Papá, ¡tú también importas!

Consejos del Papa para el Día del Padre

Vladimir Mauricio-Perez

“Papá, sí importas”, así se podría resumir el mensaje que el Papa Francisco tiene para todo padre de familia. Tras ver las consecuencias y profundas heridas que un papá ausente deja en sus hijos, el Santo Padre se ha referido en distintas ocasiones a los papás, alentándolos a cumplir su misión en el hogar y no solo en el trabajo. La paternidad no es simplemente el proveer por la familia, sino el estar y compartir con ella.

Estos son unos de los consejos que el Papa tiene para los padres:

Está presente

El Papa insiste que el estar presente es uno de los aspectos más importantes del papá. La excusa más común para no hacerlos es: “tengo mucho trabajo”, dice el Pontífice. Pero no es suficiente simplemente estar en el mismo lugar. El papá debe estar cercano al crecimiento de sus hijos “cuando juegan y cuando tienen preocupaciones… cuando se lanzan y cuando tienen miedo, cuando dan un paso equivocado y cuando vuelven a encontrar el camino”.

Transmite lo que importa

Lo que más importa es que el padre le transmita un corazón sabio a su hijo, asegura el Papa. Por eso el papá no debería decir a su hijo: “Estoy orgulloso de ti porque eres precisamente igual a mí”, sino: “Seré feliz cada vez que te vea actuar con sabiduría, y me emocionaré cada vez que te escuche hablar con rectitud. Esto es lo que quise dejarte, para que se convirtiera en algo tuyo: el hábito de sentir y obrar, hablar y juzgar con sabiduría y rectitud”.

Sé compañero y padre

Cuando se quiere ser padre sin ser cercano, se corre el riesgo de ser controlador y “los padres demasiado controladores anulan a los hijos, no los dejan crecer”. Por otro lado, si solo son compañeros sin ser padres, es probable que descuiden sus responsabilidades. “Es verdad que tú debes ser ‘compañero’ de tu hijo, pero sin olvidar que tú eres el padre. Si te comportas solo como un compañero de tu hijo, esto no le hará bien a él,” insiste el Papa.

Corrige sin humillar

Es importante que el padre sepa “corregir con firmeza”. Pero el Sumo Pontífice asegura que se debe hacer bien, sin causar un gran daño físico o psicológico al niño. El Papa da el ejemplo de un padre que dijo: “Algunas veces tengo que castigar un poco a mis hijos… pero nunca bruscamente para no humillarlos”. “¡Qué hermoso!” agrega el Santo Padre, “Debe castigar, lo hace de modo justo, y sigue adelante”.

Papá, sí eres importante

El Papa Francisco entiende que a veces los padres se sienten “inútiles” o “innecesarios”. Pero insiste que el papá trae algo único a la familia simplemente por el don de su masculinidad: “los hijos necesitan encontrar un padre que los espera cuando regresan de sus fracasos. Harán de todo por no admitirlo, para no hacerlo ver, pero lo necesitan; y el no encontrarlo abre en ellos heridas difíciles de cerrar”, concluye el Papa Francisco.

Próximamente: ¿Por qué soy católico?: Por la Biblia

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

Este artículo es parte de una serie de artículos publicado en la última edición de la nueva revisa de “El Pueblo Católico”. Para suscribirte y recibir la revista GRATIS, HAZ CLIC AQUÍ.

La Biblia es más católica de lo que creemos. Muchas personas no saben que no fue la Iglesia la que nació de la Biblia, sino la Biblia la que nació de la Iglesia, nuestra Iglesia Católica.

¿Por qué soy católico?: Por Jesús

En las primeras décadas del cristianismo, el Nuevo Testamento no existía. Los discípulos predicaban por palabra lo que habían aprendido de Jesús. No fue hasta décadas después de la resurrección que lo escribieron.

En ese tiempo había muchos evangelios y cartas que aseguraban tener inspiración divina.

¿Por qué soy católico?: Porque es la Iglesia que Cristo quiso fundar

¿Cómo es que unos sí llegaron a considerarse “divinamente inspirados” y se incluyeron en el Nuevo Testamento y otros no? ¿Quién decidió cuáles eran verdaderos y cuáles no?

Fue la Iglesia Católica, con la inspiración del Espíritu Santo y la autoridad que Jesús le dio, la que decidió la lista de 27 libros que eran divinamente inspirados del Nuevo Testamento en el año 382 d. C., bajo el Papa Dámaso.

¿Por qué soy católico?: Por el perdón de los pecados

¿Cómo lo hicieron? Los obispos y teólogos de ese tiempo investigaron cuáles evangelios y cartas tenían origen apostólico y compararon su contendido con la Tradición que habían recibido de los discípulos por medio de la palabra. Asimismo, construyeron la lista de 46 libros divinamente inspirados del Antiguo Testamento.

Esta colección de 73 libros, que llamamos “Biblia”, no es solo una colección histórica, sino que contiene el mensaje que todo humano debe saber.

Si no lees la Biblia regularmente, te invitamos a que lo hagas. En ella encontrarás la historia de amor más bella de todos los tiempos. Es como una carta de amor que está dirigida a ti personalmente. Léela si quieres conocer a Jesús y podrás decir con san Pablo: “(Cristo) me amó y se entregó a sí mismo por mí” (Gal 2,20).

¿Por qué soy católico?: Porque Jesús está verdaderamente presente en la Eucaristía

Sabías que…

Esta lista de 73 libros se consideró divinamente inspirada por todo cristiano por más de 1,100 años, hasta que Martín Lutero y sus seguidores se deshicieron de siete libros del Antiguo Testamento en la Reforma Protestante en el siglo XVI. Los católicos aún conservan los 73 libros.