32.6 F
Denver
sábado, mayo 21, 2022
InicioLocalesDía de la Madre Cabrini: Honrando a la santa de los inmigrantes

Día de la Madre Cabrini: Honrando a la santa de los inmigrantes

Era una inmigrante italiana, una sierva amorosa de los necesitados y la primera santa canonizada por su trabajo en Estados Unidos. Esta santa mujer caminó por las calles de Colorado haciendo la diferencia. Y para reconocer su legado incomparable, el Estado de Colorado tiene un día designado en su honor.

Cada año en Colorado, el primer lunes de octubre se conoce como el Día de la Madre Cabrini (“Cabrini Day”), en honor a Santa Francisca Cabrini.

La Madre Cabrini fue una mujer italiana simple que dejó un legado impresionante en Estados Unidos. Fundó 67 diferentes instituciones, incluyendo escuelas, hospitales y orfanatos.

“Ahora que se acerca el primer Día de la Madre Cabrini apreciamos este reconocimiento como una gran oportunidad para que todo Colorado aprenda más sobre la vida, el legado y los muchos logros que la Madre Cabrini hizo a nuestro estado”, dijeron las Hermanas Misioneras del Sagrado Corazón a El Pueblo Católico.

“Ella cuidó de los más necesitados, incluyendo los niños huérfanos y los inmigrantes que trabajaban en las minas. Su historia está llena de determinación, valor, confianza en el Señor, confianza en sí misma y confianza en el potencial de los demás. Para nosotras en el Santuario de la Madre Cabrini, esta designación se trata de su historia, y estamos entusiasmadas por que las personas aprendan y sean inspiradas por esta gran mujer”.

Una vida de servicio

Francisca Cabrini nació el 15 de julio de 1850 en un pequeño pueblo de Italia, a las afueras de Milán. Era la más pequeña de 13 hermanos. Como nació prematura, era una niña frágil y delicada de salud. Pero esto no impidió que se integrara a una orden religiosa cuando llegó a su juventud.

En 1880 la madre Cabrini fundó las Hermanas Misioneras del Sagrado Corazón de Jesús. Su sueño y el de sus hermanas era el de ir en misión a China. Se le otorgó una audiencia con el papa León XIII para pedirle permiso, pero este le pidió que, en vez de ir al este, fuera al oeste, a Estados Unidos. Muchos inmigrantes italianos habían llegado al país en ese tiempo, y él creía que los talentos de la Madre serían mejor utilizados allí. Tuvo la razón.

Llegó a la ciudad de Nueva York en 1889, donde fundó un orfanato tras varias dificultades. Finalmente llegó a Colorado en 1902, lugar que visitaría en varias ocasiones hasta su muerte. En Colorado sirvió a los inmigrantes que trabajaban en las minas y a sus familias al oeste de Denver.

Después de fundar el orfanato para niñas “Queen of Heaven” en Denver, la Madre Cabrini necesitaba de un campamento de verano para llevarlas. Así descubrió una propiedad al lado este de Lookout Mountain que pertenecía a la ciudad de Golden. Negoció un precio y la compró en 1910, después de haberse hecho ciudadana estadounidense. Tres hermanas comenzaron a vivir en ese lugar y lo mantenían, pues también lo utilizaban para la agricultura.

El único problema era que el terreno no tenía acceso a agua potable. Como cuenta la historia, el mes de septiembre de 1912 la Madre Cabrini les dijo a algunas de las hermanas que se quejaban por estar sedientas que levantaran cierta roca y que comenzaran a escarbar. Las hermanas lo hicieron y encontraron un manantial, el cual no se ha secado hasta el día de hoy. Muchos peregrinos que visitan el Santuario de la Madre Cabrini en Golden dicen que el agua les ha dado sanación y paz en sus vidas.

La ciudad de Denver es muy afortunada de tener el Santuario de la Madre Cabrini tan cerca como un lugar donde uno puede ir a visitar con la familia, orar y aprender más sobre esta gran santa.

La Madre Cabrini murió el 22 de diciembre de 1917 en Chicago y fue canonizada por el papa Pío XII el 7 de julio de 1946. La santa fundó, en promedio, una institución (escuela, hospital u orfanato) por cada año de su vida, 67 en total.

El legado de la Madre Cabrini sigue estando vivo en el Estado de Colorado, y este día especial servirá como un recordatorio perpetuo del amor de Cristo que esta simple mujer derramó en nuestro estado, un amor que la hizo santa.

Aaron Lambert
Aaron Lambert es el editor de Denver Catholic, el medio oficial en inglés de la arquidiócesis de Denver.
Artículos relacionados

Artículos populares