Fotonoticias: Cientos de hispanos se unieron a la procesión de Corpus Christi por las calles de Denver

Vladimir Mauricio-Perez

Con cantos y oraciones, cientos de católicos de la Arquidiócesis de Denver se dieron cita en las calles de Denver para dar testimonio de la presencia real de Jesús en la Eucaristía el pasado jueves, 20 de junio.

(Foto de Brandon Ortega)

La tarde comenzó con una misa en la parroquia Sacred Heart de Denver repleta de fieles de diversas parroquias y movimientos de la arquidiócesis.

(Foto de Vladimir Mauricio-Perez)

El obispo auxiliar de Denver, monseñor Jorge Rodríguez, presidió la celebración eucarística, mientras docenas de fieles escuchaban desde fuera de la iglesia. El obispo de Latacunga, Ecuador, monseñor Giovanni Paz Hurtado, también estuvo presente y concelebró junto a otros sacerdotes de la Arquidiócesis de Denver.

(Foto de Brandon Ortega)

En su homilía, el obispo Jorge alentó a los presentes a mantener esta tradición de Corpus Christi, en la que se da testimonio de Jesús públicamente, incluso ante la indiferencia de unos y el antagonismo de otros, con la esperanza de que esta tradición crezca anualmente.

 

(Foto de Vladimir Mauricio-Perez)

La misma reacción descrita por el obispo Jorge en su homilía se hizo realidad en las decenas de personas que con curiosidad, indiferencia o desdén observaban a la multitud de católicos dar testimonio público de su fe.

(Foto de Vladimir Maurcio-Perez)

(Foto de Vladimir Mauricio-Perez)

El movimiento Adoración Nocturna encabezó la procesión, por ser esta una tradición ya establecida en su espiritualidad de adoración eucarística.

(Foto de Clemente Carballo)

(Foto de Clemente Carballo)

(Foto de Clemente Carballo)

Entre los demás movimientos presentes, con camisetas o estandartes que los definían, se encontraban: Apóstoles de la Palabra, Movimiento Familiar Cristiano, Cursillos de Cristiandad, Renovación Carismática, Encuentro Matrimonial, Prevención y Rescate, Pequeñas Comunidades, Enriquecimiento Matrimonial, Kairós, la Pastoral Juvenil y miembros de diferentes parroquias a través de la arquidiócesis.

 

(Foto de Vladimir Mauricio-Perez)

(Foto de Clemente Carballo)

La procesión culminó con la llegada a la parroquia Annunciation, a una milla de distancia.

(Foto de Clemente Carballo)

Fuera de la iglesia se impartió la bendición solemne, después de la cual decenas de adoradores nocturnos y otros fieles permaneciaron adorando a Jesús Sacramentado.

(Foto de Clemente Carballo)

Para ver más fotos y videos de este evento, ¡síguenos en Facebook!

Próximamente: ¿Por qué soy católico?: Por la Biblia

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

Este artículo es parte de una serie de artículos publicado en la última edición de la nueva revisa de “El Pueblo Católico”. Para suscribirte y recibir la revista GRATIS, HAZ CLIC AQUÍ.

La Biblia es más católica de lo que creemos. Muchas personas no saben que no fue la Iglesia la que nació de la Biblia, sino la Biblia la que nació de la Iglesia, nuestra Iglesia Católica.

¿Por qué soy católico?: Por Jesús

En las primeras décadas del cristianismo, el Nuevo Testamento no existía. Los discípulos predicaban por palabra lo que habían aprendido de Jesús. No fue hasta décadas después de la resurrección que lo escribieron.

En ese tiempo había muchos evangelios y cartas que aseguraban tener inspiración divina.

¿Por qué soy católico?: Porque es la Iglesia que Cristo quiso fundar

¿Cómo es que unos sí llegaron a considerarse “divinamente inspirados” y se incluyeron en el Nuevo Testamento y otros no? ¿Quién decidió cuáles eran verdaderos y cuáles no?

Fue la Iglesia Católica, con la inspiración del Espíritu Santo y la autoridad que Jesús le dio, la que decidió la lista de 27 libros que eran divinamente inspirados del Nuevo Testamento en el año 382 d. C., bajo el Papa Dámaso.

¿Por qué soy católico?: Por el perdón de los pecados

¿Cómo lo hicieron? Los obispos y teólogos de ese tiempo investigaron cuáles evangelios y cartas tenían origen apostólico y compararon su contendido con la Tradición que habían recibido de los discípulos por medio de la palabra. Asimismo, construyeron la lista de 46 libros divinamente inspirados del Antiguo Testamento.

Esta colección de 73 libros, que llamamos “Biblia”, no es solo una colección histórica, sino que contiene el mensaje que todo humano debe saber.

Si no lees la Biblia regularmente, te invitamos a que lo hagas. En ella encontrarás la historia de amor más bella de todos los tiempos. Es como una carta de amor que está dirigida a ti personalmente. Léela si quieres conocer a Jesús y podrás decir con san Pablo: “(Cristo) me amó y se entregó a sí mismo por mí” (Gal 2,20).

¿Por qué soy católico?: Porque Jesús está verdaderamente presente en la Eucaristía

Sabías que…

Esta lista de 73 libros se consideró divinamente inspirada por todo cristiano por más de 1,100 años, hasta que Martín Lutero y sus seguidores se deshicieron de siete libros del Antiguo Testamento en la Reforma Protestante en el siglo XVI. Los católicos aún conservan los 73 libros.