Arzobispo Aquila: “La alegría del amor” es relevante y oportuna

Hoy fue publicada la exhortación apostólica post sinodal Amoris Laetitia

archden

El Arzobispo Samuel J. Aquila de Denver ha dicho que la reciente carta del Papa Francisco acerca del matrimonio y la familia es “tanto relevante como importante para nuestro tiempo”, advirtiendo también que merece un estudio detallado y una reflexión cuidadosa.

Bajo el título Amoris Laetitia, o “La alegría del amor”, el documento de 256 páginas publicado el 8 de abril, es la conclusión de un proceso sinodal de dos años en el que se reunieron cientos de obispos junto con el Papa para discutir asuntos relacionados con el matrimonio y la familia. El documento es una “exhortación apostólica post-sinodal”.

El Papa Francisco ha dado a la Iglesia una profunda reflexión sobre el matrimonio cristiano, las complejidades de las relaciones humanas y las luchas que enfrentan las personas en la sociedad moderna”, comentó el Arzobispo Aquila.

El también señaló que “si bien muchos comentaristas y analistas darán a conocer sus interpretaciones en los medios de comunicación en los próximos días” el consejo del Santo Padre es leer cuidadosamente la exhortación. El Arzobispo Aquila dijo que planea compartir su pensar acerca del documento “después de una cuidadosa reflexión y consideración”.

La carta es “tanto relevante como importante para nuestro tiempo”, comentó el Arzobispo, agregando que se siente “agradecido por sus reflexiones [del Papa] sobre el amor en la familia”.

La declaración completa del Arzobispo Aquila aparece debajo:

 

La declaración del Arzobispo sobre “La alegría del amor”

Con Amoris Laetitia (“La alegría del amor”), el Papa Francisco ha dado a la Iglesia una profunda reflexión sobre el matrimonio cristiano, las complejidades de las relaciones humanas y las luchas que enfrentan las personas en la sociedad moderna. A lo largo de la exhortación, el Santo Padre nos llama varias veces a extender la misericordia a los que están en situaciones difíciles mientras que al mismo tiempo transmitimos a la gente la verdad sobre el matrimonio y la familia dada a nosotros por Jesucristo a través de las enseñanzas y la tradición de la Iglesia.

En la introducción de Amoris Laetitia, el Papa Francisco aconseja a todos leer cuidadosamente el documento dada la longitud y complejidad de sus pasajes en asuntos de gran importancia. Si bien muchos comentaristas y analistas darán a conocer sus interpretaciones en los medios de comunicación en los próximos días, el consejo del Santo Padre es importante. Yo también voy a seguir este consejo y compartiré mi pensar después de una cuidadosa reflexión y consideración.

El Papa San Juan Pablo II declaró durante su visita a Australia en 1986: “Así como va la familia, así va la nación y así va todo el mundo en el que vivimos”. Uno no tiene que esforzarse mucho para ver que las familias en todas partes están experimentando las consecuencias de la confusión de nuestra cultura sobre la sexualidad y las relaciones humanas. Por esta razón, las parroquias de la Arquidiócesis de Denver ofrecen apoyo a aquellas personas que están sufriendo a causa de la separación, del tener que criar a los hijos como padres solteros o de haber sido afectados por las ideas acerca de la sexualidad que prevalecen en la cultura.

La exhortación del Papa Francisco es tanto relevante como importante para este tiempo y estoy agradecido por sus reflexiones sobre el amor en la familia ya que invitan a todas las sociedades y culturas al don y a la verdad de la vida matrimonial.

Para leer el documento completo as click aquí

Próximamente: ¿Por qué soy católico?: Por la Biblia

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

Este artículo es parte de una serie de artículos publicado en la última edición de la nueva revisa de “El Pueblo Católico”. Para suscribirte y recibir la revista GRATIS, HAZ CLIC AQUÍ.

La Biblia es más católica de lo que creemos. Muchas personas no saben que no fue la Iglesia la que nació de la Biblia, sino la Biblia la que nació de la Iglesia, nuestra Iglesia Católica.

¿Por qué soy católico?: Por Jesús

En las primeras décadas del cristianismo, el Nuevo Testamento no existía. Los discípulos predicaban por palabra lo que habían aprendido de Jesús. No fue hasta décadas después de la resurrección que lo escribieron.

En ese tiempo había muchos evangelios y cartas que aseguraban tener inspiración divina.

¿Por qué soy católico?: Porque es la Iglesia que Cristo quiso fundar

¿Cómo es que unos sí llegaron a considerarse “divinamente inspirados” y se incluyeron en el Nuevo Testamento y otros no? ¿Quién decidió cuáles eran verdaderos y cuáles no?

Fue la Iglesia Católica, con la inspiración del Espíritu Santo y la autoridad que Jesús le dio, la que decidió la lista de 27 libros que eran divinamente inspirados del Nuevo Testamento en el año 382 d. C., bajo el Papa Dámaso.

¿Por qué soy católico?: Por el perdón de los pecados

¿Cómo lo hicieron? Los obispos y teólogos de ese tiempo investigaron cuáles evangelios y cartas tenían origen apostólico y compararon su contendido con la Tradición que habían recibido de los discípulos por medio de la palabra. Asimismo, construyeron la lista de 46 libros divinamente inspirados del Antiguo Testamento.

Esta colección de 73 libros, que llamamos “Biblia”, no es solo una colección histórica, sino que contiene el mensaje que todo humano debe saber.

Si no lees la Biblia regularmente, te invitamos a que lo hagas. En ella encontrarás la historia de amor más bella de todos los tiempos. Es como una carta de amor que está dirigida a ti personalmente. Léela si quieres conocer a Jesús y podrás decir con san Pablo: “(Cristo) me amó y se entregó a sí mismo por mí” (Gal 2,20).

¿Por qué soy católico?: Porque Jesús está verdaderamente presente en la Eucaristía

Sabías que…

Esta lista de 73 libros se consideró divinamente inspirada por todo cristiano por más de 1,100 años, hasta que Martín Lutero y sus seguidores se deshicieron de siete libros del Antiguo Testamento en la Reforma Protestante en el siglo XVI. Los católicos aún conservan los 73 libros.