26.1 F
Denver
martes, enero 31, 2023
InicioLocalesLa Lupita nos cubre con su manto, ayer, hoy y siempre

La Lupita nos cubre con su manto, ayer, hoy y siempre

El 12 de diciembre se cumplirán 483 años de la aparición de Nuestra  Señora de Guadalupe en lo que hoy se conoce como México. A lo largo de estos años, su presencia ha tocado los corazones de millones de personas, quienes confiando en Ella se han acercado más al amor misericordioso de Dios.

 “¿No estoy aquí, yo, que soy tu madre?” Estas hermosas palabras que la Virgen de Guadalupe Our Lady of Guadalupe - Blessing of the Elderly

dirigió a San Juan Diego en el año 1531, es una expresión de cómo una madre acompaña a sus hijos donde quiera que estén, teniéndolos siempre presente en sus pensamientos, corazón y rezos.

Nuestra Madre, la Virgen de Guadalupe, desde su milagrosa aparición en el Tepeyac, ha acompañado siempre a sus hijos, a aquellos que vio nacer en la nueva nación mexicana. Allí fue donde por designio y voluntad de Dios, nos regaló la posibilidad de ser “Guadalupanos” a quienes nos acogemos a su maternal protección. Y nos sigue cubriendo con su manto santo, como lo hizo desde la primera vez que se apareció a Juan Diego.

Es admirable descubrir que ese mismo amor protector que ofreció una vez al pueblo mexicano sufriente, lo sigue ofreciendo y ha cruzado fronteras alrededor del mundo. Nosotros, los latinoamericanos que vivimos en Colorado no somos la excepción. Somos bendecidos al saber que la Virgen de Guadalupe ha emigrado con nosotros, inmigrantes que sufrimos al dejar nuestra familia y patria en búsqueda de un mejor futuro. Ella, camina con nosotros en nuestras luchas y sufrimientos diarios en este país.

Cada año es espectacular y motivo de contemplación, ver tanta fe alrededor de la celebración de la fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe, en el templo que se ha consagrado a Ella, para su veneración. La parroquia de Guadalupe en Denver, es el lugar que acoge a miles de hispanos que vienen de todas partes de Colorado a honrar y venerarla, los días 11 y 12 de diciembre. Y este año la Virgencita nos bendecirá, no solo con su poderosa intercesión, sino con su mismo manto santo.

Así pues, el apostolado del manto santo de la Virgen, que se inició en Guadalajara, México para orar por los enfermos y necesitados cubriéndolos con el manto, ha llegado a Denver, hasta la Iglesia de Guadalupe. Es una muestra de cómo la Madre ha querido despojarse de lo poco que tiene, para ofrecérnoslo a nosotros sus hijos, que necesitamos de su protección. El santo manto de la Virgen, bendecido en México para su ministerio en USA, será entronizado este domingo 7 de diciembre a las 8:00am en la Iglesia de Guadalupe. Desde entonces, y por petición de la Virgen de Guadalupe, cada día 12 del mes se celebrará la Santa Misa, donde se dará una pequeña catequesis mariana y posteriormente se impondrá el manto a todos los asistentes. Cada mes habrá una intención especial, pero todos son bienvenidos para ser cubiertos por la protección física y espiritual del Santo Manto de la Virgen de Guadalupe.

“¿No estoy aquí, yo, que soy tu madre?” Estas palabras han resonado por siglos en los corazones, no solo de los mexicanos, sino de todos aquellos que nos acogemos al amor de una Madre que nos cuida, nos nutre y nos llena de esperanza. “Gracias Virgencita por tu intercesión de abrirnos a la esperanza de una acción migratoria anunciada. Cubre con tu Manto Santo al pueblo mexicano que sufre las consecuencias de la violencia, así como lo hiciste desde el primer día que el pueblo mexicano te vio cubrirlo vestida de Sol” AMEN.

 

* El P. Benito es párroco de Our Lady of Guadalupe.

Artículos relacionados

Lo último