88.8 F
Denver
martes, junio 28, 2022
InicioLocalesLegislatura de ColoradoObispos de Colorado escriben carta a políticos sobre la recepción de la...

Obispos de Colorado escriben carta a políticos sobre la recepción de la Eucaristía

"Carta abierta a los políticos y fieles católicos sobre la recepción digna de la comunión"

Queridos hermanos y hermanas en Cristo:

La recién concluida sesión legislativa del 2022 fue difícil para muchos habitantes de Colorado, que vieron con consternación cómo sus legisladores estatales apresuraban, a través de las cámaras del Capitolio, uno de los proyectos de ley a favor del aborto más extremos del país para hacerlo llegar al escritorio del gobernador Polis para ser aprobado.

A medida que el proyecto de ley HB22-1279, la Ley de Equidad en Salud Reproductiva (RHEA por sus siglas en inglés), se abría paso en la legislatura, hubo un fuerte clamor en su contra. Miles de personas escribieron a sus legisladores. Más de 350 personas testificaron en contra de la RHEA en la Cámara, y más de 215 también lo hicieron en el Senado hasta altas horas de la madrugada. La RHEA permite el aborto desde la concepción hasta el nacimiento por cualquier motivo, incluidos la raza, el sexo o una discapacidad del niño.

Según algunos de los legisladores que apoyan la RHEA, esta nueva ley está diseñada para convertir a nuestro estado en un destino y un «refugio seguro»[1] para el aborto. Esperan que las madres embarazadas acudan en masa desde los estados circundantes para abortar si es que se llega a anular el caso Roe vs. Wade. Nos causa una profunda tristeza y angustia saber que algunos legisladores católicos han votado a favor de este proyecto de ley.

Tenemos el gran deseo de conversar sobre el impacto espiritual y cultural de leyes como la RHEA con los políticos de ambos partidos que dicen ser católicos y que representan a la gente de nuestro estado. Como sus pastores, queremos asegurarnos de que entienden la enseñanza de la Iglesia sobre la recepción de la sagrada comunión y la disposición espiritual adecuada para hacerlo. Ya se ha intentado hablar con varios de estos legisladores, pero desafortunadamente muy pocos de ellos han aceptado la invitación a reunirse.

En la votación pública de la Ley de Equidad en Salud Reproductiva quedó claro que varios legisladores católicos apoyan el acto de acabar con la vida de los niños no nacidos y que se declare que un «óvulo fertilizado, embrión o feto» no tiene «derechos independientes o derivados» en Colorado. Estos bebés antes de nacer valen menos que los que han tenido la dicha de nacer, según esta lógica carente de moralidad. Al mismo tiempo, queremos agradecer públicamente a los senadores estatales Barbara Kirkmeyer, Kevin Priola y Jim Smallwood, y al representante Andrés Pico, legisladores católicos que votaron a favor de la protección de los no nacidos y en contra de permitir que nuestro estado pueda despojarlos del derecho a la vida dado por Dios.

Votar a favor de la RHEA supuso la participación en un acto gravemente pecaminoso porque dicho acto facilita el asesinato de bebés inocentes no nacidos, por lo que es muy probable que aquellos políticos católicos que lo han hecho se han colocado fuera de la comunión de la Iglesia.

Como dijimos con nuestros colegas obispos de Estados Unidos en la reciente declaración El misterio de la Eucaristía en la vida de la Iglesia:

Recibir el cuerpo y la sangre de Cristo mientras se está en estado de pecado mortal representa una contradicción. La persona que, por su propia acción, ha roto la comunión con Cristo y su Iglesia, pero recibe el Santísimo Sacramento, actúa de manera incoherente, reclamando y rechazando la comunión al mismo tiempo. Se trata, pues, de un signo discordante, de una mentira: expresa una comunión que, de hecho, se ha roto[2].

Además, recibir la Eucaristía en estado de pecado mortal es un acto sacrílego porque conlleva «una falta de reverencia debida al sagrado cuerpo y sangre de Cristo»[3].

Por último, cuando otros católicos ven que figuras públicas reciben a Jesús en tal estado espiritual, su decisión de ser fieles al Evangelio puede debilitarse. Un político católico o una figura pública que dirige o incita a otros a hacer el mal no respeta el alma de su prójimo y causa lo que la Iglesia define como «escándalo»[4].

Pedimos que aquellos legisladores católicos que viven o rinden culto en Colorado y que han votado a favor de la RHEA se abstengan voluntariamente de recibir la sagrada comunión hasta que haya un arrepentimiento público y reciban la absolución sacramental en la confesión.

La carga de su decisión no descansa sobre los hombros de los sacerdotes, diáconos o ministros extraordinarios laicos de la Eucaristía. Descansa sobre la conciencia y el alma de aquellos políticos que han elegido apoyar esta ley malvada e injusta.

Rezamos para que esta carta y nuestra petición de abstenerse de recibir a Jesús en la Eucaristía estimule una sincera reflexión y conversión de corazón de quienes han contribuido a que este grave acto de injusticia se convierta en ley. No hacemos esta petición a la ligera, pero, como es nuestro deber salvaguardar la fe y cuidar las almas de todos los fieles —incluidos los políticos—, debemos hacerla.

Siempre estamos dispuestos a entablar una conversación con cualquier político católico al que esto corresponda, y queremos que sepan que rezamos regularmente por todos los que ocupan cargos públicos.

 

Atentamente en Cristo,

 

Excmo. Mons. Samuel J. Aquila

Arzobispo de Denver

Excmo. Mons. Jorge H. Rodríguez

Obispo auxiliar de Denver

Excmo. Mons. Stephen J. Berg

Obispo de Pueblo

Excmo. Mons. James R. Golka

Obispo de Colorado Springs

___________________

[1] Tuit de la senadora estatal Brittany Petterson (@petterson4co), 23 de marzo de 2022; Declaración de la senadora Julie González con motivo de la aprobación de la RHEA: https://www.cohousedems.com/joint-release-signed-historic-reproductive-health-equity-act-becomes-law-in-colorado

[2] The Mystery of the Eucharist in the Life of the Church, n.47, USCCB Publishing, enero de 2022.

[3] Ibid., núm. 48.

[4] Catecismo de la Iglesia Católica, núms. 2284-2287

Artículos relacionados

Artículos populares