Si tu ministerio hispano está funcionando, podría calificar para esta ayuda económica

Vladimir Mauricio-Perez

(Foto de Chucho Picón / Aleteia)

The Hispanic Experience” es una de las iniciativas nacionales de Our Sunday Visitor Institute que busca apoyar a ministerios hispanos que ofrezcan innovación y creatividad y que tengan un impacto verdadero en la comunidad hispana. 

El proyecto forma parte de una reestructuración del OSV Institute, que tras haber donado más de $75 millones a programas, ministerios y apostolados católicos a lo largo de más de 100 años, ahora se ha enfocado en ayudar en las “tres necesidades más grandes” de la Iglesia en los Estados Unidos: atraer de nuevo a los millennials, ayudar a los padres de familia y apoyar al ministerio hispano.  

“Nos dimos cuenta de que la comunidad hispana/latina no es simplemente la Iglesia del mañana, sino la Iglesia de hoy. Las estadísticas lo demuestran: en la Iglesia en los Estados Unidos, el 62 porciento de los católicos menores de 18 años son hispanos”, aseguró Jason Shanks, presidente del OSVI Institute. “Vimos que esta es una Iglesia emergente que necesita más atención y recursos pastorales. Necesitamos más líderes hispanos. En algunos lugares y diócesis los hispanos están desatendidos, los padres de familia necesitan apoyo. Así que queremos ayudar a [las personas] a crear más recursos para mejorar este ministerio”. 

El presidente de esta organización, que ya patrocina a ministerios hispanos como el V Encuentro, añadió que a la iniciativa se le designó “La Experiencia Hispana” por el don que los hispanos representan para la Iglesia en este país. 

“Verdaderamente creemos que necesitamos escuchar a nuestros hermanos hispanos/latinos, para que nuestros ministerios y todas las personas en la Iglesia se puedan enriquecer. No se trata tanto de hacerles un favor, sino sobre todo de trabajar con ellos porque creemos que poseen muchos dones y talentos que podemos integrar”, dijo Jason. 

 ¿Cómo puedes saber si tu ministerio califica para recibir esta ayuda? 

Los requisitos básicos piden que la organización o grupo sea sin fines de lucro, que sea reconocida oficialmente por alguna diócesis y que esté en el directorio católico oficial. Esto incluye a parroquias, diócesis y también apostolados o grupos aprobados en su diócesis. 

“Estamos buscando innovación, creatividad y a personas que puedan impulsar y medir el impacto de su ministerio”. “Puede que algo grandioso esté sucediendo en Denver que se pueda comprobar y que digan: ‘Miren, tenemos pruebas; hemos registrado el progreso’”, explicó Jason. 

“Sabemos que en la Iglesia Católica se hacen muchas cosas, pero nadie sabe si verdaderamente están funcionando. Por eso nos quisimos enfocar en soluciones más mesurables y orientadas en obtener resultados. 

Podríamos decir que nuestro instituto se ha convertido en un área de juegos de innovación en la Iglesia Católica: queremos descubrir lo que verdaderamente funciona para después implementarlo a un nivel nacional, en otras diócesis, parroquias y grupos”. 

Los grupos elegidos igualmente recibirán apoyo de expertos a nivel nacional que les ayudarán a optimizar el potencial de su apostolado, entre los cuales se encuentran el Dr. Hosffman Ospino; el padre Agustino Torres, CFR; la Dra. María R. Chavira y el obispo de Cleveland Nelson J. Pérez. 

“Buscamos a organizaciones que sean capaces de hacer cosas de manera original. Buscamos ideas nuevas”, concluyó el presidente del OSV Institute. 

El plazo de solicitud para “The Hispanic Experience” es el 15 de diciembre. Visita https://www.osvinstitute.com/hispanic-experience para más información. 

Próximamente: La fe católica de Kendrick Castillo descrita por su padre

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

La fe católica de Kendrick Castillo descrita por su padre

El joven fue asesinado el pasado 7 de mayo

Aaron Lambert

Amaba el aire libre. Amaba la tecnología. Amaba a sus amigos. Simplemente, amaba.

Kendrick Castillo era un joven fiel, amable y bondadoso, cuya vida fue acortada trágicamente el 7 de mayo, cuando se lanzó contra el atacante que abrió fuego en STEM School Highlands Ranch, dando su vida para proteger a sus amigos. Tenía 18 años y estaba a tres días de graduarse de high school.

El joven estudió en Notre Dame Catholic School, donde su padre, John, asegura que su hijo se había integrado muy bien. Unos días después de su funeral, John contó al El Pueblo Católico que mientras él y su esposa reflexionaban sobre la vida de su hijo y repasaban sus tareas escolares, encontraron una tarea de varios años atrás que les pedía a los estudiantes elegir a un santo. Kendrick eligió a san Juan Bosco.

“Empecé a leer más y a familiarizarme con san Juan Bosco, y me pareció muy significativo que Kendrick lo hubiera elegido porque esa fue la manera en que él vivió su vida”, dijo John. “Modeló su vida según la vida de los santos”.

Tras graduarse de Notre Dame, Kendrick ingresó a STEM School Highlands Ranch. John recuerda estar un poco preocupado por la transición de su hijo de una escuela católica a una no católica. Sin embargo, Kendrick permaneció fiel a quién era y a lo que aprendió en Notre Dame.

“Se esforzó por buscar a personas en su escuela que compartían su fe”, aseguró John sobre el tiempo que su hijo pasó en STEM. “Pero incluso era amigo de aquellos que no practicaban ninguna religión y se juntaba con ellos”.

“Creo que vivía su fe y estoy muy orgulloso de eso”.

Además de siempre bendecir sus alimentos y ser el primero en ofrecerse para ser monaguillo en misas de funerales, Kendrick servía con alegría con los Caballeros de Colón de Notre Dame junto con su padre. Le gustaba, sobre todo, ayudar con los desayunos de pancakes que servían.

Era hijo único y muy cercano a sus padres. “Era más una amistad que una típica relación entre padre e hijo. Teníamos una relación especial”, dijo el padre de Kendrick.

John cree que esa relación de Kendrick con él y con su madre, María, es la razón por la que el joven amaba a otros como lo hacía – y la razón por la cual no dudó en dar su vida por salvar a sus compañeros durante el tiroteo.

“Cuando uno es tan afortunado de tener una relación como la que nosotros tres teníamos, no se da cuenta de que está haciendo las cosas bien”, continuó el padre. “No es que uno haya planeado criar a un hijo de una cierta manera. Si hay amor en la familia, esto es lo que uno hace (…) Él nunca vacilaba a la hora de hacer el bien”.

Cuando se publicó la noticia sobre el acto de Kendrick, muchos noticieros usaron la palabra “héroe” para describirlo. Y aunque John se siente muy orgulloso del acto heroico de su hijo, dijo que su orgullo más grande era la manera en la que su hijo había vivido su vida.

“Creo que Dios lo usó para lo que lo necesitaba. Fue un instrumento, un seguidor fiel… salvó a sus amigos. El hecho de que hizo lo que estaba en su corazón por sus amigos es para mí más poderoso que la palabra ‘héroe’. Esto representa quién era verdaderamente”.

El dolor que John y María tienen que soportar nunca desaparecerá. “Es algo muy difícil”, confesó John con lágrimas. “Kendrick es la persona más devota y santa que he conocido en mi vida. Tenía un bello espíritu. Era mi fortaleza”.

A pesar del dolor, John y María encuentran descanso en la confianza de que Kendrick está disfrutando de la vida eterna en el cielo y de que ahí se reunirán de nuevo con él.

“En verdad creo que Kendrick nos fue prestado a mí y a mi esposa”, concluyó John. “Creo que ahora está con su verdadero Padre”.

Traducido del inglés y adaptado por Vladimir Maurcio-Pérez.