Cincuenta años de construir juntos la comunidad de Cristo Queen of Peace

Escritor Invitado

Por: Roxanne King

La Parroquia Queen of Peace en Aurora, aunque tiene una feligresía predominantemente de ingresos medios a bajos, es la más diversa en la arquidiócesis y está entre las más concurridas.

Es un faro de esperanza para los inmigrantes, los refugiados, los pobres y para el católico que busca los sacramentos y/o una formación de fe más profunda. Este año la parroquia cumple 50 años, y para continuar su servicio a la congregación y a las comunidades más amplias de católicos y de Aurora, la iglesia necesita construir un nuevo centro parroquial de $ 12.5 millones para reemplazar sus instalaciones antiguas e inseguras. Con $ 4.6 millones comprometidos desde noviembre, un éxito dados los niveles de ingreso de los feligreses, casi han alcanzado su objetivo de campaña de capital de $ 5 millones.

“Este es un gran logro para esta comunidad, que consiste de más del 50 por ciento de inmigrantes”, dijo el padre Félix Medina, párroco desde el año 2013. “Desde el momento en que llegué, he sido consciente de la urgente necesidad de abordar el desafío de nuestro gran crecimiento en feligreses y nuestra falta de instalaciones funcionales para acomodar nuestros muchos servicios y grupos”.

Más de 12.000 personas atraviesan las puertas de la parroquia cada semana y son atendidas por unos 100 ministerios y actividades diferentes, que van desde la misa (6.000 personas asisten semanalmente) y la educación religiosa (1.200 estudiantes están en educación religiosa); al ministerio social, incluida la única cocina de sopas de Aurora, y St. Vincent de Paul Society, apostolados provida que ofrecen ayuda material y espiritual a madres necesitadas, a carismas de fortalecimiento de la fe y grupos culturales.

“El lema de nuestra campaña, es: «Construyendo juntos la comunidad de Cristo», resume lo que nuestra parroquia ha hecho por miles de personas durante estas últimas cinco décadas”, dijo el padre Medina.

En una carta de apoyo para los planes de construcción de la parroquia, el obispo auxiliar de Denver monseñor Jorge Rodríguez estuvo de acuerdo.

Queen of Peace es la parroquia con la mayor diversidad de naciones y personas en la arquidiócesis”, dijo el prelado. “Dios te ha dado la responsabilidad y la bendición de dar la bienvenida y servir a inmigrantes de todo el mundo … que buscan el consuelo de Dios en un lugar nuevo y desconocido”.

“Esta parroquia siempre ha acogido a personas de fuera”, explicó el padre Medina, señalando que inicialmente la parroquia Queen of Peace atendía a personas de todo el país, ubicadas en tres instalaciones militares activas en Aurora, de las cuales solo queda una.

En las últimas décadas, la diversidad étnica en la ciudad ha incrementado, convirtiendo a Aurora en una “ciudad de minoría mayoritaria”, lo que significa que la población total de grupos minoritarios es mayor que los grupos blancos, no hispanos o latinos, según el informe demográfico de 2016. En las Escuelas Públicas de Aurora, 130 países y 166 idiomas están representados entre la población estudiantil.

Padre Feli Medina, párroco de Queen of Peace. Fotos de: Andrew Wright

“El nuevo centro parroquial reunirá a personas de más de 100 naciones”, dijo el padre Medina, refiriéndose a la diversidad de su congregación.

La parroquia determinó en 2005 que su centro ya no era adecuado, pero una desaceleración económica y otros reveses obligaron a la congregación a poner sus esperanzas de un nuevo centro parroquial en espera. Dada la condición deplorable del centro parroquial actual, la espera ya no es una opción.

“Se está deshaciendo”, dijo el padre Medina. “Hay fugas en las salas, fugas en la fundación, moho, amianto, pisos de madera que ya están fuera de código. Las tejas se están cayendo a pedazos. El viejo edificio necesita ser derribado y uno nuevo construido sobre él”.

Para cubrir el costo total del proyecto de construcción, la parroquia planea aumentar las ganancias de la campaña de recaudación de fondos con ahorros y dinero del fondo de construcción, una subvención, un préstamo, la posible venta de una propiedad y mediante la recaudación de fondos entre fuentes externas, como antiguos parroquianos.

Parroquianos reunidos en uno de los salones de Queen of Peace.

El padre Medina, un español nativo que recibió su llamado al sacerdocio por las palabras de San Juan Pablo II mientras asistía a la Jornada Mundial de la Juventud de Denver en 1993 y providencialmente fue enviado para servir aquí, comparó el ministerio de su parroquia con un “nuevo Pentecostés”.

“Hay un Espíritu [aquí], el Espíritu Santo, el Espíritu de Cristo”, dijo. “Es el único Espíritu que nos puede unificar en un nuevo Pentecostés. Las personas eran de todos los países en Pentecostés [en los Hechos de los Apóstoles] y, sin embargo, oyeron que los apóstoles les hablaban en su propio idioma. Hacemos presente ese momento aquí a diario. Cada uno de nosotros es de un rincón diferente del mundo, pero pertenecemos al mismo Cuerpo de Cristo “.

 

QUEEN OF PEACE

Para hacer su donativo:

Llame: 303-364-1056

Visite: www.queenofpeace.net

 

 

 

 

 

Próximamente: Ge´la: Tras padecer de cáncer en la garganta, hoy le canta a Jesús

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

Ge´la: Tras padecer de cáncer en la garganta, hoy le canta a Jesús

Ángela Sandoval, más conocida como Ge´la estuvo en de gira en Colorado

Carmen Elena Villa

La cantante Ge’la

La cantante Ge’la estuvo de visita en Colorado y visitó la Arquidiócesis de Denver. Aquí les presentamos esta entrevista.

Posted by El Pueblo Católico on Thursday, August 16, 2018

La cantante Ángela Sandoval, más conocida como “Ge’la” canta mariachis y baladas para Jesús. Y lo hace desde casi desde que empezó a hablar. Su madre le cuenta que se sentaba en una piedrita a entonar sus primeras melodías.

Su carrera como cantante comenzó a tomar forma cuando ella, a los 14 años, se integró en el coro de la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe en Ontario, California donde vive desde hace 40 años. “Ahí empecé a descubrir que Dios me había dado un don para compartirlo”, dice en diálogo con El Pueblo Católico.

Y como buena mexicana, oriunda de Michoacán, el ritmo de Mariachi fue el que eligió. “Es otra forma de pescar a nuestro pueblo latino con la música de nuestra cultura”, dice.

Además de cantar, a Ge´la le gusta hacer breves prédicas introductorias. La primera vez que se lanzó a hacerlas, fue en un concierto en Oregón. “Le dije al Señor: ‘¡Ayúdame!’ y Él me invitó a contar el testimonio de mi niñez. Mi padre era un alcohólico y, no sé por qué, el Espíritu de Dios me iluminó para que diera ese testimonio entreverando el canto. Vi a mucha gente llorando, niños, jóvenes, varones, es raro ver a un varón llorar en nuestra cultura latina y ver cómo esos corazones fueron tocados a través del canto a través del testimonio”, recuerda.

Cantar para Dios, dice Ge´la, le ha traído frutos que quizás ella nunca se hubiera imaginado: Una mujer, quien acababa de ser abandonada por su esposo, le escribió un correo diciéndole que estaba decidida a quitarse la vida aventándose en su carro a un tráiler. Pero al escuchar la canción de alabanza “No estoy sola”, decidió voltear el timón y evitar el golpe que la hubiera matado instantáneamente.

 

Y Jesús probó su fe

La prueba más difícil de su vida la pasó en el año 2002 cuando, después de unas altas fiebres y una pérdida repentina de peso, le fue diagnosticado un carcinoma en la garganta. Al recibir el diagnóstico ella dijo: “No puedo tener cáncer en mi garganta si yo le canto a mi Señor y a mi Madre santa”. Antes de que fuera operada quiso ofrecer sus últimos conciertos en Wisconsin y Virginia. Era como la despedida de su vida musical. El padre Juan Díaz, sacerdote jesuita y amigo muy cercano de Ge´la, la acompañó a los que serían sus últimos conciertos: “No pude contener mis lágrimas al ver con qué amor Ge´la cantaba y alababa al Señor cuando estaba condenada, quizás a morir muda en unos meses”, recuerda el sacerdote.

El día antes de la operación se fue con su esposo y sus dos hijos a la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe donde había misa y exposición al Santísimo. Ella le dijo en la oración: “Señor, no te pregunto por qué a mí si yo te canto, no Señor, te doy gracias por esta enfermedad que me une un poquito a esta santa cruz de dolor. Lo único que te pido es que sigas iluminando a mis hijos por el buen camino como hasta ahora y haz de mi vida lo que quieras”. Y dijo que después de ese momento se sintió mucho mejor. Al día siguiente sería la cirugía. Pero el médico, el doctor Julio Torres, la sorprendió diciéndole: “Dice la radiografía que el cáncer no está en tu garganta”.

Cuenta Ge´la que al escuchar estas palabras “lloraba como una niña”. Para confirmar que el cáncer había desaparecido ingresaron dos veces con una aguja a la garganta y, comparte la cantante que lo único que salió fue “sangre molida”. “Jesus Sacramentado había hecho un milagro en mi garganta”, asegura. El médico le dijo: “Es como si alguien hubiera entrado y apachurrado el tumor” y Ge´la asegura que fue Jesús quien lo apachurró. “Como médico te digo que la curación ha sido un milagro”, le dijo el doctor Julio Torres.

Recientemente visitó varias parroquias del norte de Colorado cantando, predicando y transmitiendo esa fe en Jesús vivo que ni si quiera el cáncer le arrebataron.