Conozca los nombramientos de párrocos y vicarios parroquioales 2019 – 2020

archden

Párrocos

Los siguientes sacerdotes han recibido el nombramiento de párrocos por un periodo de seis años, será efectivo a partir del próximo 19 de junio:

Padre Ángel Pérez párroco de St. Cajetan, Denver.

Padre Carlos Bello – Ayala, párroco de St. Joseph, Denver.

Padre Ángel Pérez-Brown, párroco de St. John the Baptist, Johnstown y St Nicholas Plattville.

Padre James Crisman V.F, párroco de St. Francis of Assisi en Logmont.

Padre Declan Creighton L.C. párroco de Immaculate Heart  of Mary en Northgleen.

Padre Joseph Lajoie, párroco de Sacred Heart, Denver.

Padre Tomasz Strezebonski, párroco de St. Peter, Greeley.

 

Los siguientes sacerdotes han sido renombrados como párrocos por seis años más:

Padre Felix Medina-Algaba, parroquia Queen of Peace, Aurora.

Padre Hector Chiapa-Villareal, parroquia Saint Theresa en Aurora.

Padre José de Jesús García, parroquia Saint James, Denver.

Padre Timothy Gaines, parroquia Our Lady of the Pines, Confier y St Elizabeth en Buffalo Creek.

Padre James Goggins, parroquia Saint Mary, Greeley.

Padre Timonthy Hjelstrom, parroquia Saint Louis, Lousville.

Padre Martin Lally, parroquia Holy Family, Denver.

Padre Gregg Pedersen, parroquia Our Lady of the Valley, Windsdor.

 

Vicarios parroquiales:

Efectivo a partir del 19 de junio

Padre Francesco Basso, parroquia St. Louis en Englewood.

Padre Xavier Espinoza, parroquia St. Cajetan, Denver.

Padre David Gómez – Limón, parroquia St. Augustine, Brighton.

Padre Fernando Londoño, parroquia St. Anthony of Padua, Denver.

Padre Álvaro Panqueva, parroquia Ascension, Denver.

Padre Crispin Kya Bela Mema Kibambe, parroquia St. Peter, Greeley.

Padre Isidore C. Orjikwe, parroquia Notre Dame, Denver.

Padre Roberto Rodríguez-Cruz, parroquia St. John the Baptist, Johnstown y St. Nicholas, Plattville.

 

Sacerdotes jubilados

El arzobispo anunció la jubilación de los siguientes sacerdotes:

Padre William Jungmann

Padre Bernard Schmitz

 

Otros retiros

Padre Juan Manuel Bonilla, se le dispensa de sus deberes pastorales en la Arquidiócesis de Denver debido a su labor misionera.

 

Otros nombramientos:

Padre Giovanni Capucci J.C.D. nombrado administrador Pro Tempore en la parroquia St. Louis, Englewood, Colorado.

Padre John Nepil, integrante del equipo de formadores del seminario St. John Vianney en Denver.

Padre Manson Fraley, coordinador de Formación Continua de los sacerdotes de la Arquidiócesis de Denver, centro pastoral John Paul II, Denver.

Padre Donatian Kaigoma, capellán de la casa de retiros y campamentos Annunciations Heigths.

Próximamente: Torneo arquidiocesano de futbol crea comunidad a través del deporte

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

El buen ambiente y el olor a carne a la parrilla no faltaron el sábado pasado, cuando con pasión y entrega, jóvenes de diferentes parroquias de la Arquidiócesis de Denver disputaron la final del torneo de futbol para hombres y mujeres, organizado por la Pastoral Juvenil.

(Fotos provistas)

“Aunque fue un torneo muy competitivo, puedo decir que los jóvenes demostraron valores cristianos dentro y fuera del campo”, dijo Alejandra Bravo, coordinadora de la Pastoral Juvenil Hispana de la Arquidiócesis de Denver, señalando cómo el deporte y la fe pueden unirse sanamente y crear comunidad.

El torneo, que contó con la participación de seis equipos de jóvenes adolescentes y jóvenes adultos, acompañados también por dos seminaristas y un sacerdote -el padre José Anibal Chicas de Sacred Heart of Jesus en Boulder-, comenzó el 15 de junio y culminó con la gran final el pasado 13 de julio en Casey Middle School en Boulder.

La final se disputó entre el equipo de jóvenes adultos de Queen of Peace y el equipo “APS”, compuesto por jóvenes adolescentes y adultos de las parroquias Annunciation, Ascension, Presentation of Our Lady, St. Helena, St. Therese y dos seminaristas.

Tras un partido intenso que duró en empate a cero hasta casi el último minuto, el equipo “APS” se coronó campeón por la mínima diferencia.

El grupo de jóvenes adultos de Queen of Peace quedó en segundo lugar y los jóvenes adolescentes de la parroquia Sacred Heart of Jesus en Boulder se llevaron el tercero, seguidos por los jóvenes adolescentes de Ascension y los jóvenes adultos de Our Lady Mother of the Church y de Ascension.

También las porras formaron parte de la competencia y, gracias a su entusiasmo y apoyo, la porra de Our Lady Mother of the Church fue nombrada la mejor.

“Demostraron valores cristianos: apoyaron a jugadores de otros equipos cuando se lastimaban, les echaban porra a todos, fueron comprometidos y nunca faltaron a ningún partido”, aseguró Alejandra.

El premio a la porra más atrevida se otorgó a la porra de Queen of Peace, y la porra más universal fue la de los jóvenes adolescentes de Ascension.

El reconocimiento al mejor portero de la competencia se lo llevó Emily del equipo de jóvenes adolescentes de Ascension, siendo la única mujer que jugó en dicha posición.

“Puedo decir que me siento muy orgullosa de este evento pues fue un evento que fomentó la comunidad y amistad entre los jóvenes”, Alejandra concluyó.

“Las familias de los jóvenes y los párrocos de Sacred Heart se hicieron presentes y brindaron apoyo y ánimo a los jóvenes. Este torneo unió a las familias y aunque veníamos de diferentes parroquias, fuimos una sola Iglesia”.