo que el Líbano despertará mañana y cuáles pueden ser sus necesidades”, dijo. “Dios misericordioso, ayúdanos. Nuestra Señora del Líbano, ruega por nosotros”.

Para hacer una donación, HAZ CLIC AQUÍ. Para asegurarte de que tu donación sea destinada a esta causa urgente, asegúrate de escribir “The Beirut Explosion Food-Medical-Housing and other emergencies relief fund” en la sección del memo.